La doble vida

Lo acabamos de reelegir para que nos presida otros cuatro años y en la primera encuesta que se pone a tiro coincidimos en que es el peor gobernante de la democracia, el peor gestor de la economía, el peor valedor de España en el extranjero, el que menos ha hecho por fortalecer el país y el más nefasto en varias disciplinas más. ¿Quién vota en las generales?
Nos pasó lo mismo, salvadas sean las distancias, con el esperpento que mandamos a Eurovisión. Se dio la posibilidad de que fuese fruto de una votación y cuando se conocieron los resultados, todo el mundo estaba convencido de que haríamosel ridículo estupendamente bien.
Podría ser cosa de pensar que los votantes están constituidos por una masa troglodita que aflora en cada convocatoria, dice lo que le parece y se agazapa en la caverna hasta la próxima. Ahí os queda eso. O quizás se trate del mismo caso que ocurre con los documentales de la 2, ésos que todo el mundo dice que sigue con fruición, aunque después el share demuestra que el más visto es De Tripas Corazón. O con la música clásica, que todo el mundo adora, aunque sólo se oyen machaquinas taladradoras con el mismo sentimiento musical que el de una impresora, chacapún, chacapún. Al mismo que la lleva en el coche a todo meter le preguntas por sus gustos y dice que se derrite con Mahler.
Lo malo abunda y nos gusta. De otra forma no se explica que las cadenas de televisión paguen millonadas para que unos desarrapados cerebrales ocupen horas y horas de programación sin más méritos que martirizar el castellano con latiguillos pedestres y razonamientos propios de la cabaña bovina. Eso sí, nos cuesta reconocerlo y cuando alguien se acerca con pintas de encuestador, sacamos a relucir el crítico exquisito que llevamos dentro:
_¿Zapatero? ¡Lo peor!

37 Comentarios a “La doble vida”

  1. jabato

    Estoy sustancialmente de acuerdo con lo que dice, en su extenso mensaje, el Sr. Valcarce (que me antecede hoy en el uso de esta bitácora). Tal vez no hubiera empleado yo un tono tan dramático y agresivo, pero es de reconocer que dice verdades como puños.

    Sin embargo, lo que yo quisiera comentar es la reflexión con la que el Sr. Cora encabeza su artículo de hoy: ¿quién votó en las elecciones generales? ¿votó la misma España que hoy manifiesta en una encuesta (no creo demasiado en estas cosas, pero indudablemente tienen su valor) una opinión absolutamente negativa del Presidente del Gobierno al que acaban de apoyar masivamente en las urnas?.

    Si caemos en la simplificación fácil, podríamos decir que, o bien los españoles se equivocaron en marzo, o bien se equivocan ahora. Yo no creo que las cosas sean tan sencillas, pero sí quisiera plantear una cuestión a todos y cada uno de los votantes del PSOE en las pasadas elecciones generales: si hubieran sabido lo que hoy saben, si estuvieran advertidos de la crisis que entonces se avecinaba y ahora ha llegado, ¿habrían votado al mismo partido?.

    Los que entienden la militancia o simpatía con un partido político como una religión, dirán siempre que sí. Para ellos, el PSOE, el PP, el partido que les roba el corazón será siempre el mejor, aunque eche el país por la ventana.

    Al plantear mi cuestión, pienso más bien en el electorado independiente, en el que no milita ni tiene una simpatía manifiesta y consolidada por un partido determinado.

    Al que votara al PSOE siendo consciente de que la situación podría ponerse como se ha puesto, y aún así creyera que el Gobierno actual era el mejor para gestionar la profunda crisis en la que, nadie se engañe, sólo estamos comenzando a entrar, a este votante, digo, nada tengo que objetarle: su opinión vale, al menos, tanto como la mía.

    Ahora bien, al que de ser consciente de la situación actual en el momento de emitir el voto, sí le insto a valorar hasta qué punto le engañaron. Y no me vale la excusa de que la crisis era imprevisible; tanto si el gobierno la preveía como si no, no es apto para gestionarla. Si la previó, porque nos engañaron; si no la previó, porque demuestran su incompetencia.

    ¿Que las elecciones ya han pasado y a estas alturas nadie puede retirar su voto de la urna?. Desde luego, pero la gran ventaja del sistema democrático (con tremendas carencias, pero democrático al fin y al cabo) que tenemos es que pronto se volverán a abrir las urnas.

    A aquellos que votaron a ZP en la urna y ahora en la encuesta le declaran el Presidente más incompetente de la democracia, sí les sugeriría que hicieran, antes de votar en la próxima ocasión que tengan de hacerlo, una profunda reflexión acerca de esta última experiencia. Si el voto fuera mucho más reflexivo de lo que es, y tratáramos de ver más allá de nuestras narices y de la nube mediática que nos envuelve, otro gallo nos cantaría y otros políticos tendríamos.

    Digo esto último porque, a la vista del resultado electoral y de los datos de la encuesta, no me queda por menos que reconocer con tristeza que tenemos la clase política que nos merecemos. Difícilmente podemos pedir coherencia a los que nos gobiernan si nosotros mismos somos tan profundamente incoherentes.

  2. SEito

    No analizo , porque el sistema de análisis que me tocó en suerte , por generació y vicisitudes genéticas+sociales , me han dejado fuera de lo que parece ser una mayoría más de la actualidad . Lo que sí pienso , es lo que manifiesta Jabato , respecto a que nadie cambia el voto de quienes votan siempre al mismo Partido , haga lo quer haga y sobre todo en una época en la que la manipulación alcanza límites supongo que dificilmente alcanzables mediante las “buenas maneras” .
    Yo no me merezco lo que tenemos , eso sí que lo tengo claro , aunque al igual que en etapas anteriores he sobrellevado lo mejor posible aquello que me tocó vovir inmerecidamente , supongo que como compensación a lo que por suerte , me toca vivir en una sociedad sin graves conflictos .
    Pero hay una gran masa que comparte valores que han sido implantados desde los dos grandes lados , porque en realidad , quienes ocupan la mayoría de las responsabilidades en esos lados , ocupan el mismo folio , pero cada uno a una cara . Solo los diferencia la oportunidad y el encontrarse o no , su poltrona ya ocupada .
    Y no pongo ejemplos , porque están bien a la vista de todo aquel que quiera verlo . Y sigue girando todo más de lo que debiera , alrededor del sexo , utilizado a bandazos , como la gran bandera de los cambios , cuando , desde que el hombre es hombre , la naturaleza lo colocó en el mismo lugar .

  3. gonza

    En España gana siempre el que tiene el poder, la caja tonta, siempre manipulada por el que está en “el machito” es la gran hacedora de gobernantes a los que por culpa del aserto “un español un voto”, encumbramos y sostenemos aunque sean rematadamente nefastos. En cualquier caso, cada país, al igual que cada persona, en general tiene lo que se merece, y es posible que un país frívolo como el nuestro, dónde las noticias del corazón y brageta arrasan, se merece un presidente frívolo y leve, con iderio personal propio de las vencedoras de concursos de misses.

  4. Grodialar

    У вас верстка сайта в Opera 9.64 глючит :(

Comenta