La navaja quemada

La ciutat cremada

José María me llama desde Barcelona para hablar de ‘La navaja inglesa’ en su programa Firts Down a tope, pero la actualidad manda y la entrevista se convierte en una reflexión sobre Can Vies y las noches de violencia irresponsable en Sants.

La coincidencia en el análisis es total. Se han dado todos los pasos oportunos para que se sucedan los desórdenes que leemos día tras día. Mi interlocutor tiene familia en el barrio y sabe de primera mano el hartazgo de los vecinos y su absoluto distanciamiento de los motivos que inspiran a los alborotadores. Daría lo mismo una cosa que otra. La estrategia es el follón por el follón e incordiar lo máximo posible para que impere la irracionalidad y en ese caldo ver las posibilidades de rapiña.

Los protagonistas, opina mi interlocutor, ni siquiera son los okupas, sino quienes aprovechan cualquier chispa para arrimarla a la yesca. Resultado: ruina sobre ruina, pérdidas millonarias y el mensaje internacional de que en España está en marcha una revolución. Sabemos que no es así, pero también sabemos lo fácil que resulta lanzar la imagen de un país en llamas con cuatro hogueras.

Otra coincidencia sobresale a la hora de criticar la actuación de las autoridades responsables en el conflicto y las distintas maneras de utilizar las herramientas que les da la ley. Lo ideal para que todo crezca y se magnifique.

Ahora se lee que el ayuntamiento ha paralizado el derribo del edificio. ¿Por qué? Se dirá que fue una decisión injusta o que la presión de las protestas les ha hecho rectificar. A cada explicación sucede otra peor, mientras el pavor se apodera de los vecinos, que no saben quién protege sus derechos y sus propiedades. El desconcierto avanza y el miedo provoca las histerias que le son propias.

Al final también hablamos algo de ‘La navaja…’, pero incluso la literatura en ese magma parecía una frivolidad.

Un comentario a “La navaja quemada”

  1. SEito

    En Barna, este fin de semana muchísimos más jovenes pasaron por Diagonal Mar a disfrutar en el Primavera Sound . Pero eso no es noticia para los buscadores de pollos coloraos en la mayoria de los medios de comunicación .

Comenta