El camino más largo

El profesor Gorgonzola se limpia el bigote

En lo sucesivo, para averiguar el nombre del alcalde que votan los lucenses va a ser muy fácil. Bastará dividir por 3,1416 las papeletas de la lista con más apoyos, sacar la raíz cuadrada de las que obtengan el tercer y cuarto puesto, restar ese resultado a los votos de la segunda y ya casi está. Es la ley D´Onde. ¿Dónde? Sí, donde las dan, las toman.

Ningún lucense ha votado directamente a la persona que ocupara desde hoy la alcaldía, lo cual no supone en absoluto un desdoro para Lara Méndez, aunque sí para el sistema de elección, que tal como describimos ut supra, guarda un notable parecido con los grandes inventos del TBO que redactaba el profesor Franz de Copenhague, heredero a su vez de Lucifer Gorgonzola Butts y cuya característica principal era demostrar que mediante caminos intrincados podía lograrse un resultado sencillo.

Así, mediante la unión de poleas, cadenas dentadas y engranajes altamente sofisticados, el inventor lograba echar en su café un terrón de azúcar, sin tener que hacerlo con el pulgar y el índice, como el resto de los mortales.

En su defensa, el sistema también puede decir como Jessica Rabbit: yo no soy malo, es que me han dibujado así. Y es verdad, hemos puesto las poleas, ruedas y enganajes necesarios para que dividiendo los votos por Pi, el resultado sea imposible de adivinar una vez finalizado el recuento. Bueno, pues ya está. Castiñeira (15.132) gana sus segundas elecciones sin haber gobernado en ninguna de las dos, López Orozco (13.959) se va a casa con la concha del ostracismo, mientras que Rocha (5.379) y Arroxo (4.098) deciden el nombre de la alcaldesa. Todo conforme a ley, que aquí no se habla de otra cosa, pero se nos permitirá decir que si le relatamos el proceso al papuchi de Julio Iglesias, que en gloria esté, volvería a deleitarnos con su famoso epístrofe: raro, raro, raro, raro….

Un comentario a “El camino más largo”

  1. Bartolo

    ¿Pero no se elige a los Alcaldes por mayoria de votos de los concejales?
    Ahora a reclamar al maestro armero que tenia mayoría absoluta y se pudo legislar una nueva Ley de Partidos, segunda vuelta etc. etc.y dejar de quejarse cuando no beneficia al partido…¿nos olvidamos que Monago gobernó Extremadura con Izquierda Unida?.
    Me parece que las declaraciones de “pactos excéntricos y sectarios” cuando no favorecen a su partido, hay que ver todo con los mismos ojos, no cuando nos da la gana.¿Que idea de la democracia tenemos?.

Comenta