Porcentajes crecientes

Tienen un problema…

Kennedy dijo: “Yo también soy berlinés”. Martin L. King: “He tenido un sueño”. Maragall: “Ustedes tienen un problema”. Son frases para la historia, pero la última, que parece la más vulgar, va camino de convertirse en la de mayor recorrido.

Si ustedes memorizan, Maragall añadió: “Y ese problema se llama tres por ciento”. Fue la bomba. Estaba diciendo que CiU cobraba peaje. Lo nunca visto. En México, sí; pero en España esas cosas no pasan.

Casi diez años más tarde, Pujol se sincera y desata el festival de los porcentajes. Un empresario eleva la mordida hasta el veinte por ciento y ahora Carod-Rovira nos ilustra con el repentino recuerdo de un día en que afeó a CiU la costumbre de cobrar el 3% de las contratas, lo que provocó la puntualización de un mandatario convergente: “No, Josep-Lluis; no es el 3, es el 5”.

¡Qué transparencia! ¡Qué eficacia en la gestión! Así no es de extrañar que se organizasen multitudinarias manifestaciones para reclamar la autonomía y el traspaso de competencias. Quienes las encabezaban iban pensado en el tres, en el cinco y si la obra era golosa, ¡en el veinte! Cualquier día saldrá a relucir el treinta y nos harán ver que los del tres eran honrados.

Carod recuerda ahora aquella confesión que ocultó convenientemente para que nada alterase el feliz proceso hacia la independencia, cuando el cobro de comisiones sea ya tan institucional como la Moreneta. Pero además se permite dos lujos de patriotismo. Uno, no haber dudado de Pujol, porque era catalanista y de conviciones religiosas, y dos, acusar a los perversos españoles de dejarle hacer hasta que cuestionó la integridad del Estado.

Al final va a resultar que la culpa de todo la tiene el carnero de la Legión, que bien podría sustituirse por una capra hispanica del Pirineo.

2 Comentarios a “Porcentajes crecientes”

  1. SEito

    ¿ La capra hispánica dice vd SrDLaBtC ? el ejemplar mejor adaptado y con D.O.Pirineos le es El Desman de los idem (Galemys pyrenaicus) .
    Nota . No se sienta mal, en el Masculino tampoco tampoco entraba en el programa de Ciencias .

  2. MIRANDA

    En efecto, Boss. Corría marzo de 2005, casi una década atrás, cuando Maragall se dirigió a sus oponentes de CiU afirmando que “hemos llegado al meollo de la cuestión: ustedes tienen un problema y este problema se llama tres por ciento”.

    Hasta los bedeles de la cámara catalana pillaron la alusión a supuestos cobros de comisionesen la adjudicación de obra pública. Pero la política es el arte de lo imposible, así que el presidente de la Generalitat retiró el guante envenenado a petición de Más, que lo acusó (ojito, ojito) que no le convenía romper con CiU cuyo apoyo necesitaría para sacar adelante el Estatut.

    En lugar de sacar pecho y tirar de la manta de las comisiones del 3%, el 5% el 20%, que CiU había trajinado, los socialistas catalanes se arrugaron, recogieron velas y antepusieron los intereses de su partido a la regeneración de la vida política catalana. De aquellos lodos, estos barros que han puesto a la familia Pujol-Ferrusola y allegados a las patas de los caballos.

    En un acceso de cinismo, Más dijo a los maragalls que ” dejaran de promover sombras de sospecha, y que si tenían alguna duda, presentaran una demanda ante los tribunales, pero que no faltaran al respeto parlamentario…”

    El trinque de dinero público por parte de CiU y los Pujols era sabido por Maragall, por Carod Rovira, por Duran Lleida, por Mas. por el abad de Monserrat, por los jueces y la prensa autóctona, pero las mordidas y los sobres lo son en menor escala si el que pilla es “de los suyos”, y a nadie convenía ponerse a mal con el padrecito de la patria catalana.

    Asi callaron todos, todo lo del 5% de comisiones, lo de casinos, lo de banca catalana y así sucesivamente….hasta que la mujer despechada de uno de los pujoles levantó la alfombra

    Los que ahora recuperan la memoria tardía de tanta sinvergonzonería, y lo comentan con la boca pequeña, avergonzados, como auténticos traidores a la causa patriótica, deberían repetir por escrito diez mil veces “No es España la que nos roba y expolia, sino que son catalanes de pura cepa”

Comenta