A poquitos

El Guernika del fondo no puede ser más chupi para la ocasión

La foto de ese verificador calvo, de apellido enrevesado, recogiendo un folio de manos de un encapuchado _ o también el vídeo que desarrolla toda la escena _, pretende pasar a la historia de España con las mismas campanillas que el abrazo de Vergara, la rendición de Granada y la jura de Santa Gadea, todo mezclado y superándolo.

Eso es lo que pretende, porque en realidad, esa imagen está más cerca de archivarse al lado de Roldán en calzones y flotador, del Dioni recolocándose la peluca y de Tony Leblanc haciendo de tonto de la estampita delante de la estación de Atocha.

Surge, eso sí, la intriga por saber cuál de los personajes representa un papel más patético, si el encapuchado que entrega el folio, o el verificador que lo recoge. Tan poco convencido está el primero de lo que hace, que prefiere pasar a la historia con un rostro de lana negra. ¿No se han preguntado nunca quién tricotará las capuchas de los etarras? Siendo como son de machotes, seguro que se las hacen ellos mismos; sí, por las tardes, asomados a un balcón y viendo pasar la gente.

El verificador toma el folio con sus dos manos y lo lee muy atento, como haría un notario en un acto tan serio: “Dos Parabellum escacharrás; cinco kilos de Goma2 arruinás por la humedá…” “Está correcto. Verifica, firma y tacha, Manuel Carracha”.

Como dice Urkullu, es un pasito. En mayo, otro, y después de verano, otros dos. En el arte de hacerse con portadas siempre fueron unos genios. Las consiguen igual con un par de casquillos que con un par de folios. Y siempre hay delante un verificador con cara de sílfide aburrida, un lector escamado, una víctima aturdida, a la que no le queda más remedio que contemplar la escena en la duda de saber si es mayor su indignación o su impotencia.

5 Comentarios a “A poquitos”

  1. MIRANDA

    Eran dos tipos requetefisnos,
    eran dos tipos encapuchaos.
    eran dos tipos casi porcinos
    eran dos tipos desvergonzaos.
    Hola don Otegi, hola deJuanachaos,
    pasó usted ya por la cárcel?
    Por la carcel he pasao
    ¿vio usted a Zapatero?
    A Zapatero yo lo ví.
    Adios don Otegi, adiós deJuanaChaos!!

    En fin, había una vez un circo compuesto por asesinos en serie, que remiten a la BBC una foto de dos terroristas con capuchón junto con dos tipos contratados y muy bien pagados para hacer de “testigos” del número circense.

    !!Y en la pista central, señoras y señores, el sensacional despliegue de tres pistolas, un fusil, dos granadas y unos paquetes de TNT y goma2.!!! Pasen y vean tan sensacional demostración de una banda de criminales con UN MILLAR DE MUERTOS A LA CHEPA , que enseñan a unos mercenarios de corbata, unos extranjeros contratados por ETA sin la menor relación con el Estado español, ni con las fuerzas de seguridad, ni con las victimas de la banda, una muestra mínima de su arsenal asesino, que duerme encerrado en zulos y madrigueras.

    ¿Entrega de armas? jajajaja, !circo de medio pelo donde los actores pretenden reírse del respetable público, y no al revés!. Parodia vergonzosa con ese fondo del cuadro tramposo del Guernica

    Cuando de verdad les acometa a este atajo de asesinos en serie un acceso de dignidad (???) y decencia(???), que abominen de su pasado criminal, del terror en que han tenido sometidos a los españoles, del dolor de tantas familias afectadas, del destierro de tantos vascos, y llenen unos cuantos camiones de desgüace con todo el armamento pesado y los toneles de TNT y amonal y las imprentas de falsificar, TODO ABSOLUTAMENTE.
    Y luego cumpla cada cual sus penas, como cualquier otro delincuente, y si es posible, desaparezcan. No se invistan de cargos con dignidad porque los terroristas convierten en indigno todo cuanto tocan.

    Dejen ya de hacer bufonadas para burlarse de los españoles y mantener la bota malaya sobre la yugular de sus ovejas vascas. Sabemos que solo quieren unas Vascongadas independientes y gobernadas por etarras. Ese es el objetivo.
    Sabemos que el indigno y lerdo Zapatero firmó con ustedes una hoja-de-ruta que ha permitido que los cómplices de ETA se colaran en las Instituciones y salieran de las cárceles puñados de criminales.

    Pero les va a salir el tiro por la culata asesina, a poco que el Gobierno y la Fiscalía muestren la firmeza que de ellos se espera, las fuerzas del orden manden firmes y la sociedad se ría con ganas de esa panda de mataos metidos a payasos circenses, y los obliguen a cumplir hasta el ultimo dia de sus penas. Pocas para lo que se merecen.

    Y ahora imagino que esos verificadores calvorotas tendrán que responder ante un tribunal por reunión ilegal con banda armada con 350 CASOS PENDIENTE DE SENTENCIA y mil muertos en los camposantos.

    NO HABRÁ FINAL NEGOCIADO Y ESCAPADA DE ROSITAS DE LOS CRIMINALES.
    ES DE JUSTICIA DISTINGUIR ENTRE VENCEDORES (víctimas y sociedad española) Y VENCIDOS (asesinos y sus cómplices).
    ES DE JUSTICIA impedir que los terroristas sean liberados sin cumplir su pena y se permita que participen en política, con ínfulas de llegar a Lendakari, como proyecta Otegi.
    El circo no va a servirles de coartada aunque se pongan capuchón y nariz colorada con gomita.

  2. Arsenio

    Parece que después de enseñar “las armas”, los terroristas las han recogido, las han metido en una caja, y se las han vuelto a llevar a su covacha. O eso han dicho sus amigos los intermediarios.

    Más que circo esto parece un club de la comedia…., porque no hay malabares, ni contorsiones, ni danza, ni elefantes, sino solo risas y más risas.
    ¿A quien pretenden engañar estos delincuentes?

  3. UnJubilado

    Enseñan unos petarditos (con perdón para los petardos, que ambos pueden matar, pero los de los etarras seguro que matan) y SE LOS LLEVAN. La política, empezando por ZP y siguiendo con el “mariocomplejines”, es una mierda.

  4. Aureliano Buendía

    Llevo mucho tiempo pensando que “el proceso” es algo imparable; no sabemos (a nivel público, quiero decir) lo que Zapatero pactó, ni siquiera con quién. Quizá es mejor que no lo sepamos. Hay negocios que es inevitable llevar a cabo, pero que no pueden ponerse encima de una mesa.

    Hay, además, una parte muy considerable, quizá mayoritaria, de la sociedad española que no quiere saber. Se quiere la paz, el fin del terrorismo, y punto. ¿Que hay que pagar un precio? Pues, se paga. Mientras no lo sepamos, todo está bien.

    El Gobierno actual, por convicción, por responsabilidad… por lo que sea, continúa por el penumbroso camino que se marcó ¿en 2009? ¿en 2010?… ni siquiera eso sabemos.

    Pero, claro, una cosa es que se tenga que asumir, más o menos directamente, la necesidad del “proceso”, y otra es que éste incluya episodios bufos, como el presente, la comedia de los verificadores y los “arsenales”.

    Aquí la cosa ya adquiere tintes esperpénticos. Nos han matado, durante 40 años. Finalmente, ellos o sus recogedores de nueces se llevan el poder político en Euskadi, que era lo que finalmente buscaban. Terminaremos dándoles las gracias por dejar de matarnos. Que pase todo ello, si tiene que pasar. La historia es así, y la democracia, el menos imperfecto de los sistemas que la triste especie humana ha inventado para gobernarse, tiene estas miserias.

    Pero, ¿es necesario, realmente, que además de todo lo anterior, se rían en nuestra cara? ¿es preciso que la sociedad española, además de haber soportado su terror durante cuarenta años, y de permitir ahora que alcancen sus objetivos políticos, tenga que sufrir sus burlas?.

    No soy nada optimista, al respecto. Supongo que el que hoy se comenta no será, ni con mucho, el último episodio bochornoso, hasta risible sino fuera por lo macabro, que habremos de contemplar. Ojalá me equivoque.

  5. Abel de Arzúa

    No estoy de acuerdo con d. Aureliano. Niego la mayor.

    Esa actitud resignada, fatalista, cobarde en suma, que llega a “preferir no saber nada” de los pactos del PSOE con la banda terrorista, y vende su dignidad y sus derechos por una paz de cementerio y pistoleros, y cierra los ojos ante la chulería, las burlas, la prepotencia, dando por irremediable la “necesidad del proceso”, no se corresponde con el sentir de la mayoría de los españoles, como presupone este señor. De ninguna manera.

    Salvo los nacionalistas y los socialistas que juraron lealtad a las siglas del partido y las anteponen a los intereses generales de la sociedad, no conozco a nadie, absolutamente a nadie que asuma las miserias que políticos y tribunales nos han traido en una democracia que no lo parece, hasta el extremo de sentarse a pactar con una banda asesina con las manos manchadas de mucha sangre.

    La legalización de partidos etarras y su instalación en el poder es motivo más que suficiente para reaccionar con un mínimo de la dignidad y el valor que la Historia atribuye a los españoles.

Comenta