Paletos en la cola

La cara de satisfacción de Mas es digna de marco

Alguien que le pone a su empresa ShareIsFashion tiene que ser un genio del márketing, o un tonto del culo. En el caso de Àlex Fenoll, creador del palabro, resultó ser lo segundo.

Fenoll es el del saludo al príncipe, el caballero de la mano en el bolsillo, el Calomarde del Palau, el infiltrado que Mas coló en el besamanos para escenificar el desaire. ¿Cómo iba a pasar el príncipe por Cataluña sin que se le hiciese un feo? Sería tanto como cenar con Messi y no hacerse una foto juntos.

Hasta que me dejes votar no te doy la mano. Es decir, que el saludo va para largo.

Se preguntará el lector: Si el paleto no pensaba darle la mano, ¿por qué estaba en la fila de los que iban a dársela? La respuesta es sencilla, si no te pones en esa fila, nadie se entera de que te niegas a decirle: ¡Choca esas cinco! Prueben a hacerlo, es imposible.

En el facebook donde Fenoll promociona sus productos se escribe en inglés o en catalán. Alguna vez se les cuela el castellano porque quieren pasar de los mil amiguitos y claro, para lograrlo hay que expandirse al extranjero que es donde están los potenciales compradores. En cualquier caso y en cualquier idioma, allí se habla más de España y de separatismo que de moda, lo cual no debe ser nada rentable para el negocio, porque foros de esa especialidad los hay a cientos.

Un seguidor especialmente crítico con Fenoll le ha colgado en esa página un escudo de España y una foto de Albert Boadella revestido con la bandera estelada a la que le cortó un redondel por donde asoma su trasero. El debate está subiendo de tono. El empresario no venderá mucho, pero a este paso lo nombran director de la Escuela Diplomática y de Protocolo.

6 Comentarios a “Paletos en la cola”

  1. Candela

    El lector no se pregunta nada. El lector sabe que a este señor le dijeron ¡A formar! de allí donde se encontraba http://www.vilaweb.cat/noticia/4175390/20140225/alex-fenoll-donare-ma-algu-ens-respecta.html
    De todas formas, y a la espera de análisis (más) minuciosos, me parece un claro ejemplo de que al menos la educación no irá de la mano de la Independencia.

  2. Bartolo

    Àlex Fenoll, como cualquier ciudadano, tiene derecho a tener y dar su opinión – lo que no es correcto es utilizar un acto de este tipo para buscar propaganda para sus ideas políticas. A mi entender, hubiese sido mucho más apropiado evitar este momento incómodo y después intercambiar positivamente ideas con el principe para expresar su punto de vista.
    Creo que ha estado muy incorrecto en las formas, ya sea republicano, nacionalista budista ó carpintero, el fanatismo y la obsesión identitaria le ha jugado una mala pasada, sin un ápice de educación, consideración ó respeto, puesto que a nadie se le niega el saludo, pudo haberse salido de la cola, aunque me temo que la intención era llamar la atención; me recuerda a la pataleta de un niño pequeño, que cuando no consigue lo que quiere se orina encima, pero ha conseguido que se le dediquen columnas,y propaganda a su “causa”.

    En un país democrático como Reino Unido ó EEUU, lo hubieran sacado del recinto los servicios de seguridad con absoluta discreción.

    Si lo que quiere conseguir es poder realizar y votar esa consulta lo que tiene que hacer es convencer al resto de españoles de la bondad de su propuesta, seguro que habrá cobrado réditos ante Mas y Junqueras con el gesto propagandístico de no saludar y conociendo el percal, no exclusivo de Cataluña, alguna contrata pública de la Generalitat le habrá caído, o le caerá …

  3. MIRANDA

    Es natural, Boss, que el pailán busque un minuto de gloria para su causa perdida. Incluso que los pailanes-jefes propicien la ocasión de oro. Lo que resulta menos lógico es concedérselo y darles facilidades, e incluso un trato respetuoso. Nada de eso. Si quieren publicidad, que la paguen, ntjd!

    En realidad no creo que la zafiedad del tal Fenoll, otras veces de su señorito, Lopez Tena (que era de Sagunto) o del pintoresco macarra Laporta, desmerezcan del resto de la “Cataluña oficial”, Arturet, Trias and cía. Las aves de igual plumaje hacen basca para volar juntas. Ellos sí que dieron la mano efusivamente al compinche, tras su hazaña. Nivelazo, meu.

    Lo mejor habría sido no mencionar el desplante, como hicieron El País y la Vanguardia. El silencio tumbal, la falta de repercusión mediática habría sido el mejor castigo al palurdo. Si acaso, subirlo al cuadro de honor de “Tonto contemporáneo”. Pero nada de explicaciones y contemplaciones principescas. Espero que el Príncipe se vaya curtiendo en su trato con payolos sucesivos, y no les de la menor categoría, ni se preste al tuteo macarra, ni se deshaga en amables pamemas ni mucho menos le ofrezca su mano. Atpc! .

    Seguramente el gañán en cuestión está pendiente de algún negocio con la Generalitat, o acaricia sueños para encarrilarse en política…pues que se busque la vida, pero no hagamos la ola a cada garrulada de los garrulos, porque ese efecto onda-expansiva-mediática, es justamente lo que buscan.

  4. Arsenio

    Los nacionalistas tienen ese común denominador patoso que olvida las formas y la corrección.
    Les recuerdo que monseñor Beiras, aporreó violentamente la tribuna del presidente de la Xunta, le habló amenazadoramente y dio la nota vergonzosa de una sesión parlamentaria de la democracia con un comportamiento abiertamente antidemócrata
    No es la primera vez que los nacionalistas pierden los papeles y dan la nota grosera, ni será la última, y si miramos hacia los vascos, esos llegan a homenajear y poner calles a terroristas delincuentes y hasta los eligen para cargos públicos.
    Con razón dicen los expertos politólogos que el nacionalismo es una lacra de estos tiempos, un foco de confrontación e injusticia y una forma de excluir y segregar en función de la “pureza” de la sangre.
    Si no dieran tanto la tabarra nos echaríamos incluso unas risas a su cuenta.

  5. SEito

    Si le han “retirado” a Samaranch las Olimpiadas del 92, escaparate e inversiones estratosféricas para la decadente Barcelona de entonces ( por sus propios medios ) sin las que no hubiera dado el salto hacia adelante en imagen mundial, ¿cómo no le van a retirar el saludo a quien ahora ya no es rentable para su Boti(n)ga como lo era cuando se le utilizaba entre otros menesteres para promocionar la vela llevándolo a aprender a Vilassar de Mar ? .
    Quienes han sido capaces de vender como icono una catedral cuando tenían nada más que una fachada, tienen capacidad innata para diseñarlas y si les ponen alfombra roja de gratis total, mejor .

  6. Aureliano Buendía

    El “proceso de liberación nacional” de Cataluña contiene una notable dosis de elementos teatrales, de puro histrionismo.

    Y tiene que ser así. Los promotores de esta aventura saben perfectamente que no hay justificación objetiva para la misma, así que, para mantener el tinglado en pie, hay que darle bombo, bombo y circo, cada día, y en cada oportunidad que se presente.

    En este mundo mediático en el que (para bien y para mal) vivimos, la más nimia de las payasadas ocupa páginas de periódico y aperturas de noticieros televisivos o radiofónicos; este es un poder que, adecuadamente manejado (manipulado, más bien) puede permitir la consecución de logros que, en principio, semejan increíbles.

    En el contexto mundial, aún en el español, ¿tiene relevancia que un tipo mal educado se niegue a darle la mano, gesto de mínima cortesía, a un representante del Estado español, que no es otra cosa, en tales momentos, el Príncipe?. Pues, francamente, ninguna. Ni se caen las Bolsas, ni se hunde la prima de riesgo, ni sube el recibo de la luz. La atención que pueden prestarle al episodio, fuera de España, es la misma que si se tratara de una reseña del hallazgo de un cuesco petrificado del Yeti, allá en el Himalaya.

    Entonces, ¿por qué se hace? ¿por qué se planifica, se ejecuta, por parte del grosero de turno, y se aplaude por parte de los concurrentes?. Pues, es bien sencillo: hay que mantener los ánimos de la tropa, de la plebe borreguil que sigue a unos líderes descerebrados. El desaire al Príncipe se celebra como una batalla ganada (algo tarde) en la guerra inventada de 1714. ¡Otra burrada más!. Y mañana, otra, y así, sucesivamente.

    Y el monstruo sigue autoalimentándose, haciéndose cada vez más y más grande; terminará devorando a sus propios creadores (Artur, el primero), pero, además, puede que consiga poner en peligro la prosperidad de Cataluña y, de paso, la estabilidad de España.

    La sensación es la misma que si estuvieras atado y encerrado en una jaula, y a tu alrededor, tuvieras una banda de chimpancés jugando con unos cartuchos de dinamita. ¡Seamos optimistas!. Puede que no exploten.

Comenta