Tres novios para una hermana

El Mercurio de La Confianza

Acabo de estar en Huesca, ciudad que reparte su encanto entre el pausado caminar de sus habitantes y el peso de la historia. Óscar Sipán vende libros en la Feria a los lectores que se acercan ávidos de novedades. «No os perdáis La Confianza, la tienda más antigua de España», nos recomienda el editor de ‘La navaja inglesa’. Y allá vamos. Es un ultramarinos y está en la misma plaza de la Feria. Como ya son las nueve, cerró al público, aunque mantiene la puerta semientornada, por donde nos colamos.

Dentro está su propietaria, María Jesús Sanvicente, que nos relata las maravillas del establecimiento, empezando por los murales del techo, donde León Abadías pintó en 1871 a un Mercurio y otras alegorías comerciales, como D´Almonte hizo en la confitería Madarro de Lugo. Vemos también los anuncios de los años cincuenta, o las viejas frascas para contener a granel las más variadas especias. María Jesús recibió hace poco en París el premio Mujer emprendedora de Europa y habla con orgullo de su establecimiento, llevado a través de tres siglos con trabajo, trabajo y algo de trabajo.

En Huesca ya saben que el nacionalismo vasco incluye toda la provincia y parte de la de Zaragoza en el mapa de lo que llaman Euskalherría. También saben que el nacionalismo catalán incluye en su mapa parte de esas mismas tierras oscenses, porque algunos de sus habitantes hablan catalán, razón por la cual España debería incluir en su mapa parte del norte portugués y del sur francés, porque también allí hay quien habla castellano.

Naturalmente, Huesca figura en el mapa de Aragón, que es donde se encuentran a gusto la inmensa mayoría de sus habitantes y en el establecimiento albergan La Confianza de que algún día termine el juego de los mapas y se pongan a trabajar como ellos.

3 Comentarios a “Tres novios para una hermana”

  1. SEito

    ¿ Trabajar quienes durante casi otros 40 años no han tenido previsto la abdicación del Rey con sus normativas correspondientes ?. Trabajar dice . Currarselo es lo que han hecho, llenando de chiringuitos hubiese o no playa en sus territorios, para cuando llegase la previssible quiebra, echarle la culpa a la banca, aunque hasta en ella estuviesen metidos aellos mismos a cuatro extremidades .
    Lo de poner un ejemplo de trabajo continuado durante tres siglos, es una pasada por su parte, SrDLaBtC, en un territorio que no aguanta una biblia civil común con 30 años de existencia .

  2. MIRANDA

    Lo cuentas con el fino humor que te caracteriza, Boss, pero resulta patética esa geografía y esa historia que vascos y catalanes enseñan a sus pupilos, y defienden en sus parlamentos, a mordiscos con las provincias limítrofes.
    Los vascos hacen suya Navarra y parte de Aragón. Los catalanes, parte de Aragón, de Valencia y, Baleares…
    Se ciscan en la Historia real, que hace un reino de Aragón, y un simple aledaño condal de Cataluña.

    Estos rancios profesionales del odio y el encono segregacionista constituyen el cáncer del pensamiento humano del s.XXI, junto con el islamismo radical.
    Lo asombroso es que los socialistas, que se dicen demócratas y partidarios de la unidad de España, les hayan hecho siempre el juego.
    “Todo lo que vosotros atéis en vuestro redil, atado quedará para España”, decía el Bôbô Solemne. Y la claque socialista aplaudía con risa bobalicona, como la de su mandamás. Especialmente en el sector docente, el mediático y el eclesial. Nadie duda que el empuje del nacionalsocialismo vasco y catalán en las últimas décadas no habría sido posible sin el adoctrinamiento de educadores, periodistas y curas, esos que daban cobertura a los terroristas en sus sacristías y se negaban a decir funerales por sus víctimas.

    Europa es una panoplia completita de tragedias y atrocidades ocasionadas por ese sentimiento enquistado de odio a los hermanos, ese “Te odio porque te necesito, brother”.

    Los cerebros y corazones filoterroristas no iban a la cárcel porque no mataban con tiros en la nuca, pero se dedicaban a lavar los cerebros de los que apretaban el gatillo, y adoctrinar a los que ahora claman por la fractura de España, esa madrastra nutricia a la que ya han exprimido suficientemente.

    Arrieritos somos….

  3. Obdulio

    Decía ayer quien firma “Bartolo”:

    “Su papá, Pedro José Ramírez, construyó una mega-conspiración”….

    ¿Los GAL fueron una conspiración de Pedro José?
    ¿El fraude PSV-UGT fue un una conspiración suya igualmente?
    ¿Y el caso Rumasa? ¿Y el caso Seat? ¿Y el caso Roldán? ¿Y el caso Uralburu? ¿Y el caso Intelhorce? ¿Y el caso Filesa-Expo92-Inserso? ¿Y el caso Juan Guerra?¿Y el caso Mariano Rubio? ¿Y el caso Renfe de García Valverde? ¿Y el caso de Salanueva directora del BOE?
    ¿Todo se lo inventó Pedro José?
    ¿Y los fondos reservados de Vera, Sancristobal o Barrionuevo?
    ¿Y el terrorismo de Estado también fue una conspiración de El Mundo?
    ¿Y las cacerías de Bermejo y Garzón? ¿Y los EREs andaluces? ¿Y las escuchas del bar Faisán?
    ¿Todo cuanto levantaron los sabuesos de El Mundo fue una conspiranoia, como quería hacer creer el PSOE, tan descuidado en décadas de “honradez”, tantas cuantas desgobernaron el país?

    Mejor que siga tocando la flauta, sr. Bartolo, a ver si la música lo inspira y comprende que, si nos atuviéramos a las indagaciones de El País, los españoles no nos habríamos enterado de la misa la mitad de aquella ciénaga que fue el felipismo.

Comenta