Los últimos de la clase

Los informes dicen que a la calidad de la enseñanza española y al nivel de nuestros alumnos les pasa lo que a los polos, que cada año están más reducidos; una tendencia que podría encaramarnos en los árboles de aquí en breve.
Siete de cada diez alumnos en edad de Ingreso todavía comprenden lo que leen, pero si no reponen Barrio Sésamo a la mayor brevedad, las cifras se pueden disparar. Tampoco estaría mal recordarle al presidente del Gobierno que en correcto castellano, baloncesticidaz y crispacidaz ha sido siempre con d.
Llegados a este punto, se buscan las causas y cada cual tiene la suya, muy especialmente, aquélla que no le compromete. Se escucha en estos días que el origen está en la formación de los profesores, en las anteriores leyes educativas, en Villar Palasí, en los padres, en la tele y en algún sitio más por ahí adelante.
Cierto que algunos antecedentes no son como para presumir. Por ejemplo, la costumbre vigente en los siglos XVI y XVII, según la cual, todo niño que se rompiese una pierna, o sufriese alguna merma física grave, debería dedicarse a la enseñanza, porque no valía para otra cosa. “Éste, para pedagogo”. O que fuesen los maestros los encargados de ejecutar los azotes públicos, dado que era una actividad consustancial con su oficio.
Todo eso está muy mal, pero otros países con antecedentes parecidos se han encargado de subsanar errores y desde hace muchos años la educación ha dejado de ser un quebradero de cabeza porque saben qué deben enseñar y cómo hacerlo.
Lo de aquí es patético e inconmensurable, plan tras plan y reforma tras reforma. La lista de profesores agredidos crece a la velocidad de la burramia y la relación de textos hábilmente manipulados por intereses políticos produce monstruos. El showman de turno se burla de la inutilidad del latín, el padre vocifera que a su niño no se le suspende, los melones más ilustres se hacen dueños de los platós y todo se reduce al buen rollito y a saber que k puede ser que en un esemeese.

8 Comentarios a “Los últimos de la clase”

  1. Mirandolina

    Lo peor no es que, como bien dices, Cora, “melones” calados y testados ocupen los platós y las tertulias modelo gallinero, incluso las radios y redacciones de los periódicos.
    Lo peor de lo peor, lo grave y preocupante para la deriva del país, es que melones+ignorantes+bisoños gestores y políticos, estén OCUPANDO CARGOS DE RESPONSABILIDAD EN EL GOBIERNO.
    Sin haber pasado por cargos municipales o autonómicos. Sin formación notoria, algunos sin formación de ninguna clase. Con unas capacidades diplomáticas y dones de rigor/elocuencia/liderazgo y carisma tamaño berberecho, nulo conocimiento de la historia , de la política y hasta de la geografía. Pésimo gusto para elegir amigos irrelevantes y gran facilidad para granjearse enemigos importantes
    Dos tardes de clases de economía y enormes dósis de demagogia, populismo,pero eso sí, mucho maniqueismo de manual, de blancos y negros, buenos y malos.
    Con estos “melones” calados y bien calados AL FRENTE DEL PAIS, y el apoyo INCONMENSURABLE de los nacionalistas-separatistas barriendo pro domo sua, ni la enseñanza, ni la cultura, ni la economía, ni NADA DE NADA va a funcionar, querido Boss.
    Pero haces bien en comentarlo, a costa del chorreo de los politicamente “corretos” y los 50.000 cibervoluntarios reclutados por Pepiño para abochornarte, a tí , a mi y a todos los que se les suban a las barbas.

    Dile a Juan Soto que su columna de hoy, como las de todos los días, se merece un gaudeamus igitur en coro de voces blancas . Chapeau.

  2. Mirandolina

    Por cierto, Cora,espero que hayas preparado unos pinchos, unos vinos, enfin, algo para cuando vaya llegando por aquí la cuota-parte de los cincuenta mil cibervoluntarios de Pepiño, que se encargarán de “ilusionar a los indecisos con el conceto Zeta”. ¿Tu estás indeciso, Boss? Yo es que tengo una decisión king-size, chacho,es que se me sale por los poros y los orificios todos. La decisión de lo que NO SE PUEDE VOTAR EN NINGUN CASO.
    Cuanto nos vamos a divertir de aquí a marzo,boss. Qué jartón de reir.

    Que Pepiño es un dotor,
    que su prosodia es perfeta,
    que con el pueblo coneta
    por su efetiva labor
    de ténico costrutor
    de un conceto venidero.
    Conceto de Zapatero.

    Que es ecelso dinatario
    de una insine manitud.
    Que es muy dina su atitud
    frente al facioso aversario.
    Que es flesible y no es setario,
    pues su conceto es sincero.
    Conceto de Zapatero.

    Que es ovio que no es abruto.
    Que es esimio su inteleto.
    Que su caráter seleto
    nunca tiende al esabruto.
    Que jamás será corruto,
    pues tiene un conceto austero.
    Conceto de Zapatero
    Que proyeta hacer un pato,
    pues le repuna el conflito.
    Que en su conduta es estrito
    y en sus desinios, esato.
    Que nos deja estupefato
    su conceto tesonero.
    Conceto de Zapatero.

    Que atúa sin ser ator;
    sin ser cura, da dotrina;
    sin ser amo, ditamina;
    sin leturas es letor,
    sin istrución, istrutor.
    Y, así, el conceto reitero:
    conceto de Zapatero.
    Fray Josepho, dixit.

    Por cierto, Cora, dale también un achuchón de mi parte a JORGE DE VIVERO, que es un tío salao keloflipas, pero salao dabuten. Mis padres quedaron entusiasmados con su artículo sobre la soledad elegida y todo eso, y es que le pasa como a tí, que además de ser lúcidos y exponer bien vuestras reflexiones, es que sois salaos, cogno.Se echa de falta a Molares do Val,y con vosotros todos y Juan Soto, haceis un buen lote, boss. Al menos dejais entrar el aire fresco, que hace mucha falta.

  3. quasimodo

    Por culpa de ZP acabaremos como en los países del tercer mundo, como Estados Unidos, por ejemplo, poniendo vigilantes jurado y arcos detectores de metales en los institutos, para detectar las armas de los alumnos.
    ¿O es que alomojó el “taruguismo” y la violencia en las aulas es un problema universal que algunos iluminados quieren hacer ver que solamente existe en nuestro país y desde hace tres años?
    ¡Esto con Franco no pasaba!

  4. L.Marlene

    No olvidemos que muchos bisabuelos y abuelos de los papás de “retoños-ESO” eran, sencillamente, analbafetos. Una población mayoritariamente rural y ,a narices, autárquica, hasta para la cultura. Aprendían cuatro rudimentos,trabajaban mirando siempre al cielo, el gran dispensador, y a falta de libros, recitaban romances y coplas de ciego que sus mayores les legaran… Y, al calor de esas estrecheces materiales, forjaron una sabiduría popular más sabia y auténtica de la que para sí quisiera la intelectualidad de un libro.

    Lo de ” y ganarás el pan con el sudor de tu frente” no fue ninguna maldición bíblica.. Pero sí, el espejismo del maná. En esa cultura, la del maná, se acomodan muchos jóvenes de hoy. La terre promise, laborada con la ley del mínimo esfuerzo, y el “vive de tus padres,hasta que puedas vivir de tus hijos” (la segunda parte de la proposición es predeciblemente apocalíptica. Así qué, ¡ a espabilarse! ).

    Es mi modesta opinión. Sobran sociólogos y mantenidos del sistema,que querrán hacernos comulgar con ruedas de molino. Pero la pueril desfachatez de algunas explicaciones no es más que una ofensa al sentido común.

Comenta