Compañeros de viaje

A cualquier lector de periódicos tiene que sorprenderle la indignación del ministro de Interior ante la moción aprobada por el parlamento vasco, según la cual es el Estado el que tortura a los etarras y no los etarras quienes torturan al Estado.
Por lo visto y escuchado en los cuatro años precedentes, el Estado estaba obligado a verse arrastrado ante la magnimidad de ETA para ponerse a su nivel y de ese modo poder hablar de tú a tú sobre temas que a todos conciernen, pues sólo así era posible alcanzar la paz, dichosa palabra corrompida hasta los límites de la putrefacción. Se preguntarán esos lectores de periódicos, con al menos cinco años de experiencia, cómo es posible que el mismo ministro de Interior que hace muy poco tiempo defendía la necesidad de verse las caras con asesinos profesionales, diga hoy que un parlamento democráticamente constituido, como es el de Vitoria, no pueda insultar al Estado, al Gobierno, a la Guardia Civil y a la población representada por ellos, cuando en realidad todo ese ejercicio dialéctico de mentiras e ignominias es mucho menos grave que el protagonizado por esos extorsionadores haciéndonos pasar a los ciudadanos que nos tenemos por pacíficos por una canalla asesina dispuesta a la negociación en oscuros callejones frecuentados por la mafia. los chorizos y los golfos apandadores.
El parlamento vasco está en su papel. Representa la mezquindad y le va muy bien. Son la alimañas de las alimañas. Son los ejecutores de la extorsión, el crimen, la venganza, las amenazas, el robo con escalo, la nocturnidad, el allanamiento de morada y el secuestro. Pero usted, colaborador necesario, calle la boca y no se haga la víctima propiciatoria porque lo que ha demostrado es ser el compañero de viaje, el tonto útil sobre el que Franco nos previno tantas veces.

5 Comentarios a “Compañeros de viaje”

  1. Caplan

    Como siempre de acuerd con Cora,por eso no me pierdo una.

    PAZ,en boca de algunos significa lo que que quieren que signifique,traducido las mas de las veces :estáte quieto y déjate judiar.

    Parlamento Vasco,parlamentarios y su rollo de vascos y vascas,a ellos ls va como-dios y a los demas a aguantarnos y sufragarlos.

    ¿Insultos? viniendo de “estos tios” un halago.

    Hasta el corvejón….

Comenta