El canalillo de la Mancha

Talegón entrevistada

De verdad, esto no va ni contra Podemos, ni contra Irán, ni contra el PP, que gobierna y lo consiente. Esto va contra el multiculturalismo entendido al paleto modo, que suele ser el modo de entender lo que nadie entiende.

El acontecimiento que lo motiva, por si a usted le pilla despistado, es breve y se enuncia en dos patadas. Escenario: Plató de La Tuerka, programa creado por Pablo Iglesias al calor del dinero iraní, que es tan rico y sobrosón como el venezolano o más. Protagonistas: Beatriz Talegón, antaño látigo de conciencias socialistas en Cascais, y el regidor de ese programa. Acción: Beatriz va a ser entrevistada, pero antes, el regidor le indica que debe ponerse un imperdible para cerrar su escote, porque aquello lo paga Irán y el que paga, manda. Dudas: En algunos medios se habla de Fort Apache y hay contradicciones sobre si la chica cerró o no su canalillo. El canalillo de la Mancha.

Dirán ustedes que los iraníes son muy libres de ver a la mujer como a una cosa inmunda, provocativa y próxima al pecado que debe ser tapada con cortinones, como las manchas de humedad en las paredes. No nos salen esas cuentas en Occidente y hasta tenemos nuestra Virgen con el pecho fuera, patrona de la ciudad más sacramentada. Mas todo puede ser, incluso que la tierra no se mueva. No sea nuestro error de no ser condescendientes.

Pero ya que tanta sabiduría acumulan, hagamos al menos como en Suecia hicieron, y antes de permitir una mezquita, que permitan ellos iglesias en su suelo, que salga la Pedroche en transparencias y que predique Rouco en la tele por las noches.

El multiculturalismo, como la cátedra, hay que ganárselo en oposiciones. Y si no da la talla por paleto, que se quede sin estrado, que trabajo costó llegar a licenciado.

Un comentario a “El canalillo de la Mancha”

  1. Bartolo

    ¿Esa Talegón no es a la que Rojo le llamó gorda? muy mal por parte de la Tuerka, un escote es de lo más sugerente, en fin, el que paga manda, no tengo el gusto de haberla conectado nunca, todo hay que decirlo.
    Lo que si me preocupa es lo que se dice en el exterior de la gente de bien, así The Guardian contaba meses atrás a los lectores británicos la purga a los críticos de la radiotelevisión pública, explicando que los periodistas “que han cuestionado” las políticas de austeridad de la Administración han sido purgados” de RNE y de TVE, para eliminar el “rojerío” que invadía la redacción de los informativos de TVE se nombró a un tal Gundín procedente de la pluralidad de la que siempre ha sido garante un periódico como ‘La Razón’”.

    Y es que a las gentes les gusta el cotilleo, la envidia, el miedo, la codicia y la avaricia que asolan el pais.

    El grupo Podemus, bajo mi punto de vista, es la opción más frágil de todas, lo veo lleno de contradicciones, sin propuestas concretas, compuesto por rebotados de todos los partidos y fundado sobre el apoyo de dos grandes cadenas de televisión que pueden retirárselo en cualquier momento, además el caso Billetero les ha hecho mucho daño en intención de voto.

    Quien les va a jamar la tostada a los desencantados del partido en el Poder va a ser Ciudadanos.

Comenta