Lisboa como metáfora

El eximido

Esa obsesiva protección del lenguaje correcto cuando de mujeres se trata no consigue otra cosa sino acrecentar la sombra del machismo. Y trufar los argumentos políticos de moralina igualitaria produce el efecto contrario por cansancio, hastío y aburrimiento.

Ésa es la impresión que comparte la mayoría cuando sale a colación el bendito tema. Que así conste por si nuestros amados representantes tienen duda sobre la capacidad intelectual de los administrados, aunque siempre habrá quien disfrute chapoteando en la charca de lo obvio por si cae alguna subvención de momio.

De ahí a elevarlo como causa supranacional, poniendo en cuestión la cordura de los españoles y su capacidad para regir los destinos propios, y mucho más los ajenos, solo puede ser considerado como una locura febril, producida por la picadura de una araña parda reclusa, o por la ingesta de plantas alcaloides en dosis superiores a las aconsejadas. Un mensaje a nuestros socios comunitarios que bien podría traducirse diciéndoles que somos capaces de ganar todos cuantos campeonatos de fútbol que en ámbito europeo se convoquen, pero que al mismo tiempo hagan el favor de poner ellos los rectores y administradores políticos, porque los nuestros tienen graves dificultades para acabar con éxito la EGB.

De tanto insistir en la idea, acabarán creyéndoselo y no sería de extrañar que un día nos planteasen una declaración de incapacidad y la imposición de un delegado al que llamaríamos enseguida Pepe Botella, aunque sea abstemio.

A un aficionado al fútbol, miembro de una mesa electoral, le han permitido excusarse de la obligación por causa extraordinaria para que pueda estar en Lisboa. Ésa es la metáfora. Ésa es la realidad.

3 Comentarios a “Lisboa como metáfora”

  1. MIRANDA

    Efetiviwonder, Boss.
    El mal de la “corrección política” se ha cebado con la izquierda feminista y sus “complejos igualitarios de género” , y lo único que ello aporta a la causa de las mujeres es cansancio, hastío y aburrimiento a morir.

    También serias contradicciones, porque nadie puede comprender que la telefonista de Ferraz, Elena Valenciano, se ponga histérica cuando se insinúa su precaria formación, experiencia y capacidad para convertirse en asesora de los intereses de España en Europa (OJO, la precariedad suya, no la de todas las mujeres) y considere que cualquier alusión a su sacrosanta persona por parte de un varón es una acometida machista ….mientras comparte cartel y mítin con el Presidente del socialismo vasco, Jesús Eguiguren, condenado por maltratar a su señora, Asunta Zubiarrain, a la que golpeó violentamente con los puños, un zapato y un paraguas, produciéndole lesiones que exigieron hospitalización.

    Es decir, que a la telefonista de Ferraz no la puede rozar ni el ala de un colibrí con un adjetivo hostil, pero a la esposa del socialista vasco Eguiguren, gran amigo de Otegi,la puede vapulear su machote doméstico sin que ello merezca su repulsa y rechazo ni la del partido.
    Más aún, el maltratador hipermachista tiene el cuajo de mitinear pidiendo el voto para un partido feminista….selectivo como es el PSOE.

    ¿Cómo puede un CONDENADO por malos tratos seguir siendo presidente del PSOE vasco, sin que las miembras se alporicen,…mientras pretenden quemar en la hoguera pública al ex-ministro Cañete, que en ningún momento se refirió a las mujeres del común, sino a las que aspiran a ser ministras, o parlamentarias con el equipaje de la srta. Pepis?.

    Muy razonable tu propuesta, Boss, ya que si, como parece, el PSOE no tiene miembros y miembras que no hayan tenido problemas para acabar el bachillerato, y creen que esa enorme carencia de formación, capacidad y experiencia se puede solventar a base de gritos, golpes o pedradas, escraches, chicas sin sostén, acampadas, y aspavientos antimachistas, sería más razonable que tiraran la toalla, se dedicaran a otra cosa, y dejaran la gestión política y económica en manos de los que saben, en España y en Europa.

    Lo del hincha atlético que consiguió ser eximido como suplente de una mesa electoral el 25-M, lo aplaudo y celebro. Cuarenta añós de sufridor, acumulando adrenalina para ver culminar su sueño, ahorrando para el gran evento de su vida….y lo va a perder por una suplencia, que ni siquiera tendría que ejercer, a buen seguro.
    Creo que la Junta Electoral utilizó el sentidiño y el corazón, lo cual está muy bien.

  2. SEito

    Luis Enrique, de vuelta de muchas cosas en sus jóvenes años madurados en las dos vertientes del Clásico ( el fútbol se impuso y La Liga es La Literatura ) y en la cuna de la cultura L€Uropea Mediterránea con inmersión en las nieblas Atlanticas, ha comenzado su etapa en primera linea de La Liga de Las Estrellas, adoptando el ” siempre positivo ” en su manifiesto de línea editorial .
    Volcado en unos colores desde que lo tuvo claro, no ha tenido lugar en su discurso ni una sola referencia a su rival .
    Mientras esto ocurre y son muchos los jóvenes conocedores de lo peninsular, lo comunitario y hasta lo extracomunitario, llegando incluso alguno a presidir el consejo de ministros de la cuna de la crême de la crême, aquí andan unas cuant@s a retorcer la gramática para buscar el desprestigio del rival, en lugar de aportar diferencias aprendidas en curriculum internacional . Y además pretendiendo la exclusividad de hacer bien la política sin necesidad de las evaluaciones exigidas hoy en día hasta para ocupar un puesto en la manipulacion de alimentos y diciendo al rival como ha de hacerlo para ser homologable .
    No creo poder encontrar en ese mensaje que ya resulta pesado a la par de obsoleto, signo positivo alguno, y lo hecho de menos hoy, cuando en el mismo fin de semana, o somos Campeones de Europa o somos Campeones de Europa, en una de las más valoradas Bolsas de Valores Mundiales .
    Si desean que compremos sus camisetas, habrán de modificar el club hasta en el nombre . Lo del cambio de actitud deberia ser el primer paso y eso pasa por dejar a otros la épica de los desatres .

  3. forneas

    Son cosas de la campaña electoral y no hay que hacerles mucho caso.
    ¿Qué va a ocurrir con las próximas campañas, que se supone que serán
    más reñidas todavía?

Comenta