Bien para todos

La encuesta

Toda encuesta sometida a la lectura partidaria es susceptible de tres lecturas por cada una de las cifras que contenga. Podría llamarse el Principio de la Herrán, en homenaje al candidato de UPyD a las elecciones andaluzas, Martín de la Herrán, que celebró su derrota lanzando un eufórico ¡Casi entramos!, que es una de las reacciones ante la adversidad más optimistas que se conocen, casi comparable a la que tuvo Hugo Chávez cuando perdió el referéndum sobre la reforma constitucional en el 2007, cuando dijo aquello tan bonito sobre la oposición que acababa de ganarle en votos: “Es una victoria de mierda y la nuestra es una derrota de coraje”. Qué ejemplo para los niños.

Bueno, pues ayer se conoció una encuesta sobre las generales cuyos resultados, una vez aplicado el Principio de la Herrán, permiten una variedad de análisis que no deja insatisfechos a nadie, o frustrados a casi todos, según sea la opción elegida. Por ejemplo, el PP puede decir Ganamos, porque es el que recibe más apoyo; pero también cabe pensar Es un desastre, porque pierde 14 puntos respecto a las anteriores generales. Y si se le aplica una interpretación moderada, se puede concluir Estamos recuperando, porque sube algo respecto a la muestra anterior.

Con el PSOE pasa algo parecido. Desde Seguimos siendo los segundos, a Hemos perdido cinco puntos, pasando por Estamos subiendo.

Las comparaciones de Podemos son solo sobre encuestas, y así se puede titular Somos los terceros, o bien Hemos perdido ocho puntos en un mes. El mes horribilis.

En el caso de Ciudadanos, lo más positivo es haber subido siete puntos desde la anterior consulta y lo más negativo es que siguen siendo cuartos. Es el mejor parado.

Estamos en los albores del curso anual. Los exámenes finales van a ser durísimos.

Comenta