Hildegart y Asunta

El asesinato en la prensa madrileña

Cambiamos de proceso. Comienza la vista de la causa abierta por la muerte de la niña Asunta y las miradas, sin perder un ojo sobre Barcelona, dedicarán el otro a Santiago.

He leído decir al psiquiatra José Miguel Gaona que el caso presenta notables similitudes con el de Hildegart Rodríguez Carballeira, la niña concebida, criada y educada para ser el paradigma del feminismo, y que finalmente es asesinada por su propia creadora cuando comprueba que Hildegart piensa por si misma, se aparta del plan inicial y hasta se enamora.

A la espera de lo que el juicio nos descubra, todavía son difíciles de ver esos paralelismo que Gaona nos anuncia, más allá de que se confirme a Rosario Porto como autora, de que Hildegart y Asunta hayan sido dos jovencitas muy destacadas en los estudios, o de que Aurora y Rosario sean gallegas.

La sugerencia del psiquiatra es apasionante, porque el caso Hildegart mantiene el interés y el asombro de todos los que se acercan a él y no precisamente por la crueldad de la madre.

A los lucenses nos toca de cerca la línea genealógica de Aurora, ya que sus abuelos, tanto los maternos como los paternos tenían sus raíces en la provincia.

El padre, Francisco Rodríguez Arriola, era hijo de Juan Rodríguez de Oca, nacido en Covas de Viveiro, y la madre, Aurora Andrea Carballeira López, lo era de Josefa López Seco, oriunda o natural de Xermade.

Si al caso Hildegart añadimos el de su primo, Pepito Arriola, el niño prodigio, pianista, violinista y compositor, hijo de la hermana, pero criado por Aurora, nos daremos cuenta de lo mucho que desconocemos del caso Asunta para dar por buenas las semejanzas anunciadas por Gaona.

Ojalá existan. Llegados a este punto no sería una mala noticia.

Comenta