La selfieducha

El proceso completo

Me voy a ganar la antipatía de unos cuantos, pero si no lo digo, reviento. Eso de tirarse por encima del cuerpo un cubo de agua helada, hacerse un vídeo, colgarlo en las redes y decir que se está a favor de la lucha contra la esclerosis lateral amiotrófica, me parece una actividad apropiada para entretener las noches en un campamento infantil de verano, pues a la par que se divierten, se inculca en los niños el valor del sacrificio.

Convertirlo en el no va más de la solidaridad, con mezcla de grititos espasmódicos, exhibición de miedos ancestrales al frío y al agua, promoción del famoseo imperante e implicación graciosa de nuevos nominados en cadena de churra-monta-la-burra similar a la medalla milagrosa, suena a burla, a inconsciencia y a una inmadurez rayana en el arrechucho, dicho todo ello sin ánimo de exagerar.

El Ice Bucket Challenge, que así se llama la aspersión, está recibiendo los parabienes de la humanidad enganchada a los vídeos virales y las multitudes desean ser nominadas para realizar el taurobolio helado en el patio trasero de su casa, en el polibán o al borde de la piscina, que es lo más molón, pues a la par que el agua cae sobre mojado, se muestran al público nuestras posesiones.

Al tiempo que todo esto sucede por una buena causa _ no vamos a dudar que lo sea _, conocemos también otras historias de solidaridad y entrega, protagonizadas por voluntarios, religiosos y cooperantes dedicados sin límites, ni vídeos virales, a variadas causas, que nos dejan helados sin necesidad de mojadura. No les pregunten su opinión sobre el Ice Bucket Challenge porque será buena.

Ahora bien, que la tecnología nos está infantilizando a marchas forzadas, no me lo quitan de la cabeza ni arrojándome todo el hielo de los casquetes polares.

5 Comentarios a “La selfieducha”

  1. Aureliano Buendía

    Más bien que infantilizarnos, lo que nos estamos es agilipollando, si se me permite el palabro.

    Sobre esto de las duchas frías y el apoyo a la lucha contra determinadas enfermedades, me llama la atención (al menos, según se cuenta por esta Red de nuestros dolores) la reacción del actor Charlie Sheen, que en lugar de agua fría, echó en la palangana billetes por un total de 10.000 dólares, “duchándose” con el vil papel en lugar de agua fría. Como, a continuación, donó el dinero para la causa filantrópica, creo que dio un buen ejemplo a famosos y ricos sobre lo que han de hacer en estos casos.

    Esto, sin dejar de ser un cutre del carajo, porque 10.000 dólares parece una minucia para un tipo que llegó a cobrar un millón por episodio en su última etapa en la serie “2 hombres y medio”.

    Pero, bueno, algo es algo, y en cualquier caso, más útil que el agua helada.

  2. Bartolo

    Pues Bush se ha hechado el caldero del agua helada por encima, y con mala idea le ha pasado el balde a Clinton, (hubiera puesto el despacho Oval perdido).
    Yo lo que creo Cora, es que te pasa como a mi, que me da yuyu el agua fria.

  3. MIRANDA

    Resulta difícil creer en tal gilichorrada tautológica cual es autoflagelarse coh agua helada !!por una buena causa!!!.
    Mira que hay modas cursis o ridículas que se imponen y cunden como una epidemia.
    Verbigracia
    Hacerse selfies sin parar, venga o no a cuento.
    Pasarse el dia tecleando absortos en el movil, enviando chorradillas e ignorando a los que te rodean.
    Calzarse coturnos con plataformas y tacones de 40 cm. con grave peligro de esguinces y contusiones.
    Meterse entre pecho y espalda tochos sumarios infumables de mil páginas muy promocionados por los bestsellers …y morirse sin haber disfrutado de los grandes escritores de toda la vida.
    Jugar a “capitán Tapioca” para hacer turismo de aventura …con cualquier excusa humanitaria.
    ….

    Y hay modas peores, como la del buenismo alianzista de una “primavera árabe” imposible por impostada. Ni siquiera sabía el lerdo de ZP que el propio Corán prohibe específicamente todo tipo de alianza con civilizaciones infieles.

    Cierto que cada cual se divierte como puede, incluso hay quien disfruta con los cotilleos del famoseo, o contabilizando los dineros expoliados por los políticos, pero relacionar ese infantilismo jubiloso con las causas solidarias ya parece mofa, befa y escarnio.

  4. SEito

    Quizás después de esto, la R.A.E. de la lengua cambie el significado de ” sentar como un jarro de agua fría ” o añada una nueva acepción para explicar como es el avance camino de un mundo al revés .

  5. Miguel

    Totalmente de acuerdo, si donaran algo de pastuqui para la investigación de la enfermedad…

Comenta