Filósofos del terror

¿Qué pensarán que es el terrorismo?

Estábamos muy satisfechos porque por fin, después de décadas de aguantar el capricho sanguinario de una banda terrorista, se había dado paso a otra situación sin la amenaza constante de sus zarpazos.

El lodo del camino deja togas embarradas, pero si arrecian los reproches siempre surgen voces dispuestas a justificar las concesiones.

Es mucho lo que se ha ganado, ¿o es que acaso echa usted en falta los duros años del plomo?

No, por Dios. ¿Cómo puede decir eso? Ni olvido, ni añoranza, entre otras razones porque comienzan a ser frecuentes los que aplican el mismo código terrorista para juzgar la actualidad sin el menor atisbo de vergüenza. Y si alguien decide lanzarse en coche bomba contra un edificio cualquiera, siempre va a encontrar en ellos el hombro amigo, la cara amable, la justificación y el argumentario.

No son necesarias grandes dosis de pesimismo para encontrar las mismas motivaciones para ese terrorismo a lo largo de toda la historia del hombre, sin un minuto de excepción. Dicen que es la crisis, pero ayer, cuando algunos ataban los perros con longanizas, otros había viviendo con estrecheces y apreturas. ¿Cómo hay que interpretar a estos filósofos de chichinabo? ¿Estoy justificado para volar el Ministerio de Agricultura si pierdo mi cosecha de alcachofas, o debo esperar a que la pierda todo el sector?

Y puestos a reducir su razonamiento hasta el absurdo, ¿cómo podría impedir quien así piense que un ciudadano cabreado con su pensamiento le rompa la cara a las primeras de cambio? Oiga, usted mismo le acaba de dar toda la razón al indignado. Pues apenque con las consecuencias de sus ideas.

Y lo grave es que quienes así se expresan han sido elegidos para cargos de representación. Es decir, que pueden estar aforados.

4 Comentarios a “Filósofos del terror”

  1. David Hortas Segarra

    Lo cierto, es que un toque de originalidad si que tiene.

    Lo del “caganer” con el careto del pequeño Nicolás.

    El resto, más viejo que el Motorola 60

    http://blogs.elcorreo.com/banknotes/2009/12/18/como-aplicar-ere-el-portal-belen/

  2. Aureliano Buendía

    Ya dije, en días pasados y sobre este mismo asunto, que los conceptos vitales que maneja alguna gente, entre la que me cuento, son demasiado simples para los tiempos que corren

    Antes, si un tipo estrellaba deliberadamente su coche cargado de explosivos (aunque fueran caseros y perralleiros) contra la sede de un partido político, o contra el quiosco de la Banda Municipal, que lo mismo da, se le consideraba un terrorista.

    Ahora, no es tan sencillo. Ahora, hay que buscar las “causas últimas”. Si una persona lleva a cabo tal falcatrúa, hay que ponerlo en el contexto social que vivimos. O sea, que, en determinados casos, la violencia, o incluso las bombas, están justificadas. A algunos nos cuesta entenderlo, pero es porque somos muy duros de mollera.

    Cuando el terrorista del baratillo que empotró su coche en la sede nacional del PP consumó su “hazaña”, la Eurodiputada de Podemos dijo que la culpa era de la crisis y de los recortes, que no había que buscar las consecuencias, sino las causas; lo que está muy bien razonado.

    Pero más me gustaron todavía algunas de las respuestas que recibió en Twitter. Una, especialmente enternecedora, decía: “…lo raro es que no lo hayan hecho antes”. Solo le faltó añadir: “…y esperemos que vuelvan a intentarlo, con mayor fortuna”.

    Ya no queda más que confiar en la Divina Providencia (si existiera o existiese), para que pueda apartarnos del camino que este país ha tomado, y por el que avanza a paso firme. Como mal menor, estaremos en vías de convertirnos en Venezuela; si la cosa se complica, podemos terminar como Yugoslavia.

    ¡Feliz Navidad, a todos!.

    Quizá el año que viene, por estas fechas, ya no pueda emplearse esta expresión, de raíz notoriamente cristiana. Lo que no tengo claro es como nos transmitiremos nuestros buenos deseos, si con el “salud” anarquista o con un “salam aleikum”. Es lo bueno de la progresía y la multiculturalidad, que siempre ofrecen variopintas alternativas.

  3. MIRANDA

    Es poco presentable que asesores y cómplices activos de sátrapas caribeños / islamistas, como Errejón, Monedero, Iglesias y cía hagan tantos aspavientos por un alunizaje frustrado, algo muy menor si se le compara con las matanzas masivas de balseros, disidentes o infieles, que ellos justifican.

    Y si además esta peña de aventureros equipara el nivel de desesperación de los españoles con el de los cubanos, venezolanos e iraníes, entonces la cosa es para correrlos a gorrazos, como poco.

    Pero ¿alguien va a sorprenderse por una gilipollez de más o un embuste de menos en estos farsantes vendedores de humo?

    Todavía estamos esperando que expliquen qué cosa venden, qué planes tienen para este infeliz país donde muchos parvos hacen la ola a la farsa populista de los penenes okupas de Universidades públicas, que así está el patio universitario.

    Un ¿partido? que justifica la violencia cuando no le afecta es un peligro público.
    Un ¿partido? cómplice y portavoz de gobiernos absolutistas y totalitarios, que hablan de “cazar fascistas” en una sociedad democrática y señala corrupción a barullo sin ver las propias trarpalladas, incongruencias y contradicciones ….resulta tan patético como hilarante.

    Ahí tenemos al mesías Iglesias, que después de declarar 70.000 euros de ingresos figura en el grupo de elite, ese 1% de los que más ingresan. Y luego van de perroflautas por la vida, mientras engordan la andorga con los dineros de los tiranos, ntjd !

    Por no hablar de sus chanchullos, becas, subvenciones, enchufes, contratos fraudulentos y carguiños remunerados no presenciales y demás gangas. !!Y hablan de corrupción los caraduras!!

    En cuanto al tipo del butano, que dicen “loco” por un alunizaje frustrado con explosivos, no se yo.

    El tipo coge el coche, mete bombonas y demás pirotecnia fertilizante dentro, programa el mando detonador, recorre 400 kms, entra en Madrid y lo cruza después de programar el GPS (no iba a ir preguntando direcciones….), y no culminó la hazaña porque se le encasquilló la puerta, no pudo salir, y gritó para que lo sacaran por miedo a saltar en pedazos por los aires. Pero que una vez robara un coche o tuviese algún “viaje” alucinógeno, no justifica llamarle “loco”.

    Total, que por los pelos no estamos llorando por unas decenas de muertos y una manzana de edificios, porque el butanero, socialista hijo de alcalde socialista, sabía lo que hacía y lo que pretendía, que era fornicar a la gorrina de los populares y quedar como un héroe entre los suyos, movido por sobredosis de odio y rabia en vena contra los que les quitaron el poder y no le daban bola como antes los amigos de su papá.

    Ni empresario arruinado, ni Robin Hood de la corrupción (imposible siendo socialista) ,y si no embistió Ferraz en tiempo de la debacle zapatera, cuando su situación era similar a la actual porque “a este hombre nadie le ha conocido un trabajo estable en la vida” (dicen sus vecinos, como también que coqueteaba con las drogas), pues parece obvio que fue un subidón de adrenalina, de costo o malababa sectaria, parecida a la de los que llamaban asesino a Aznar y cercaban la sede de Génova después de un atentado nunca aclarado (¿por qué será?). O los del Nunca Mais. O los que revientan conferencias o actos de los “enemigos”. Porque hay “demócratas” que miran así a sus adversarios, como enemigos a abatir con una diana tatuada en la frente. Incluso los hay que quieren darles caza…¿será a tiros?
    Señor, señor, qué cruz!

  4. lectora

    Feliz Navidad a todos.

Comenta