Lo dice el libro

Cuando Ricardo de la Cierva conoce el nombre del político que Herrero Tejedor y Fernández-Miranda pergeñan para liderar la transición, y que ese nombre es el de Adolfo Suárez; él, que es sobrino del inventor del autogiro, Juan de la Cierva Codorníu, comienza a mover las aspas a tal velocidad que le sale disparada de la boca una frase para la historia: ¡Qué error, qué inmenso error!
Previamente, don Torcuato había pronunciado otra de esas frases que resumen cien folios: “Estoy en condiciones de ofrecer al Rey lo que el Rey me ha pedido”.
Los acontecimientos no acompañan a don Ricardo y Suárez se revela como un eficaz Moisés para conducir a su pueblo en la travesía del desierto dictatorial, aunque a diferencia del patriarca, él entrará en la Democracia Prometida; poco tiempo, eso sí.
El PP en pleno y alguno más se han visto obligados ayer a realizar una brusca aceleración de aspas para calificar el autogiro centrífugo de Rajoy sobre Gallardón como un inmenso error, o un inmenso acierto. Y de todo hay, porque la exclusión llevada a cabo desde dentro y el anuncio de un próximo harakiri por parte del rechazado, no permiten la indiferencia. Hay que mojarse como se mojó De la Cierva, aunque sea para cagarla.
El caso es que llegados a este trance, nos corroen las dudas, pues no sabemos si estamos delante de un acierto erróneo, o de un error pertinente. El matiz entre la antítesis es lo suficientemente ancho para que sea el tiempo quien se encargue de dictaminar. De la Cierva debería haber esperado antes de pronunciarse, si bien es cierto que en esta ocasión hay una norma interna del partido a favor de Rajoy: ser alcalde de Madrid es responsabilidad suficiente como para llenar toda una cabeza por muy privilegiada que sea. Ya se dijo al iniciarse aquel proceso de 1976 hoy tan denostado: “Hay que ir de la ley a la ley, sin apartarse de la ley”. Claro que en estos tiempos, tanto rigor suena a chino.

8 Comentarios a “Lo dice el libro”

  1. Costadamorte

    En verdade, en verdade dígovos que o PP actual non é un partido que encaixe nos parámetros democráticos dunha sociedade occidental.
    É un partido mais próximo a unha concepción nacional-católica do tardofranquismo que a un partido liberal ou demócratacristiano.
    A exclusión de xentes como Piquei, Gallardón, o afastamento de Intre, así o demostran. A súa identificación cos cardeais ultracatólicos e os parafascistas que controlan a AVT, o corraboran.
    Todos os demócratas teremos que facer un cordón sanitario para excluír a este PP de calquera poder, e apostar pola formación dunha nova formación que defenda as liberdades individuais fronte á imposición moralizante e uniformizante españolista desta dereita, e o encorsetamiento do politicamente correcto e excesivo intervencionismo pseudoecoloxista da esquerda.
    Fai falla unha dereita galega que asuma que Galiza é unha nación, o BNG vai facendo iste camiño da man de Quintana, ¿deixaranlle completalo o nos forzará de novo ao exilio interior o nacional-catolicismo español de Rajoy e compañía?…

  2. quasimodo

    La cosa es más simple que todo eso:
    La presidenta de la Comunidad de Madrid puso contra las cuerdas al que se supone debería ser el mandamás del PP, para no perder ventaja en su carrera hacia la presidencia del gobierno sobre su enemigo, en todos los sentidos, Alberto Ruiz Gallardón, una vez que manden a Marianico al ostracismo. Cuando Rajoy todavía estaba buscando la forma para incluir a Gallardón en alguna de las listas electorales, va la jefa del sector ultra del PP y le pone el veto, dejando de nuevo patente quién es la que manda y dejándo en un espantoso ridículo, una vez más, al “presidente” de su partido y aspirante a la presidencia del gobierno.
    Para una persona aceptable que tiene el PP y lo defenestran.

  3. PINCHORLA

    Dá a sensación de que Rajoy fai o posibel por perder as eleccións.A cuestión democrática non existe no PP, así pois mellor que non gañen os comicios, pois teremos menos liberdades en todos os eidos, o cal considero perigoso.

  4. quasimodo

    ¿QUERÍAS UN BUEN ALCALDE PARA MADRID, LINAMIRANDAARES?
    PUES TRANQUILA, QUE AHÍ VIENE ANA BOTELLA CHUPANDO RUEDA.
    ¡QUIÉN LE IBA A DECIR A ELLA QUE, TRAS HABER SIDO INCLUIDA EN LAS LISTAS AL AYUNTAMIENTO POR PURA CORTESÍA, YA QUE SU COCIENTE INTELECTUAL ES COMO EL DE UNA OVEJA, QUE AHORA PUEDA LLEGAR A SER ALCALDESA DE MADRID POR PURO REBOTE! ¡POBRE MADRID!
    ¡Otra vez las malditas mayúsculas!

  5. Miranda

    ¿Sabes qué, boss?,
    que a lo mejor este amor entrañable, esta afición que muestran los pepiños, titiriteros y rogelios en general hacia Gallardón, es la que movió a Rajoy y su gente a no postularlo para las generales.
    Si todos sus fans, hinchas y admiradores militan en la zapateridaZ, ¿quién cogno le iba a votar?

    Si los tipos que hablan, con la ceja alta ,de “parámetros democráticos” mientras aplauden con las orejas a diZtadores y golpistas, embusteros confesos , terroristas asesinos, crispadores y dobermen, y hasta señores del pelotazo, el convoluto y la calviva. Si los patéticos que , “democráticamente”, proponen “un cordón sanitario” para estrangular a la oposición e impedir el juego democrático y el fair play,y entronizar el pensamiento único, el partido único y el Mesías único, si esos que callaron cuando el alcalde Vazquez salio volando con una patada el el culo, y Bono, y Maragall,y Marin, y Alberdi, y Redondo y Rosa, etc, mientras que no recuerdo el menor comentario de la oposición democrática, aún hay clases,
    por todo lo antedicho, firmo y rubrico,
    a) que las dudas se desvanecen, y que queda más claro que nunca que Rajoy acertó, porque si a Gallardón lo jalean los sociatas,algo malo habrá hecho para merecer el baldón. No me inspira confianza.
    b)Nadie parece interesado en proponer LISTAS ABIERTAS y DESBLOQUEADAS , no condicionadas por los partidos. Así los sociatas podrían votar a Gallardón, que les mola y a lo mejor los del Opus y el sector construZtor votarían a paco Vazquez con toda tranquilidad.
    El manilleo interno de los partidos, del que el PSOE ha dado muestras irrefutables de aurora boreal, solo les ataca los nervios cuando se produce en el campo contrario.
    Qué patético, Boss.

  6. moucho

    Suscribo íntegramente os comentarios de Miranda; aproveito para reivindicar tamén as listas abertas. Alégrame comprobar que os comentaristas de dirección única seguen en plena forma. Vendo os defensores que lle saen a Gallardón non me explico a dónde foron parar tantos votos, pois está claro que lle tiveron que votar os da dereita (por afinidade partidista) e os da esquerda (por afinidade ideolóxica e persoal). Dito anterior, tamén penso que galalrdón está no seu dereito de dicir e defender o que lle pete; a min as disciplinas de partido me parecen escasamente democráticas; eso o déficit democrático é moneda de curso legal en todolos partidos tanto da dereita, do centro coma da esquerda; ata o ínclito SR. Llamazares acaba de “purgar” aos que dentro do seu partido se atreveron a discrepar da súa xestión. Eso sí, isto nunca o recoñecerán os comentaristas de dirección única que só ven isto no bando contrario. Saúdos

Comenta