Mirando a Venezuela

Maduro quiere otro sol

Si escasea el champú, la solución pasa por no lavarse el pelo. Si no hay tiritas, no hacerse heridas. Y si no hay pan, no comer. El ministro para el Ecosocialismo, Hábitat y Vivienda de Venezuela, Ricardo Molina, se lo ha dejado bien claro a la ciudadanía. Contra la espuma, piojos. Un buen revolucionario está dispuesto a todo si Estados Unidos se empeña en bajar el precio del crudo y dejar a Venezuela a los pies de los caballos.

Algún día le pediremos a don Ricardo que nos lo venga a decir aquí, a ver que tal le va con sus consejos de ecosocialismo higiénico, aunque le advertimos que desde hace años nos sacrificarnos lo justo por las revoluciones. No sé a partir de ahora con la que viene.

Venezuela concita muchas miradas. Quieras que no, es un espejo en el que queremos vernos reflejados y conviene acostumbrarse a sus recetas, aunque nuestra relación con el petróleo sea muy distinta. Imagínense. Ellos tienen una de las mayores reservas del mundo, y nosotros, cuando encontramos una bolsa, aparece Rivero y la manda tapar.

Bueno tampoco hay que preocuparse demasiado, porque ayer ha dicho Ban Ki-moon que o reducimos las emisiones de CO2, o no va a haber ni para champú, ni para pipas.

Otro aspecto curioso de Venezuela en el que debemos fijarnos es esa extraña relación que mantiene con los husos horarios desde que es bolivariana. Maduro no está contento con el sol que hay, porque a las 18,00h está “oscuro, oscurito, y no debería ser así”. Como Chávez lo atrasó media hora para levantarse con sol, Maduro lo quiere adelantar para acostarse también con luz. Y ahí andan en ese tira y afloja. Estaremos atentos a cómo lo resuelven, porque ya saben que si una mariposa mueve sus alas en Caracas, alguien estornuda en Torrelodones.

Un comentario a “Mirando a Venezuela”

  1. MIRANDA

    Reconforta saber que después de la gestión calamitosa del finado Chavez, su chófer Maduro sigue ocultando y engañando para disimular el fracaso del chavismo. Y , todavía más, aspiran a instalar una sucursal del desastre venezolano en la Madre Patria española.

    Gracias a los Podemos y Queremos, pronto tendremos aquí las mismas muletillas y mantras de los venezolanos.

    Así que pronto culparemos a los medios de comunicación privados de todos los males del país mientras que los canales públicos de tv, radio, prensa e internet difunden las ideas sacrosantas de las que se nutre el régimen. Curiosamente son medios privados los que aquí han servido de plataforma de lanzamiento a los pabletes y monederos.

    También culparemos a los USA de toda desgracia y de las conspiraciones de los opositores. Y aceptaremos que el gobierno comunista es honradísimo, que los corruptos son siempre otros.

    Sin duda sostendremos a coro que los empresarios son unos egoístas capitalistas corruptos que solo se mueven por dinero, vendidos al imperio yanqui. Por contra, las empresas estatales son eficientes y honradas, siempre pensando en el pueblo. Por eso fracasan y cierran todas.

    Repetiremos cansinamente que todos los problemas del gobierno podemístico fueron heredados de los anteriores, todos corruptos e ineficaces. La escasez de productos básicos, la violencia, la devaluación, la inflación descontrolada, la destrucción de las Instituciones, la corrupción, el enriquecimiento súbito de los altos cargos, el déficit el despilfarro de los bienes públicos….todo es obra de los
    gobiernos capitalistas porque es sabido que los marxistas-leninistas son todos honrados a carta cabal.

    Nos creeremos a pies-juntillas las denuncias del gobierno y sus padrecitos contra la oposición, aunque no tengamos pruebas más allá de especulaciones interesadas. Por contra, las denuncias de desvió de recursos públicos para financiar campañas presidenciales, malversación de fondos en las oficinas del Estado, y la ingente cantidad de hechos ilegales del amado gobierno podemístico, serán puritas mentiras de los malotes opositores.

    Nos convencerán de que la escasez de alimentos o artículos básicos no será algo singularmente español, sino un mal general de todos los países….en ningún caso secuelas de las dictaduras comunistas, tipo Cuba o Venezuela…Sabido es que las democracias son más prósperas y estables por pura chiripa o casualidad.

    El acceso a la divisa de valor será exclusivo de los compadres del presidente Iglesias y otros bendecidos por su dedo divino.

    Nos repetirán que la mayoría de los españoles aman y aun veneran a sus jefes marxistas, aunque en realidad se limiten a los aprovechados que están en la pomada, al calor de los beneficios que emanan de la complicidad con el régimen.

    Nos jurarán que los pobres son podemistas y los ricos derechona, cuando son los barrios marginales los que más sufren la inseguridad, escasez y abuso de poder de los dictadores comunistas.

    Querrán vendernos que no son derecha ni izquierda, que son benéficos y bondadosos aunque sean todos criaturas de Fidel y sus guerrillas marxistas hispanoamericanas, nostálgicos de la URSS, denostadores de la libertad, la propiedad privada y los derechos individuales, y ávidos de riqueza y confort.

    Y sostendrán que el Ejército es también marxista y leal al régimen podemístico, aunque esté preñado de gente de honor, demócratas constitucionales y obedientes a la Ley, que se somete o fenece.

    En fin, Boss, que nos vamos a divertir cantidad, ya verás. Y todo gracias al profundo desconocimiento de la Historia de muchos españoles, que solo piden venganza….sin saber que ellos pagarán el precio.

    !!!Caghondiola, que dice mi amigo el Filloas!!

Comenta