Queda desierto a espuertas

La recogida del maná

Pedro Sánchez se dispone a pactar con la Venezuela de Chávez, con la pobreza, las cartillas de racionamiento, la falta de democracia y sobre todo, la desigualdad del país americano.

No son palabras nuestras, sino suyas; las mismas que utilizó en campaña para decir que jamás de los jamases se le ocurriría llegar a acuerdos de gobernación con quienes representan un bagaje tan impresionante, tan gulag y tan trillado.

Pero llegó el viento y se las llevó. También Rajoy dijo ayer que no iba a hacer cambios y hoy ya los está preparando.

Lo de Sánchez, si lo culmina, va a dejar la irresponsabilidad gubernativa de Zapatero como una anécdota sin importancia que los libros de historia despacharán en dos párrafos, para centrarse en lo suyo y explicar cómo hizo para pegarse un tiro en el zapato al Froilan style, y al mismo tiempo, otros en las nalgas, en la rabadilla y en los ojos, que total para lo que le sirven, bien puede prescindir de ellos sin merma de sentidos.

Y lo peor no es que se lesione el cuerpo serrano que Dios y la práctica baloncestística le han dado, sino que también lo haga su partido y por ende, todos nosotros, incautos creyentes de las garantías en ellos encarnadas para con la gobernación y esas tonterías de la estabilidad, el progreso y la convivencia, a las que sin embargo, tan poco aprecio parecen tener, ni él, ni los que alegremente apuestan por dictaduras que creíamos espantadas.

Se ve que no, que todavía quedan crudos inviernos hasta la tierra prometida, que 1978 fue un espejismo en el camino del desierto y que ahora toca el maná que vendrá del cielo… hasta que se acabe, que será pronto a la vista de lo rápido que piensan repartirlo. Y los que vengan detrás, que les zurzan.

4 Comentarios a “Queda desierto a espuertas”

  1. Bartolo

    Cuando aprenderemos a no escupir para arriba, curioso que en Extremadura durante 4 años hubo un pacto de gobernabilidad del PP con los Comunistas que aupó a Monago a la presidencia y nadie se alteró ¿ porque? porque pacta el PP.
    Pienso que lo primero es saber reconocer la perdida de poder, hacer un debate interno y los cambios necesarios, en vez de cainizar hipotéticas futuras alianzas.

  2. Bolita

    Me parece prematuro dar por sentadas coaliciones antes de las generales, cosa distinta son los diferentes pactos de que hablaba usted ayer.
    En lo que se refiere a los resultados, frente al grito de que vienen los “soviets”, el dinero del que se dice que no tiene patria, no ha salido en estampida y a la Bolsa de los dias siguientes me remito.
    De todas formas yo soy más del calendario zaragozano.

  3. Aureliano Buendía

    Tanto Rajoy como Sánchez forman parte de una obra teatral que ya ha terminado. Falta un tiempo todavía para que caiga el telón (hasta noviembre, más o menos), pero esta tragicomedia ya está agotada.

    Cuando se levante el telón de nuevo, tras las elecciones generales, Rajoy se dará cuenta de que ganarlas por los pelos es como perderlas, y se irá a su casa, donde tenía que estar hace tiempo.

    Y Sánchez se convertirá en un Presidente de Gobierno títere de Podemos, en el mejor de los casos. Porque también puede darse la situación de que no llegue nada más que a Vicepresidente de Pablo Iglesias.

    El camino está marcado, y todos los esfuerzos por apartarnos del mismo serán vanos. Término: estación Caracas.

    Voy a hacer una compra masiva de papel higiénico, como para llenar la bodega. Es un producto que, salvo que se inunde el almacén, se conserva indefinidamente, y cuando este régimen de libertades que se aproxima nos gobierne, tendré un cierto auxilio para hacer mis necesidades mayores con dignidad y, quizá, pueda hacer también algo de negocio con el estraperlo.

    ¡Hay que buscar el lado bueno de las cosas, hombre!.

  4. jose

    Quien manda aqui es el capital no los gobiernos. Ya es hora de ponerle freno a tantos desmanes que han conseguido que se pague la deuda antes que dar trabajo y comida a tanta gente afectada por tener que pagar los pufos de los ricos. Seamos serios si la riqueza que se genera no se reparte o por lo menos no es sensible con quien no tiene nada claro que se va a poder esperar de un pueblo hambriento no solo de lo material sino tambien de lo formal.
    No hay que ir contra nadie sino todos juntos con todos para arreglar esto
    Un saludo

Comenta