Un modelo de éxito

La última moda, le dernier cri de la política, consiste en votar lo contrario de lo que se venía propugnando. Se entiende que arrase esta tendencia porque ha demostrado ser la más rentable, la más deseada, la más chupi lerendi de todas cuantas hoy cuelgan de la guardarropía de los representantes públicos, que en teoría son los que defienden los intereses de los particulares, aunque eso está cada vez más confuso.
Se trata de una moda muy ponible, a base de capas superpuestas y de conchas de galápago que se combinan con escamas de besugo y colmillos de elefante engarzados en punto cadeneta que da al conjunto un aire muy évasé, es decir, que tanto puede ir hacia un lado como hacia el otro, de acuerdo con la dirección hacia la que sople el viento.
En un principio es aconsejable averiguar hacia dónde sopla el Gobierno para ponerse enfrente. De nada vale facilitarle el trabajo parlamentario desde un principio, pues entonces será cuando no te valoren, ni te den aprecio, ni te pongan precio. Después hay que estudiar muy bien la correlación de fuerzas, el sentido de los otros votos y el porcentaje de parlamentarios que pueden estar ausentes por la gripe. Para todo ello se recomienda el uso de la calculadora.
El siguiente paso consiste en aplicar esos cálculos a la tramitación en ambas cámaras, distinguiendo con gran precisión qué puede ocurrir en el Senado sin que afecte a lo que ocurra en el Congreso para de ese modo mantener la incertidumbre hasta la traca final, que es cuando el Gobierno está más apurado y cuando puede soltar la guita.
Se comprende entonces la utilidad de las extrañas piezas de las que se compone el conjunto. Las escamas de besugo son imprescindibles para que resbalen sobre ellas los improperios que puedan lanzarles, las conchas de galápago soportan muy bien cualquier graduación de cara dura que se precise, y los colmillos de elefante son inmejorables si llega el caso de embestir.

9 Comentarios a “Un modelo de éxito”

  1. Miranda

    Pues como siempre tienes toda la razón, boss.
    El sistema electoral permite incongruencias como que los nacionalistas-separatistas, por la via de apoyo al gobierno central o autonómico, se vean controlando un mogollón de poder con porcentajes de voto de un 8% o un 15%.
    Incluso se permiten votar EN CONTRA DE LOS INTERESES DE SUS ADMINISTRADOS , los gallegos en el caso de Angel-Siseñor ,para APOYAR a la Ministra Mandalena, que nos ha mandado a la mierda por activa, pasiva y perifrástica.No hay más que ver la situación de Galicia, a la cola del país que va en la cola, para ver el interés que les merecemos.
    Pero ZPenco saca la bolsa de dinero y paga el apoyo en billetes de euro de curso legal, que luego dicen que desaparecen los billetes gordos de 500 euros. Pues ya sabes donde andan. Comprando y forzando voluntades con puro cash, de la misma manera que Torito ha comprado los votos de los emigrantes de la diáspora.
    Pero no estés preocupado,Boss, porque Solbes, el ministro del felipismo que dejó el país descapitalizado, parado, arruinado y anegado en corrupciones, convolutos, pelotazos (algo normal en un gobierno de izquierda) y hasta GAL viva , ese mismo Solbes que ha logrado colocar otra vez a la Expaña zapateril en la cola internacional, va a intentar mejorar la marca del desastre en el nuevo mandato del PSOE , para el que ya nos están pidiendo el voto.
    Ja-ja-ja-, que me descojono, Cora.
    El objetivo es transportarnos directamente al limbo de los justos o seno de Abraham, de la manito de Enanito ZPenco y su trouppe de liliputienses y titiriteros.
    Chico, vaya tropa. Es que se desacreditan por sí solos, no hay ni que molestarse. Solo mirar.
    Por cierto, ten preparado el protector gástrico, ya sabes que Pepiño ´ha movilizado a los cibervoluntarios sociatas para que se esfuercen en captar el voto de los “indecisos”.
    ¿Tu conoces a alguno? Yo veo por todas partes, salvo los que están en la pomada y la mamandurria, una decisión sublime.

  2. Bermellón

    Pero…
    … como te complicas para hacernos ver que el PP ha perdido OTRA votación porque no tiene mayoría.

    ¿Ha perdido por los ausentes por enfermedad…

    Por maniobras arteras de politicastros paracuelliles y acólitos de los terroristas…

    Por el odio que todos les tienen por ser galantes, por su donaire y su donosura…

    Porque son de extremo centro…

    O porque representan a menos electores que el partido en el gobierno y el resto de representantes parlamentarios se avergüenzan de coincidir con ellos hasta en los lavabos del congreso?

    Hay que ver lo que nos trae la democracia. Ya lo decía yo… con lo bien que estábamos…

  3. jabato

    Desde luego, me parece ética y moralmente repugnante la actitud de los políticos que se conducen como, de forma tan afortunada, describe hoy el Sr. Cora en el encabezamiento de la bitácora.

    Hemos visto en las últimas fechas votaciones en el Congreso de los Diputados de apretado resultado, votaciones que han terminado por ganarse mezclando en el caldero de los votos favorables apoyos de la más variopinta procedencia: ahora catalanes, ahora gallegos, ahora Labordeta y sus jotas, ahora un par de tránsfugas para aderezar, etc.

    Ahora bien, y si pensamos, por ejemplo, en los dignos representantes del BNG, ¿podemos realmente censurar su actitud?. ¿Podemos pedirles que, tras ver como otras minorías juegan y mercadean con sus apoyos para obtener beneficios para sus particulares intereses, los ilustres próceres del BNG se queden cruzados de brazos y atados por sus principios?. En un escenario político que se ha convertido (especialmente en los días postreros de la legislatura) en un juego de “¡tonto el último!”, nadie quiere ocupar ese lugar, y los representantes del BNG se han limitado a seguir el ejemplo general, resolviendo el conflicto entre principios e intereses claramente a favor de estos últimos.

    Repito, no me parece correcto ni respetable, pero me parece totalmente lógico.

Comenta