Goleada en el amistoso

El estadio

Se asombra Iglesias, don Pablo, de lo mucho que ha coincidido su mensaje con el de Rivera, don Albert, en el bar de Évole, don Jordi. Ya le gustaría. El pobre quedó hecho unos zorros tras someterse a la comparativa en el mismo medio en el que cimentó su fama, la televisión.

Claro que una cosa es ir de panfletario, disparando desde una trinchera sin responsabilidades, y otra muy distinta, salir de ella y ponerse a dar trigo.

El encuentro en el bar no era exactamente un debate, claro. Era un partido amistoso de pretemporada, pero incluso en las pachangas de playa los mirones saben quiénes tiene idea de fútbol y quiénes especulan constantemente en sus esfuerzos por disimular carencias fundamentales en el pase, el regate o el tiro a puerta.

La goleada fue de escándalo, aunque jugasen sin marcador. Lo podrán reconocer o no sus respectivas aficiones, pero el cronista imparcial que haya ido al campo sin la voluntad ganada de antemano, ha tenido que morderse varias veces la mano para no repetir en cada párrafo ese tremendo topicazo que es decir “solo hubo un equipo sobre el terreno de juego”, o ese otro tan notable o más, de escribir que “ganaron sin despeinarse”.

Al perdedor siempre le quedará el consuelo de pensar que en este país nadie entiende de fútbol porque nos movemos por los colores de las camisetas, y ya que no había marcador, alguno pudo creer que es un fino estilista. Pero como ocurre con todos los consuelos y consoladores, es un pensamiento que solo sirve para no pasar la noche llorando.

Es evidente que hay que entrenar más, estudiar más y conocer mejor el reglamento, sobre todo la parte mollar de la economía. De lo contrario será uno de los principales candidatos al descenso. Esto es, a venir del estrellato para estrellarse. No es opinión de sabio futbolero, es una evidencia.

Un comentario a “Goleada en el amistoso”

  1. CANDIDO

    Muy de acuerdo con tu valoración del “debate” o mejor cara a cara.
    Rivera dio frescor a la conversación con soluciones concretas a las cuestiones planteadas y eso que dicen que no”tiene experiencia”. Yo creo que afortunadamente, después de lo visto, es mejor no tener experiencia……

Comenta