Gazpacho de primero

Verde, que te quiero verde

La sorpresa era el todo, el conjunto, la plasmación de un retrato desdibujado, que ni corta ni pincha, que ni es chicha, ni es limoná. Y eso que los andaluces pusieron interés participativo y se fueron desde temprano a los colegios, cargando con las papeletas alusivas al comicio; como la juez Alaya carga todos los días con los tomos de los sumarios en el carrito de la compra, como se cargan las aceitunas de las peonadas, como carga el costalero al Cristo de la Humildad y la Paciencia.

Humildad para saber que esto va así, hombro con hombro, y paciencia para soportarlo, que el caso es que no llueva en Viernes Santo, que no llueva en la feria de abril, ni en el Rocío llueva, que no llueva en agosto, cuando las playas se llenan, que no caiga el agua en los patios de mayo, que Córdoba la mora no se empape, ni en Cádiz se embarre el Carnaval. Que no llueva, pero que los ríos no sequen el caudal.

No ha habido nunca, ni puede haber, cosa más linda que la flor de azahar al anochecer. Ya lo dijo quien lo dijo, si fue Cajal o fue Pemán, que grandísima maravilla es jubilarse después de poco trabajar; pero mucho más grandioso, si se puede, es hacerlo sin haber trabajado en los jamases.

¿Y no va una y sugiere lo de someter la Semana Santa a referéndum? Pero, chiquilla, eso es como si preguntas qué prefieres, ¿ir andando o en jumento? Calla la boca y no enredes, que si el voto sale rana, te veo con una azada de la noche a la mañana.

Esto ya está decidido, habrá sol y habrá jarana. Impermeables por si llueve y pactos a rellenar cuando se acabe el festejo, que ya han salido unos cuantos muy garbosos echando pecho y barriga.

Que gobierne doña Susana, que lo tiene merecido. Por algo adelantó urnas y no liarla con el recién nacido. Y así le viene, con pan bajo el brazo.

2 Comentarios a “Gazpacho de primero”

  1. Luis Latorre

    ¡y Olé!

  2. Bartolo

    Para el caloret, nada mejor que un gazpacho.

Comenta