Heidi y Paracuellos

La educación liberal que recibieron las últimas generaciones de españoles brilla con luz propia al conocerse que el Gobierno turco ha censurado las escenas donde Heidi, el personaje japonés de dibujos animados, deja ver por un instante sus bragas, bien porque el viento le levanta las faldas en la secuencia inicial del columpio, bien porque al corretear con Pedro por las verdes praderas se adivina una prenda blanca sobre la zona púbica, bien porque en ocasiones el noble perro Niebla la tira sobre la hierba y ella, descocada, se deja caer patas arriba.
Los actuales treintañeros españoles pueden presumir de que ellos han visto Heidi en versión íntegra, con todas esas escenas subidas de tono, e incluso otras peores donde la niña se baña sin la ropa superior, en presencia del Abuelito-dime-tú sin advertir la invitación a la pederastia que se esconde una situación comprometida de inocente apariencia.
No lo sabíamos, pero el Gobierno turco se ha encargado de resaltar la audacia de aquella televisión española del finifranquismo que cada sábado obsequiaba a los niños con media hora de Heidi sin cortes ni apósitos. Y pensar que los papás más progres del momento la criticaban por ñoña, edulcorada, sensibloide, retrógrada y falta de espíritu crítico. Claro, no reparaban en las bragas, como ahora han hecho los turcos con gran olvido de sus eunucos otomanos y de las orgías secretas a espaldas del populacho.
Quizás por todo eso un periodista treintañero, solazado en su Heidi sabatina de libertad despendolada, escribió hace unos días que “toda España debió ser Paracuellos”; es decir, que media España, la que pensaba como las víctimas de Carrillo, debió ser pasada por las armas al lado del Jarama. Esa opinión no gustó a la empresa editora donde venía desempeñando su trabajo y ha sido despedido.
El afectado no lo entiende. Él, que ha visto a Heidi en bragas, no puede expresar libremente un deseo de concordia y entendimiento. Muertos los perros, se acabó la rabia.

4 Comentarios a “Heidi y Paracuellos”

  1. elerial

    Porqué no entra mi comentario??

  2. Costadamorte

    de Cora,… animaliño, ¿que terá que ver o cú coas témporas?…

    ¿Ti eres logo dos que pensan que por onde tiña que pasar media España era pola Caeira ou polo Campo da Rata?…

    Por certo, que peniña das no Hai Debate!…
    Escribir ainda sabes xuntar letras, pero falar, ¿a tí onde che aprenderon, oh?…

Comenta