Eche la lengua

Dejando la mica de saliva

A través de “una mica de saliva” el Instituto de Estudios Catalanes ha rastreado durante dos años la huella genética de la raza catalana, por si la hubiese. Los resultados son sorprendentes. Unos son de allí, otros son de allá, y hay unos terceros que son de acullá.

Se ha realizado sobre 2.500 individuos que en teoría tienen uno de los apellidos, más frecuentes en Cataluña. Y ahí es donde el estudio empieza a rechinar, pues esa frecuencia es ficticia, ya que, por ejemplo en Barcelona, los diez apellidos más comunes son, por este orden, García, López, Pérez, Martínez, González, Sánchez, Rodríguez, Fernández, Gómez y Ruiz. Para encontrar el primero con claras reminiscencias catalanas, en el sentido más catalanista del término, hay que descender hasta el puesto 39, donde aparece Ferrer. ¿Qué les pasa a todos los anteriores? ¿No son lo suficientemente catalanes para merecer la atención del Instituto aunque lleven tres y cuatro generaciones viviendo allí? ¡Qué pinta más fea tiene el estudio!

Y otra cosita más. Como la investigación se ha realizado en Cataluña y aledaños, todas las referencias sobre la distribución de los apellidos se ciñen a ese territorio, dando la impresión de que el catalán de pura cepa nace, vive, se desarrolla y muere en el mismo sitio. Por casualidad, voluntad divina o cosas de la vida, arrastro dos de los apellidos sometidos a examen, Sabater de tercero y Mas de quinto. Por supuesto, el estudio no se cosca de su distribución por el mundo, ni le interesa, no le vaya a dar un jamacuco al president.

Total, que se han pasado dos años de estudios salivares para demostrar que los apellidos catalanes tienen su origen en Cataluña, aunque la mayoría de los catalanes no los lleven y hoy estén por ahí ciscados, en Lugo o en Hong Kong. Estudios así hacen patria.

7 Comentarios a “Eche la lengua”

  1. Aureliano Buendía

    Cuando en el horizonte ya comienzan a aparecer los tintes racistas o la búsqueda de una explicación genética al “hecho diferencial”, es para preocuparse.

    Un paso más, y llegaremos (o llegarán, más bien) a esto:

    - “El bizkaino es de andar apuesto y varonil; el español o no sabe andar, o si es apuesto, es tipo femenino”.
    -”La fisonomía del bizkaino es inteligente y noble; la del español inexpresiva y adusta. El bizkaino es nervudo y ágil; el español es flojo y torpe. El bizkaino es inteligente y hábil para toda clase de trabajos; el español, es corto de inteligencia y carece de maña para los trabajos más sencillos. Preguntádselo a cualquier contratista de obras, y sabréis que un bizkaino hace en igual tiempo tanto como tres maketos juntos”.
    - “Etnográficamente hay diferencia entre ser español y ser euskeriano, la raza euskeriana es sustancialmente distinta a la raza española”.

    Son algunas de las “perlas”, escritas por Sabino Arana Goiri, fundador del PNV.

    Del mismo autor, podemos obtener una aproximación a lo que pueden ser los gloriosos primeros tiempos de la República Catalana:

    “¿Qué es, pues, lo que respecto de la pureza de la raza se contiene en el programa nacionalista? Puede reducirse en los puntos siguientes:
    1) Los extranjeros podrán establecerse en Bizkaya bajo la tutela de sus respectivos cónsules; pero no podrán naturalizarse en la misma. Respecto de los españoles, las Juntas Generales acordarán si habrían de ser expulsados, no autorizándoseles en los primeros años de independencia la entrada en territorio bizkaino, a fin de borrar más fácilmente toda huella que en el carácter, en las costumbres y en el idioma hubiera dejado su dominación.
    2) La ciudadanía bizkaina pertenecerá por derecho natural y tradicional a las familias originarias de Bizkaya, y en general a las de raza euskeriana, por efecto de la confederación; y, por cesión del poder (Juntas Generales) constituido por aquéllas y éstas, y con las restricciones jurídicas y territoriales que señalara, a las familias mestizas euskeriano-extranjeras”.

    Pa echarse a temblar, vamos.

  2. MIRANDA

    Otro estudio genético del ADN de los españoles, según una investigación presentada en la revista American Journal of Human Genetics, confirmaba ultimamente que Cataluña y Vascongadas son las comunidades DE MÁS PROFUNDA RAIGAMBRE IBÉRICA

    Ochocientos años de dominio musulmán en gran parte de la península y la anterior llegada de colectivos judíos, dejaron su huella en la genética de los españoles, que tendrían su paternidad repartida de la siguiente manera:
    -11% de herencia musulmana, norteafricana/magrebí.
    -20% de herencia judío-sefardí
    -69% de herencia ibérica autóctona.

    Pues bien, sabrás querido Jefe, que el resultado de este riguroso estudio, que ha sorprendido mucho a los biólogos de la Universidad Pompeu Fabra dedicados a estas cuestiones, señala a los catalanes y vascos como los más reciamente ibéricos, los más españoles de los españoles. Parece que los moriscos preferían el sur y el levante para instalarse e inevitablemente mezclarse, así que en Cataluña, aunque parezca una ironía, el 92% es raigambre ibérico a carta cabal.

    Esto de rastrear los apellidos, masivamente ibéricos como bien señalas, pone en ridículo el interés segregador, diferenciador y excluyente de los fanáticos nacionalistas, que gastan el dinero que les falta para salud y educación en paridas identitarias, especialmente sangrantes en este tiempo de globalización enloquecida en que España se llena de chinos, africanos, hispanoamericanos y magrebíes, mientras que los españoles, que siempre fueron navegantes, exploradores, emigrantes, van y vienen por el pais, o marchan a hacer patria por el mundo adelante.

    Cuando la movilidad se incrementa, las fronteras se diluyen, los pasaportes desaparecen y las lenguas se aúnan en dos, inglés y español, cuando la ideología universal demanda un humanismo global, un puñado de soberbios racistas y xenófobos se empecinan en buscar diferencias entre hermanos, como auténticos fundamentalistas de esa religión enfermiza llamada nacionalismo.

    El hecho real es que Cataluña está llena de españoles de todas partes del país, y España poblada de catalanes de toda condición. Me temo que no hay saliva que pueda

    Dice Vargas Llosa : “El nacionalismo siempre es contra alguien, contra los otros, es una manera de proclamar una diferencia que secretamente quiere decir una superioridad sobre el resto. Por eso, el nacionalismo tiene siempre un carácter peligroso, divisorio y violento.”

    No dudo de que el intento de fomentar el mito de individuos superiores…alberga algo tan bastardo y pedestre como legitimar en el poder a la oligarquía rapaz, esa que silencia los desafueros y los expolios de “los suyos”, los maletines en paraísos fiscales, los apaños con la banca, la que controla medios y tribunales, apesebra voluntades y estómagos agradecidos a y se lo guisa y se lo come en su propio monte de orégano.

  3. Candela

    Qué nacionalismo Sra. Miranda? El Español? El Peruanocontra Ecuador – siendo el mismo pueblo? El peruano/bolivariano contra España? El Suramericano contra Norte América?

  4. Bartolo

    !Buenoo! Aureliano, si nos vamos al pasado, en aras de la imparcialidad, habría que recordar aquello del “gen rojo” de Vallejo Nájera, donde precisamente vascos* y catalanes le resultaban especialmente atractivos en aquello de Biopsiquismo del fanatismo marxista, (no sé si llegó a estudiar el Fascista), en sus conclusiones conclusiones también se encuentraba la definición de la raza o espíritu español “para mejorar la raza española”.

    (*vascos fervientes católicos por la época)

    Ahora bien, que a dia de hoy, bajo un barniz pseudo-científico con que se camufla el experimento, para probar que existe una base biológicamente pura de catalanidad en el cromosoma ‘Y’, es para demostrar que el poseedor de un apellido ‘lingüísticamente’ catalán pertenece realmente al ‘clan’. Y no hay más cera que la que arde. Por mi parte propongo el estudio de la raza de nuestas ovejitaaas, que diria Carmen Sevilla, ¿Y porqué?, pués porque España está llena de borregos, entre los que me encuentro !ojo!.

    http://esbamalumni.wordpress.com/las-razas-ovinas-en-espana/

  5. Bartolo

    De nuevo disculpas por las erratas y repeticiones de palabras, dedos grandes para teclado de smarthphone.

  6. Germán

    De aquí a nada empezarán con estudios como los de Lombroso, analizando las medidas del cráneo para encontrar el biotipo nacionalista catalán. Hay que echar un vistazo a Oriol Junqueras, con ese aspecto del gordo de Vickie el vikingo, o Alfred Bosch con esa cara de “eterno recién levantado”.

  7. Aureliano Buendía

    Varios comentaristas traen a colación el nacional-catolicismo español y el franquismo.

    Es normal. No se puede criticar a los nacionalismos periféricos sin, automáticamente, entrar en su perpetua rueda justificatoria y victimista.

    Una de las razones por las que estimo perdida cualquier lucha contra la secesión catalana, es que la corrección política y el discurso progre-nacionalista (inseparable en determinados momentos y lugares de estos últimos 30 años) han terminado por impregnar la sociedad española, con tal profundidad, que ya es irreversible. Ya no es que no se pueda hablar contra ellos; es que no se puede pensar contra ellos.

    No nos engañemos: han ganado.

Comenta