¿Qué mujer?

Charada: Si cuando el presidente decía que no se estaba produciendo ninguna negociación con ETA, la había; el presidente estaba mintiendo. Si decía que estaban mintiendo los que le acusaban de mantener el proceso, el presidente estaba calumniando. Y si ahora dice lo que dice, ¿qué estará haciendo, mentir o calumniar?
Resulta harto indigesto tragarse las ocho horas de conversaciones entre Jota y Zeta sin proveerse de un buen protector gástrico que ayude al tránsito intestinal porque lo que allí se contiene a manos llenas son pedruscos sin ningún tipo de preparación o aliño. Ruedas de molino apenas pasadas dos veces por la sartén que han de ser deglutidas por los lectores, haciendo pinza en la nariz con dos dedos y acompañándose después de un buen buche de agua fresca.
Todo lo sazona el entrevistado con una salsa de su invención, como aquellos aderezos de Paul Newman, los Newman´s Own, basada en tres principios fundamentales, cuales son negar la evidencia, supeditar la ley al buenismo que él representa y responsabilizar a otros de los problemas que por casualidad pudiesen haberse colado tras la aplicación de las dos primeras reglas.
Incluso para explicar el fracaso del proceso, allí donde no puede eludir la asunción de la mentira, se escuda en los deseos de unas misteriosas instancias internacionales que por lo visto mandan más en la gobernación de España que su propio presidente y todos los españoles juntos.
Salvando la gravedad de lo que se trata, la entrevista nos evocó en más de una ocasión a los protagonistas de aquel viejo chiste en el que la esposa pilla al marido in fraganti con extraña compañía de cama y al ser reprochado por ello, se defiende diciendo: ¿De qué mujer hablas? ¡Yo no veo ninguna mujer!
Aquí ocurre lo mismo. El presidente no ve lo que tiene delante y trata de convencernos de lo muy equivocados que están quienes se empeñan en ver a una intrusa en la cama, cuando lo que hay es paz, amor y simpatía.

9 Comentarios a “¿Qué mujer?”

  1. quasimodo

    Oh, cielos!
    Le acaban de conceder el Globo de Oro a un “titiritero” llamado Javier Bardén.
    ¿Qué nos va a contar ahora Lina Miranda Ares? ¿Que los jurados y la crítica internacional no tienen ni p… idea de cine o que son unos progres trasnochados? Porque está claro que el que no comulga con las ideas de la derechona no tiene derecho a ser bueno ni siquiera en su profesión.
    Cada día tenemos más “titiriteros” con reconocimiento internacional y los tontos de solemnidad continuarán haciéndo el ridículo con el propósito de desprestigiarles.
    Difícil misión tienen.

  2. exprogresista

    Vai haber que deixar de mercar El Progreso, xa que se está dirixido por esta xente, reflicte o que é.
    A min caeríaseme a cara de vergoña ó saír a pasear por Lugo se fora vostede. Menos mal que a xente ten educación. QUE ASCO!!!!

  3. quasimodo

    Miri:
    Aparte de estar como una chota, tienes la piel muy fina pero la lengua muy larga.
    Te sientes ofendida cuando alguien dice que Fraga tiene las manos manchadas de sangre, pero no cesas de vilipendiar a una persona reconocida en todos los ámbitos como fundamental en la transición a la democracia en España, tras la dictadura del “claudillo”, que es Santiago Carrillo.
    También me hace gracia esa alusión a las encuestas que tanto desprecias cuando son desfavorables a los tuyos (el PP, evidentemente), pero a las que te agarras rápidamente cuando crees que van a vuestro favor.
    Pero… ¡yo que hago dirigiéndome a ti, si eres una cacatúa!

  4. Tamarín

    Manos manchadas de sangre las tiene el Tardá, que era de Terra Lliure. Manos manchadas de sangre las tiene el fundador del PSOE: Pablo Iglesias. Manos manchadas de sangre las tiene el Gobierno de Felipe González. Manos manchadas de sangre las tiene zETApé, que puso alfombras a los terroristas que MATAN.

    ¡Serán GILIPOLLAS!

Comenta