Con Albino en Montevideo

Albino y su libro

Albino Mallo reúne en “La aventura de un periodista” la semblanza de 111 personajes que conoció a lo larga de su dilatada y fecunda actividad profesional. Si usted piensa en los cinco artistas o escritores más destacados del XX, tres de ellos están en el libro, seguro.

Desde el Derby vigués, propiedad de su padre, donde tuvo ocasión de tratar con Cunqueiro y su generación, hasta los camerinos de las estrellas más rutilantes, como Liz Taylor o Woody Allen, todos pasan a la cazuela de Albino, donde los cocina con pluma amena y documentada.

A título de inventario le recuerdo al autor un episodio vivido en su compañía que bien podría incluir en una segunda edición.

Coincidí con Albino en Montevideo. Era el primer viaje de un presidente de la Xunta a América y a cada paso que se daba, bien porque así se programó desde Santiago, bien porque surgía de forma espontánea, la comitiva gallega era protagonista de actos simbólicos y entrañables.

Albino era entonces delegado de la agencia Efe en la capital uruguaya y me senté con él en la cena que la Casa de Galicia ofrecía a Fernández Albor. A los postres, las agrupaciones artísticas de la Casa nos ofrecieron una velada fantástica. Una de las piezas fue “Sementeira”, el poema de Luis Álvarez Pousa que Fuxan os Ventos transformaron para siempre en uno de los hitos musicales de Galicia.

La ejecución fue impecable. Se veía que disfrutaban con ella y los aplausos sonaron atronadores. Cuando cedieron, Albor toma la palabra para dirigirse al público fuera de protocolo. Felicita a los cantantes y anuncia con toda solemnidad que en el salón se encuentra el autor de “Sementeira”, el periodista Álvarez Pousa, otro de los enviados especiales a la gira. Si la salva anterior fue extraordinaria, la que vino a continuación empapó de agua los ojos de todos los asistentes. Ésa no estaba preparada.

Un comentario a “Con Albino en Montevideo”

  1. La-de-la-ventana

    Un referente en el periodismo. Gran persona, de capacidad intelectual fuera de lo común. Muy orgullosa de contarme entre sus muchas amigas.

Comenta