Coña marinera

Es domingo, acabaron los Juegos de Pekín y en San Ciprián cinco chalanos de vela latina se echan a la ría para disputar la Regata de Os Farallóns de la que nadie sabe nada un kilómetro más allá de esta península lucense que Siso bautizó como la de la paz. El cartel anunciador de la prueba acaba de repartirse por los bares el día anterior y para colmo trae mal puesto la fecha en la que se celebra, ni 23, ni sábado.
Las normas son rigurosas: las embarcaciones han de ser de madera, excepto la de Moncho, que es de fibra y no la va a cambiar por un día. Os Farallóns, que son unos islotes frente a la península, se pueden tomar por la izquierda o por la derecha. Se sierran los toletes que superan las medidas, se ajustan los estrobos y se reparten los chalecos salvavidas, uno por barco; los otros dos tripulantes, que naden lo que puedan.
A San Ciprián sólo le llaman San Cibrao los de fuera, que los de aquí hemos leído a Barro Quelle y sabemos que no es así. Os Farallóns sí, que en eso no hay contencioso.
Begoña se acerca a la salida neutralizada con dos fregonas sin mango a modo de pompones y les baila a los marineros con aires hawaianos. Se montan Ana, Loreto, Paco, Moncho, Fernando, otro Fernando, Jaime y algunos más. Hay quien trata de sobornar a los jueces internacionales con una botella de whisky. No alcanza. El tipo es muy duro. Menos mal que no le da una patada, como el taekwondista cubano.
Como son cinco, a tres les darán medallas y a los otros dos, diploma olímpico. Me voy a ver si llegan.

7 Comentarios a “Coña marinera”

  1. SEito

    Eso ¡¡ aquí todo quisqui en regata y los demás en tierra y sin Canción del Verano .
    Sr. De La BitáCora , los marineros en Tierra tenemos nuestro corazoncito y llevamos muy mal que nos pasen por las narices Regatas , si no entiendo mal , da la “Clase Tortilla” que díce uno de la Ría de Vigo por su barco que es el mejor en esa especialidad por la idem y el vino con que suele ser regada .

  2. Alberto Gago

    Sr. de Cora,

    San Cibrao es el nombre que dan a pueblo los de fuera, pero únicamente los jóvenes, que no han vivido la barbarie toponímica y se la encuentran como torpe legado de salvapatrias de cartón. Como es la primera referencia de la regata en los medios electrónicos, le aceptamos el matiz. En cuanto al cartel anunciador, para el próximo año, desde la organización de la IV Regata de Embarcaciones de Vela Clásica de San Ciprián, le garantizamos que, además de poner las fechas correctas, le haremos llegar un cartel con la debida antelación; la suficiente para que pueda realizar el correspondiente contraste en la bitácora.

    Y, por cierto, como observador olímpico, impecable.

  3. Na Lua

    Sr de Cora,
    Se olvida usted de realizar mención a una embarcación polifacética que realizó las importantísimas labores de reportaje fotográfico así como de salvamento, rescate, remolque y avituallamiento.
    Patroneada por “pocho” y tripulada por los aguerridos marineros, Aida, Ferni e Ivan.
    El criterio de orden de salvamento se realizó rigurosamente por la calidad del RON (que aún no han recibido) que las tripulaciones les ofrecian.
    Yo, por ser tripulante de la embarcacion a la que salvaron del naufragio y como de bién nacidos es ser agradecidos, desde aquí digo: gracias intrepidos S.O.S. y estáis invitados a … “barra libre”.

Comenta