Un gemelo en el puño (y II)

Aurora escribe en La Voz, de Madrid

Con solo un año de presidencia, Gerardo Machado proyecta levantarse un monumento. Lo cuenta Alejo Carpentier en la semblanza que traza del sátrapa cubano.

Ayer contábamos el hallazgo en las tripas de un escualo del brazo que perteneció en vida a una de sus víctimas, Claudio Bouzón. Cuando Aurora Latas, su viuda, lee que la prensa española los tiene por coruñeses, pide recado de escribir y engarza una carta salpicada de faltas ortográficas en la que dice:

“En el periódico del domingo día 15 (enero 1933), he leído un escrito refiriéndose a lo de un obrero español en Cuba, en el que decía que su señora estaría en La Coruña. Le pido encarecidamente que tenga en cuenta que la viuda del español Claudio Bouzón, que fue asesinado por el presidente Machado en Cuba, reside en España, sí; pero en su tierra natal que es Lugo, no La Coruña. El día 13 de enero hizo cinco años de su muerte, el 20 del mismo mes di a luz una niña que no conoció a su padre y el día 26, unos pescadores cazaron el tiburón que en el vientre tenía un brazo del español obrero, que era el de mi marido. Señor redactor: deseo que usted, el día que publique algún escrito, haga que sepan que estoy en Lugo con mi madre. ¿Qué remedio me quedó sino el de venir con mi familia? Pues si ustedes me necesitan para alguna cosa, estoy en la calle de San Froilán, 19 (Lugo), y me llamo Aurora Latas”.

La niña a la que hace referencia Aurora fue bautizada como Rosa Purificación Bouzón Latas y para contradecir el lucensismo tan reivindicado por su madre, fallece en A Coruña el 11 de abril de 2012, a los 84 años de edad, para luego ser enterrada en el cementerio de Santa Cecilia de Feáns.

La historia de sus padres y la suya propia bien merecen un lugar de honor en esta colección de lucenses reñidos con la celebridad. La historia de un gemelo en la puñeta.

Comenta