El sarampión

Novo, Suárez, Otero Novas, Rosón y Díaz Fuentes

Es cierto que Suárez tuvo que soportar críticas inmisericordes por parte de la prensa como ningún otro presidente constitucional. Muchas más que Zapatero, porque en su caso eran generalizadas y este último siempre contó con columnas amigas.

Una de las causas, quizá no la más importante, pero sí la más extendida, fue la bisoñez democrática por todos padecida. La llegada de las libertades se había anhelado con tantas ansias que no se concebía sin una mortificación continua del ejecutivo. Fueron demasiados años de ejercicio progubernamental a la fuerza, de modo que una vez pasados, las gafas solo estaban graduadas para ser implacables con el presidente, aunque fuese Suárez, aunque fuese el hombre del milagro, aunque tuviese fallos y aciertos.

El ayuntamiento democrático de partidos llegó a Lugo dos años más tarde que al resto de consistorios. Su primer alcalde, José Novo Freire, aquel hombre bueno a carta cabal que encabezó la lista de la UCD, sufrió en propia carne un proceso equivalente al de Suárez en todo el Estado.

Cuando hoy se le rinden tantos y tan justos honores es momento también para recordar ese sarampión que sin duda influyó en su dimisión y quién sabe si en el devenir de su biografía.

En lenguaje vulgar, de las víctimas se dice que pagaron el pato. Posiblemente no habría podido ser de otra forma y así lo entendieron los afectados. De José Novo lo sé de sus labios. De Suárez, me lo imagino. Ninguno de los dos lo expresó públicamente, ni durante su mandato, ni después; pero hoy, con la perspectiva temporal y a la vista del indigno comportamiento de otros que sí merecen todo tipo de correctivos, cae de cajón reconocer que en aquel partido se pitaron muchos penaltis injustos.

5 Comentarios a “El sarampión”

  1. Bartolo

    Efectivamente sufrió críticas inmisericordes de la prensa en el ejercicio no siempre exclusivamente informativos sinó de intereses como ahora, asimismo sufrió una oposición muy dura, en su obligación de confrontar al gobierno de turno, cosa que han reflejado muchos periodistas estos dias en sus columnas de opinión, cargando las tintas en unos ó en otros según la linea editorial, muchos pasan de puntillas sobre los “suyos” que lo traicionaron por pasiones inconfesables.Voy a colgar dos ejemplos de periodismo donde cuentan verdades, hay quien como Gregorio Moran escribe que Areilza y Fraga, nada centristas, lo consideraban un desclasado, concretamente el último pensaba que” Suárez (como presidente de Gobierno) era una humillación para él. Que no lo hubieran escogido a él y sí a Suárez —al que despreciaba intelectual y profesionalmente— era algo que no podía soportar.

    http://blogs.elconfidencial.com/espana/notebook/2014-03-25/la-coalicion-negativa-que-derribo-a-suarez-se-refugia-en-el-obituario_106581/

  2. Bartolo

    http://vozpopuli.com/actualidad/40816-esto-es-espana-explosion-de-hipocresia-en-el-congreso-con-suarez-de-cuerpo-presente

  3. MIRANDA

    Murió políticamente Adolfo Suarez a manos de los intereses de sus enemigos. Murió de nuevo al desconectarse su mente de la realidad.
    Ahora ha muerto definitivamente, y ya estará con su amada Amparo y su hija Mariam cerca de su Hacedor.

    No se si es culpabilidad o nostalgia del espíritu de la Transición lo que ha convertido a Suarez en un mito, el héroe que no fue en vida.

    Quien podía imaginar que Guerra y el PSOE, el Borbón, la Iglesia, la Prensa, sus traidores intestinos y externos, aplaudirían su mutis por el foro como un gran éxito

    Cierto que a la luz de lo que hoy hay, aquella Transición se nos antoja una epopeya asombrosa, aquellos hombres rigurosos y educados unos fueradeserie, y creemos que Suarez personificó un momento histórico, aunque el guión viniese ya de manos de Carrero Blanco en el tardofranquismo, encarrilado hacia una monarquía democrática, un cambio incruento alejado del revanchismo guerracivilista.

    Llegado el momento, los protectores de Suarez, Herrero Tejedor y Torcuato F. Miranda, le pusieron todo en bandeja como contrastado hombre del Régimen

    Y lo hizo bien. Cumplió con su misión. Pactó, contemporizó, renunció a cosas y adoptó otras, tenía señorío, cordialidad…
    Hasta que los conspiradores lo presionaron para quitarlo de en medio…. y el dimitió creyendo evitar así un golpe de estado. La izquierda tenía mucha prisa, mucha hambre atrasada por pillar poder. Y los de casa, tenían también sus propios planes conspiranóicos. Entro todos lo mataron políticamente.

    Ahora fingen pesar los hipócritas y ponen cara de pena. Manda carallo, Boss.

  4. MIRANDA

    https://www.youtube.com/watch?v=LWTnN0EEUhI

    ¿Dignidad le llaman ahora a la kaleborroka?
    Vergüenza da esta chusma de violentos perfectamente uniformados y organizados, anarquistas, borrokos vascos y gallegos, antisistema, tapiocas de finde en busca de emociones fuertes, indignados del alma y enfermos de la olla en general….esos que venían dispuestos a linchar policías para colocarse medallas y “darles el escarmiento que se merecen”, si serán bestias.

    Ellos y sus organizadores y cómplices, que los convocan, movilizan, proveen y arropan, mientras queman contenedores, destrozan lunas y coches, golpean con barras de hierro y le saltan las muelas a los agentes del orden, padres de familia cuyo trabajo consiste en velar por el orden y la paz de nuestras calles..

    ¿Qué es lo que entiende la izquierdona cómplice y muda por “derechos y libertades”, por “verdugos y víctimas”
    ¿Son estos salvajes los pacificos manifestantes que supuestamente se manifestaban en por de sus derechos cívicos?

    ¿Qué gritos daría la izquierdona cómplice y muda si esta salvajada la organizaran ultras de signo contrario, y sobre todo, SI LOS PARTIDOS DE CENTRO Y DERECHA estuviesen detrás de su organización, y encima CALLARAN COMO COLIPOTERRAS ante los desmanes?

    ¿Por qué montan el pifostio cuando ven una puta bandera preconstitucional en una manifa y se apresuran a llamarlos fachas?

    ¿Es que los matones violentos y despreciables dejan de serlo por ser “de los suyos”

    La vergüenza y la humillación que produce a los españoles ver así tratadas a sus fuerzas del orden y al parecer, la INCAPACIDAD del ministerio de Interior para tomar medidas, nos dice que HAY QUE ACTUALIZAR LAS LEYES VIGENTES DE SEGURIDAD, porque es obvio que estas no nos protegen.
    Y hay que dejarse de DEMAGOGIA y distinguir entre un probo manifestante descontento y una manada de DELINCUENTES que arrancan a mazo los adoquines de los bordillos para arrojárselos a otras personas. Aunque lleven uniforme.

    Los contribuyentes madrileños y las compañías de seguro estarán encantados y agradecidos de la derrama cuantiosa que supone recomponer los destrozos.
    Nos consolaría saber a esta gentuza en la trena para una larga temporada, pero me da que ni ese consuelo vamos a tener

  5. Bartolo

    La capitalidad tambien tiene sus inconvenientes, durante unos años tuvimos a los obispos y su grey colapsando la ciudad, bien es cierto que eran pacíficos.

    Por eso insisto en defender que la manifestación, que pese a sus dimensiones y al grado de indignación de sus convocantes y asistentes , fue ejemplarmente pacífica, los ataques y provocaciones que tuvieron lugar al final, ya de noche y cuando la manifestación llevaba tiempo disolviéndose, fueron algo aislado y con lo que el 99,9% de los manifestantes no se identifican en modo alguno.
    A pesar de que constan estos hechos se ha tratado de ningunear, minusvalorando sus verdaderas dimensiones, otros se han apresurado a resaltar ciñéndose exclusivamente en denunciar los graves disturbios que ocurrieron al final, por obra de una minoría muy reducida de violentos exaltados, presentando en TV armas como la muleta punzón que se ha demostrado no fué recogida en esa protesta.

    Por más que se manipule, imposible ocultar que la manifestación fue masiva, no de unos cuantos miles de personas, sino de varios cientos de miles, si se es objetivo, estuvo sin duda a la altura de las mayores concentraciones ciudadanas que ha habido nunca en Madrid.Ahí están las fotos aéreas o tomadas desde los edificios altos para corroborarlo. ¿Que estaba convocada por organizaciones de izquierdas? Pues sí, pero eso invalida en modo alguno el derecho a manifestarse presente en la Constitución, y me atrevo a asegurar que a la inmensa mayoría de la gente que allí estuvo les movían los mismos motivos: el fortísimo desempleo, la precariedad laboral, la pérdida de derechos laborales, los tremendos recortes en educación y sanidad públicas, la corrupción generalizada y sin castigo ejemplar, la priorización absoluta en el pago de la deuda, no puede ser que el 10% mas rico apenas note la crisis y el 10% mas pobre haya perdido un tercio de sus rentas, patrimonios y salarios, porque entonces ya no es una crisis, sino una crisis relativa, dependiendo en qué parte le haya tocado nacer al españolito

    Está claro que hay motivaciones políticas para tratar de tapar el fiasco, de no haber proporcionado medios a la policia, y que se debería a las órdenes de Interior, de emplear la mínima fuerza hasta que no acabara la manifestación por la presencia en la marcha de una misión de la OSCE (Organismo para la Seguridad y Cooperación en Europa), y dado que el CGPJ considera de “dudosa legalidad” muchos de los artículos de la Ley de seguridad ciudadana

    El rechazo y condena a los violentos ya lo dejé plasmado en la Bitácora de ayer.

Comenta