La pareidolia

Tsipras y Jack Sparrow, en enero último

Ya lo saben, Syriza y Podemos no guardan el más mínimo parecido; casi ni se conocen. La fraternidad y coincidencia de miras que entre ambas formaciones usted observó en enero pasado, o en épocas anteriores, fue un espejismo, o como dice Carmen Porter con mucha gracia en todos los programas de Iker Jiménez, una pareidolia, algo que se asemeja a una cosa que no es.

Todos los esfuerzos que en aquel momento se realizaron para que viésemos un paralelismo entre lo que ocurría en Grecia y lo que iba a ocurrir en España, se destinan ahora a todo lo contrario, no vaya a ser que nos tiemblen las piernas como a Teresa Rodríguez y vayamos de tumbo en tumbo.

A Maduro también le afectó la pareidolia, porque le faltó tiempo para echar las campanas al vuelo y expresar su contento por lo que iba a ser el imperio pambolivariano, el eje Caracas-Madrid-Atenas que cambiaría Europa y la llenaría de chavismo, boinas rojas y pajaritos. Lo sentimos por el heredero venezolano, pero era una pareidolia.

El vídeo más apreciado hoy por Pablo Iglesias es aquél en el que le ve en el Parlamento europeo radiante de felicidad a la espera de que pase por su lado Tsipras y le estreche la mano en señal de complicidad fraternal. Tsipras pasa, pero no hay apretón. Hoy es una valiosa prueba de convicción para demostrar el espejismo. ¿Veis? Ni me saluda.

Cuando Carmen Porter nos enseña las fotografías de los espectadores en las que aparecen desdibujados rostros humanos tras los cristales de una casa, comenzamos a contar los segundos que faltan para que la mujer pronuncie la palabra mágica, la pareidolia. El promedio está en 40 segundos. Y una vez que lo hace, pasamos a otra foto.

Ese señor que se abrazaba a Tsipras en la tarima de campaña se parece mucho a Pablo Iglesias, pero en realidad era Jack Sparrow, que había amarrado el Perla Negra en el Pireo y se daba un baño de multitudes.

2 Comentarios a “La pareidolia”

  1. Aureliano Buendía

    Pues yo creo que la alianza Tsipras-Iglesias continuará en el futuro, cuando ambos estén (o sigan) en el poder.

    Después de las próximas elecciones (griegas) creo que Tsipras seguirá siendo Primer Ministro, posiblemente apoyado por la “casta” griega.

    Y después de las próximas elecciones (españolas) veo muy probable que Pablo Iglesias sea Vicepresidente del Gobierno. Lo de Presidente, no termina de encajarme. Creo que entre el PSOE y Podemos (con algún apoyo variopinto adicional) sumarán para formar gobierno, pero no creo que los neocomunistas lleguen a sacar más votos que el PSOE, con lo que tendrán que dejarle la Presidencia a Pedro Sánchez.

  2. SEito

    En lugar de, por ejemplo, que digo yo, investigar para saber quien es el padre de los dos hijos de CaroLina Bescansa lideresa, el periodismo patrio no para de dar el parte de Grecia como hacía con la guerra de Vietnam . Por lo menos se sacaría algo en limpio, si los seguidores de Talhemos se ponen a procrear, dado el índice paupérrimo que tenemos en la €Uropa L€ague de la demografía .

Comenta