Tolerancia cien

Democracia es impedir que en el Parlament parlamenten

Hipótesis no demostrable: Si Bárcenas fuese catalán, no estaría en la cárcel. La plantea Ussía para incordiar a los Pujol y los Millet, que compiten con ventaja en el ámbito delincuencial, como diría un cursi.

Otra más: Si en vez de un asedio al Parlamento de Cataluña, fuese al Congreso de los Diputados… tampoco habría condenas. Lo dice el Apocalipsis en la séptima carta a la iglesia de Laodicea. Tiempos vendrán que a los ladrones disculparán. Bueno, no lo dice así, sino con más palabras; pero si san Juan lo escribiese hoy, lo haría al modo twitter, con ahorro de palabras.

Yo no sé si existen bases jurídicas para condenar a los acusados del asedio, pero es indudable que sí existen para condenar al autor de la sentencia, uno de los disparates con apariencia legal más sobresaliente de los últimos tiempos, que por si solo justifica las advertencias apocalípticas del más joven de los evangelistas. La tolerancia se ha transformado en la hidra de Lerna, la de las siete cabezas, y ahora ya no sabemos cuál de ellas intentará morderte, si los antisistema con palos, o los sistema con sentencias.

El Parlamento catalán anuncia que va a recurrirla. Por intentarlo que no quede. A Pedro Sánchez tampoco le gusta un pelo, y sin embargo Madina se ha puesto muy digno para decir que si es decisión de la Justicia, bienvenida sea. La infalibilidad de la Audiencia Nacional hecha tinta.

Al margen de la falta de pruebas para responsabilizar a los acusados de los hechos _ defecto policial _, la sentencia se permite justificarlos por la prueba del 9, ya que los medios, o son privados, o son estatales gestionados por criterios partidistas, con la sistemática marginación de las voces críticas de las minorías. Ha nacido una nueva prensa. La Gaceta de la Audiencia Nacional. Ni pública, ni privada. Mediopensionista.

2 Comentarios a “Tolerancia cien”

  1. MIRANDA

    Democracia es asegún sea el cristal con que se mira, boss.

    Mantener un mes entero a una población civil asediada por la basura, familias con niños y mayores, poniendo en claro riesgo su salud y no digamos su paciencia, su verguenza y su autoestima ante el resto del pais y forasteros, y hacerles pagar los tirayaflojas de empresa-sindicatos-Concello, puede parecer muy democrático y razonable, pero de hecho es auténticamente tercermundista, se mire como se mire.

    No sabemos si existen bases jurídicas para colgar de los cataplines a los causantes de este esperpéntico asedio de basura, pero me juego las dos manoplas a que esto no podría estar ocurriendo en ninguna otra parte del pais que en esta querida ciudad sumisa y aborregada, que paga sus impuestos y sus ibis, sostiene un sistema de partidos y sindicatos con el sudor de sus sobacos, patrocina a legisladores y a magistrados….para que entre todos se burlen de los lucenses y los dejen tirados en medio del estercolero pestilente, como si la paciencia y la tolerancia que derrochan fuesen un agravante y no un eximente.

    Llevo días fuera de Lugo, pero los medios se encargan de darnos el “parte” del albañal lucense como si las Femen se hubiesen despechugado ante el señor obispo. O peor.

  2. MIRANDA

    Al hilo de lo que comentas (me quedé sin conexión en mi tabletilla de kk después del anterior post) cumple decir que la politización de la Justicia
    es un grave problema que no deja de crear otros muchos concatenad

    No se puede esperar una independencia acrisolada, un sólido criterio personal en personas nombradas o apoyadas por unos u otros partidos, básicamente porque nadie muerde la mano de quien le da de comer o lo cuela de rondón por algún turno.

    Si alterar el orden público de forma violenta, provocar disturbios y proferir amenazas no es debidamente castigado y corregido por la Ley, o si es el legislador el que rectifica y reforma sobre la marcha las normas y penas, no nos sorprendamos luego de que la inseguridad vaya creciendo y apoderándose de la calle en alas de la impunidad.

    La separación de los tres poderes es una reforma urgente que precisa este pais. No es la única, desde luego, pero si es seguramente la más apremiante, y los grandes partidos deberían ponerse de acuerdo para acabar con “los nuestros” y “los vuestros” cuando se habla de quienes aplican la justicia

    ¿A qué están esperando PP y PSOE para reconducir esta situación

Comenta