Renacimiento XXI

Los columnistas vivimos una época dorada. Son tantos los frentes abiertos de estúpidas discrepancias que cada día amanece con un inmenso tapiz de posibilidades donde meter el diente sin peligro de meter a su vez la pata, pues se opine lo que se opine, existe la absoluta garantía de que algún jerifalte ya se ha manifestado con memeces mayúsculas que transforman las obras completas de Jesulín de Ubrique en piezas exquisitas de oratoria sagrada.

Como han desaparecido la mesura, la contención, el buen decir, la modestia y otras virtudes que aquilataban los juicios y graduaban las novedades, hoy te levantas de la cama inmerso en un mar de dudas: ¿Permanecerá en su lugar la catedral de Burgos? ¿Estará obsoleto mi ordenador? ¿Se habrán cargado ya la ciudad romana? ¿Seguirá vigente el Código Penal? ¿Se impondría ya el santo sacramento de la eutanasia? ¿Habrán secuestrado La ciudad de Dios, de san Agustín? ¿Serán frontera los Pirineos? ¿Se podrán casar tres odontólogos con siete anestesistas?

Y en esto llega la Unesco para decirnos que la calidad de la enseñanza en España es de lo peorcito que hay; es decir, que el alumno puede atravesar nuestro sistema educativo como el Espíritu Santo operó en el vientre de María, sin mancharlo, ni romperlo, eso sí, aprobándolo todo y con nota.

¿A qué escuela asistieron estos señores que despiertan cada jornada con ánimo de renovar el mobiliario, como si los siglos anteriores, desde la biblioteca de Alejandría a la Institución Libre de Enseñanza, hubiesen estado regidos por cenutrios a la espera de su milagroso advenimiento? La Unesco nos responde: en una escuela española, circunstancia que sirve para explicar algunas cosas. No es que los renovadores sean listos, es que se creen muy listos, y no hay agente destructivo más poderoso que el ignorante que se tiene por sabio.

2 Comentarios a “Renacimiento XXI”

  1. anonimo

    ya tienes web propia

  2. oil painting trees

    there’s no doubt that that will,For the majority of many people, checking out and education another competence is the concentration in their world additionally, the resource for his or her’s contentment and therefore contentment immediately after an individual’s their golden years.

Comenta