Ganas de chinchar

La falsa prueba

Óscar Soriano, uno de mis biólogos de cabecera _ tengo varios, por la gran diversidad del mundo animal _, me advierte del error que se está produciendo en la difusión de una noticia que informa de la aparición de chinches en el Hospital Infantil Universitario del Niño Jesús, el centro donde hace casi siglo y medio se inicia la pediatría española.

El error se inicia en la denuncia de una madre que observa horrorizada la presencia de un bicho negro en la cama de su hijo, hospitalizado en dicho centro. Ni corta, ni perezosa, lo fotografía con su móvil y lo airea en los medios creando la consiguiente alarma, insultos y rasgado de vestiduras que estas cosas llevan aparejados.

Gracias a la fotografía y sin necesidad de desplazamientos, el científico determina que el bicho es una chinche sí, pero de campo; nada que ver con las chinches de cama, que son las que chupan la sangre y son síntoma de poca higiene.

Dada la existencia de plantas y árboles saludables alrededor del centro hospitalario, basta abrir una ventana para que uno de esos ejemplares pueda colarse en la habitación, como lo haría una mosca, una mariposa o un mirlo, que también son dados a tomar las ventanas por asalto.

Está bien que las denuncias se aireen para poner remedio a los males, pero las falsas alarmas solo contribuyen a empeorar la situación con histerismos, griterío y zarabandas propias de la desinformación y el amarillismo.

Por cierto, ya que de errores hablamos, la información se refiere a los chinches sin saber que la palabra es femenina, siendo lo correcto decir las chinches.

Ahí sí que el feminismo tendría materia para reivindicar el artículo, porque en esta ocasión usar el masculino es tanto como pedir que nos sirvan unos gambas con gabardina.

2 Comentarios a “Ganas de chinchar”

  1. scéptika

    Me quedo con el epiceno del comentario. Justo esa misma palabreja es la que hace saltar al don Eligio de “El genio alegre” de los vituperados -en parte con razón- hermanos Álvarez Quintero. ¡El chinche, el chinche! Es como si dijéramos el pantera, siempre y claro que no nos estemos refiriendo a un cómico de pressing catch.

    Saludos y/o besos.

  2. Bartolo

    Me causa asombro que aquí hablemos y nos quejemos de falsas alarmas…..

    ¿Y porqué entonces cerraron ya el mes pasado la sala detectarse varios casos de picaduras entre familiares de pacientes?

    http://www.abc.es/madrid/20140612/abci-chinches-nino-jesus-201406121633.html

    Hay más ejemplos del deterioro que se está produciendo en Sanidad, ¿sabias que pacientes y familiares se quejaban semanas atrás de las ‘cucarachas’ en el hospital de Puertollano Noemí Velasco”?.

    Qujas que como son reiteradas, hace la denuncia más verosimil, no cabe duda que haber bichos haylos; no es dificil leer noticias y hasta se han hecho reportajes televisivos sobre “animalitos es los hospitales”, en La Linea, Cádiz, se han tenido que cerrar cinco quirofanos para fumigarlos porque estaban invadidos por ratones y en los “pasillos” se pasean las cucarachas como por cualquier inmundo almacen abandonado.

Comenta