Vida extraterrestre

¿A que no saben qué es?

La actualidad manda y nos obliga a seguir en el camino emprendido ayer por Ferrusola, aunque en otra presentación, la bosta de vaca. En realidad las portadas se las ha llevado de calle el precio del dinero, ese 0,05 en el que Draghi lo ha colocado para demostrar que todo es posible en esta vida. Y tanto. Vean.

La bosta está en los papeles porque a un vecino de Santiago le molesta encontrársela en la calzada de A Sionlla. Viniendo hacia Lugo, a la derecha, a la altura de Xan Xordo. No se crean que está en la Rúa do Vilar.

Al vecino le molesta y el alcalde le ha dado la razón cascándole, de momento, una multa de 750 euros al dueño de las evacuadoras. Que a un vecino le cause desagrado entra en el cálculo de posibilidades que el auge de la cursilería genera en el siglo XXI. Que un alcalde lo tome en consideración, teniendo incluso las leyes a favor de la vaca y sus necesidades, no.

Si a un gallego le cuentan no hace más de unas décadas que iba a producirse tan chusco episodio, le da tanto crédito como a la leyenda del cerdo volador. Pero así son hoy las cosas, con índices de sensatez a ras de tierra, como el precio del dinero.

Anteayer se recogía también la noticia del malestar existente en un colegio de la provincia porque la maleza, con raíces en el suelo de un vecino, crecía sobre el patio del centro. Parecía un relato llegado del espacio exterior, de alguna constelación lejana, de Ganímedes o de Alderabar. Pero no, era de Lugo, a pocos kilómetros de donde vive la vaca de A Sionlla, lugares poco acostumbrados a convivir con ganado y con la vegetación. Un mundo extraño y remilgado, donde un día hubo un millón de vacas, donde se rozaba e incluso se araba la tierra para el alimento de personas y animales.

Hoy, todo ese mundo está invadido de teléfonos móviles y la bosta causa espanto.

3 Comentarios a “Vida extraterrestre”

  1. SEito

    Es más sencillo multar a un ganadero por la denuncia de un vecino relacionada con las vacas que transitan de donde duermen a donde pacen por la correspondiente vía abierta en la concentracion parcelaria, en la que el vecino plantó su casa, que haber resuelto en los años que fué conselleiro de infraestructuras de la Xunta de Galicia, la cagada descomunal diaria y ad eternum de su propio partido prorrogando la concesión de la autopista del atlántico, donde el primer tramo en construirse, O Burgo-SdC fué el primero en rentabilizarse y ha seguido ayudando a la rentabilidad del resto de tramos, sin tener la administracion de la Xunta, el detalle de equipararla en costo al Po-Vigo, por no decir al de Rande, con la gratuidad correspondiente .
    Se nota que trabajan y medran desde, por y para el sur, mientras lanzan bosta al norte y cobran por hacerlo .
    Si el ganadero lleva sus vacas al Obradoiro en protesta, yo también iré .

  2. MIRANDA

    ja ja ja ja, qué rebueno lo de los remilgos con las bostas y la multa extraterrestre!!!!
    Pero si toda la Galicia rural está sembrada de bostas, meu. Y esto sería lo de menos si no estuviese también inmersa en pestazo de purines arbitrariamente regados, si no perseveraran los usos del pleistoceno en el mantenimiento del ganado, en el abandono de cascotes, detritus, plásticos, chatarra y demás elementos embellecedores ante la fachada misma de las casas, durante años, si no prevaleciera el feismo, el mal gusto, la mezcolanza arbitraria de materiales, los wc o bañeras convertidos en maceteros o bebederos, los sommiers devenidos cancillas, las zarzas invadiendo los feudos vecinos, el ladrillo vista como bandera de la desidia …..o sea, todo eso que a nadie parece preocupar ni avergonzar, y que ningún pedáneo señala para su corrección, porque ellos no son gendarmes, sino probos demandadores de votiños cada dos por tres y no es plan de ponerse a reprender o multar.

    No hace falta remontarse unas décadas para tomarse de coña el chusco episodio de la multa por la bosta…cuando hoy y ahora tantos gallegos se empeñan en vivir en un albañal, e imponer su life style al vecindario impunemente. No es justo..

    En el mismo orden de feismo, desidia, egoismo e irresponsabilidad “a la gallega”, si la maleza de un vecino, zarzas y pinchos incluidos, invaden el patio de un colegio, con el riesgo consiguiente para los niños y el mal ejemplo de feismo autóctono, que obliguen inmediatamente al ´vecino en cuestión a arrancar aquello y no invadir la propiedad ajena con sus zarzas.

    Precisamente porque estamos en el tiempo de la tecnología y los avances, precisamente porque el mundo civilizado es pulcro y respetuoso, ya va siendo hora de que Galicia y los gallegos gorrinos no pierdan el tren.
    Y si quieres un “mostrad cómo”, boss, avísame, que me parece que andas poco por el rural y no sabes lo que es bueno.

  3. Bartolo

    !Que peso se me quita de encima! Zarzalejos opina como yo.

    http://blogs.elconfidencial.com/espana/notebook/2014-09-06/jordi-pujol-cristobal-montoro-y-el-capitan-wiesler-la-vida-de-los-otros_186287/#

Comenta