Desde dentro

Va camino de convertirse en uno de los clásicos colmos de los chistes, aún no sabemos de cuál, pero no tardará en decantarse, quizás en el de las contradicciones. Veamos. Nace en Valencia. Se llama Soria. Fue catedrático en Sevilla. Es ministro del Gobierno de España y se presenta por Alicante. Hasta ahí nada parece contradecir una biografía con tintes brillantes y de excelencia política y académica. El dato que lo descoloca todo es el que ahora se conoce, pues se afirma que el mismo personaje que responde al perfil anterior, también pertenece a una organización independentista de los Països Catalans, Acció Cultural del País Valencià, que no pugna ni por Valencia ni por España, sino por Cataluña, el pancatalanismo en estado puro y duro.
Posiblemente los votantes alicantinos se habrán llevado una enorme sorpresa al saber que Soria los pretende hacer súbditos de Barcelona, donde se plantean muy seriamente eliminar el uso de la expresión País Valencià y sustituirlo por el de Comunidad Valenciana, no vaya a ser que se acumulen los países.
Pero mucho mayor ha de ser la de los administrados españoles cuando descubran que la tal Acció Cultural anima en sus actos públicos a que se dé caña a España, pues entonces se puede sospechar que el señor Soria, con ese apellido tan estepario, está donde está para eso.
Diga usted que el caso no es sangrante porque abundan las organizaciones políticas que se presentan a las elecciones generales con los mismos principios inspiradores; es decir, colarse en el Congreso y en el Senado para ver si desde allí se le pueden arrear unos buenos mamporros al árbol, recoger las peras, salir corriendo y dejar que se seque hasta que no queden ni pámpanos.
¿Y a qué árbol se le arreará entonces? Dios proveerá.

3 Comentarios a “Desde dentro”

  1. Tamarín

    Pues sí, Sr. Cora. Lo del ministrillo Soria puede ser de colmo, pero, ¿y lo de la Vogue? La vice se empadrona en Valencia con domicilio en una casa abandonada porque va en la lista electoral. Que esas cosas las hagan “pesos pesados” es de vergüenza. ¡Seguro que los “botantes”(los que botan al son que les tocan) ni se enteran! Esas menudencias son para las municipales, pero para las generales…

  2. jabato

    No es tan sorprendente, tampoco, que un Ministro de España esté integrado, de forma más o menos indirecta, en una organización que alardea de antiespañola. En un mundo lógico, ello sería síntoma de disociación de la personalidad y tratado con fármacos, pero en la España de Z, como dije (y creo que bien) en un mensaje de hace pocos días, se puede ser cualquier cosa menos español.

    En cualquier otro país, la pertenencia de un Ministro a una organización de este corte sería motivo de inmediata destitución. Aquí, al contrario, se considerará, como máximo, que se trata de un “error sin importancia”. Si te lo cuentan de otro país, parece un chiste, ahora bien, si tú eres el protagonista, maldita la gracia.

    Un atento saludo,

  3. nvcxmbzA

    In one case report, a patient experienced jitteriness, racing thoughts, stomach cramps, dry eyes, palpitations, tremors, and restlessness following a single dose of phentermine ingested approximately a week after she had discontinued fluoxetine. ,

Comenta