Sioux no entender

La Bolsa opina en un sentido y el brujo Solbes, en otro. Bueno, la Bolsa no opina, actúa, que es peor. Y en vista de que a los mercados les entra el canguelo sin adherirse al impasible ademán optimista de los jefes de la tribu, se nos ocurre pensar, a lo caballo loco, como siempre, que eso de dirigir la Economía ha de ser sencillísimo, pues abunda repetir, con mucho aplomo, eso sí; que todo marcha de toma hawk y moja; que perder en pocas lunas el equivalente a los presupuestos generales no es para tanto y que en todo caso, la culpa es de los chaquetas azules de Bush.
Por mí, como si la culpa la tienen las muñecas de Famosa; pero cuando Frankfurt, Buenos Aires, París, Londres, Madrid, Lima, el Nikkei, el índice indio, que no sé cómo se llama, Bogotá y los corrillos bursátiles de Burkina Fasso se desploman así, lo mínimo que esperas oír del Gran Consejo Sioux es que tribu atravesar momento peligroso. How.
Mire, hasta puede añadir de inmediato aquello de que ya se sabe, que tras la tempestad viene la calma, y que se va a recuperar enseguida. Pero mientras eso no ocurra, hombres de Manitú, digan ustedes que no les gusta cómo mea la perrita, o algo similar; que la tribu entiende.
De lo contrario nos obligan a pensar que Pocholo Sentado podría ocuparse del tajo económico, administrativo y gubernativo. Basta no hacer nada, o hacer lo inoportuno.
Veamos. Esto es una cuestión de seriedad, más que de grandes ideas. Cada economía es hoy lo que es sin posibilidad de alterar ritmos contra los que sólo el autarquismo defiende a la tribu, y ya hace tiempo que renegamos de él, por ser truco del Gran Jefe Cara de Franco.
La ola se oye venir. Desde el pasado verano el sioux vive con la mosca detrás de la oreja, delante, picándonos el pabellón auditivo, y de vez en cuando, de garbeo por el tímpano. ¡Se ve a distancia que es cojonera!
Y además, indiesito sabe que todas las bolsas desplomándose a la vez no ser nada bueno. How.

8 Comentarios a “Sioux no entender”

  1. jabato

    Entiendo como una obligación del Ministro de Economía el transmitir tranquilidad, lo que obliga a incluir de oficio en su discurso una cierta dosis de minimización de los problemas. Una actitud contraria por parte de un político que sabe que miles de personas y de decisiones económicas están pendientes de sus palabras sería irresponsable.

    Pero claro, todo dentro de un orden, y como bien dice hoy el Sr. Cora, una cosa es tratar de quitar hierro a un problema, y otra es decir que no existe. En el primer caso, podríamos considerar tal actitud incluida dentro de las mencionadas obligaciones de un buen Ministro de Economía; en el segundo, podemos afirmar sin rubor que ha entrado claramente en el terreno del ridículo.

  2. Manel

    De economia entiendo lo justo para llevar las cuentas de casa. Y a veces me equivoco. Pero intento estar atento a lo que dicen los entendidos y me quedo con algunas ideas, por ejemplo:
    1) Que efectivamente hay una ralentizacion del crecimiento económico a nivel mundial.
    2) Que en ningun caso se trata de una crisis semejante a la de los años 70 o principios del 90, sinó mas bien de reajuste despues de unos años de gran crecimiento.Que en ningun caso se trata de un crak.
    3) Que los problemas hipotecarios de Estados Unidos (hipotecas basura), que crearon la alarma, no tienen nada que ver con el sistema hipotecrio español, mucho mas sólido y solvente.
    4) Que, si bien la inflación ha subido a mas de un 4%, ésta está en unos limites asumibles por la economia española.
    5) Que crear alarmas no solo es incurrir en una falsedad sinó que perjudica nuestro crecimiento económico.

    Otra cosa es que, aprovechando la coyuntura electoral, se quiera utilizar políticamente. Pero ahi ya no estamos en el terreno del debate, sinó de la tajada.
    Salutacions cordials

  3. Tamarín

    La economía familiar es la que está haciendo “crak”, Sr, Cora. El españolito de a pie se endeuda con los créditos “que lo unifican todo”. La vivienda está en horas bajas (las hipotecas se “comen” el sueldo). La cesta de la compra por las nubes. La luz, el gas, el teléfono… ¡Y Solbes chuleándose! ¡Qué poca vergüenza!

    Lo malo de esto es que no va a ser cosa de dos días… Va para largo.

    Aconsejo a los gallegos, extremeños, andaluces, murcianos… que se fueron a las grandes ciudades hace ya unas décadas, que vendan el piso que compraron con mucho esfuerzo y que se vayan a su pueblo, compren otra vivienda (siempre saldrán ganando) y con la pensión que se han ganado y lo que les sobre de la venta-compra se tumben al sol a verlas venir. ¡A vivir, que son dos días!

    Mi no tener problemas, mi en club de dinero. Pero mi dar pena ver españolitos sociatas cantando en hoguera con son de zETApé. Mi acordarse de millones de Caixa a Montilla para PSC; mi acordarse de Filesa, Matesa, etc. para PSOE; mi acordarse de Solbes con Felipe González y dejar Seguridad Social en ruina; mi acordarse de Roldán y bacanales en calzoncillos con dinero de españolitos; mi acordarse de dinero a los GAL a fondo reservado; mi acordarse de dinero a partidos terroristas; mi acordarse…. DE HISTORIA INTERMINABLE.

    MI ASOMBRARSE DE MENTIRAS DEL PSOE Y NO PASAR NADA.

Comenta