Unidos, nuevamente

El lema de la manifestación del próximo martes, “Por la libertad y para la derrota de ETA”, ha conseguido la unanimidad de todas las representaciones parlamentarias. No es una noticia de 1975, sino de ahora mismo, como si algunos acabasen de descubrir la maldad intrínseca de lo que Gara llama organización armada, frente a la Cruz Roja, que en ese lenguaje ha de ser conocida por fuerza como una organización desarmada.
Se supone que hemos de alegrarnos ante tan grande manifestación de unidad y lo haríamos con entusiasmo si el precio que ha costado no viniese reflejado en vidas humanas, si fuese un acuerdo jamás alcanzado y nunca roto, si no se adivinasen gruesos matices a la hora de interpretar la derrota, si no estuviesen todos los partidos con la vista puesta en marzo, si conllevase la adopción de las medidas que establece la ley para protegerse de violentos y desestabilizadores, si el PNV no se reafirmase en su plan de estar en la manifestación y contra ella, si el Gobierno dejase de ver a la AVT como una mosca cojonera, si se asumiese la imposibilidad moral y política de negociar con asesinos, si nunca más fuese necesario replantearse la conveniencia de estar unidos frente a los terrorismos, si ETA supiese con indubitable certeza que jamás encontrará interlocutores mientras empuñe las armas y si en definitiva, no hay nuevos motivos para dudar de las palabras pronunciadas por el presidente contra los ejecutores y contra “quienes le prestan su apoyo”.
Por desgracia, la actual unidad es un dèjá vu, una emanación de anteriores consensos que se presentaban tan firmes e inquebrantables que a nadie sensato se le habría permitido dudar de su permanencia en el tiempo. Esa dolorosa experiencia conduce hoy al recelo y nos previene sobre la fragilidad de las unánimes convicciones. Nada más que eso. Si la viésemos crecer y consolidarse hasta alcanzar el punto final que el martes se va a corear, nos tragaríamos el recelo con gusto y con patatas.

15 Comentarios a “Unidos, nuevamente”

  1. Justificando la próxima negociación

    Atención a las palabras de la semana en la cadena Ser y La Sexta: “fortuito” y “no planificado”.

    (Quienes acierten el número de veces que los medios gubernamentales repetirán dichas palabras los próximos siete días optarán a un viaje a Perpiñán.)

  2. Viva_Lugo

    Vergonzoso ver como el PP sigue queriendo sacar beneficio político con ETA. Señores parece que se les olvida que Aznar mantuvo conversaciones con la banda terrorista y a esta por encima la llamó: “MOVIMIENTO DE LIBERACION VASCO”.

    En este país la memoria s muy frágil para todos, y para los de la derecha mucho más, ¿verdad Cora?

  3. curiosa

    ¿Ya es primavera en el cortinglés?

    No;por nada…

  4. Mirandolina

    Jolines, Boss, como habeis modernizado la casa…Tengo que irme acostumbrando a las novedades.

    Pues, verás, Cora, me duelen esos guardias como me duelen las mil víctimas que les precedieron y que el gobierno desdeña cuando gritan sus deudos en la calle.
    Me duelen esas criaturas doblemente , porque se que para la zapateridaZ es sólo una muerte en acto de servicio, una sentencia o un billete de lotería que lleva incorporado el bolsillo del uniforme. Les va en el sueldo modesto, en las casas cuartel humildes con familias sencillas , en las destempladas vigilias nocturnas . Y en las vascongadas, todo peor, con la espada de Damocles sobre la cabeza y el click del tiro-en-la-nuca sonando en las orejas.
    Para el gobierno no es más que un escollo en el compromiso con el planeta, o sea con el PLAN ETA. Seguramente un error de cálculo en los paZtos de sangre, una contrariedad fortuita, nada planificado por esos noblotes chicos vascongados, algo que nunca habría ocurrido en territorio español, donde Otegi clama desde el Gara tranquilidad, porque quiere por encima de todo que el Remendón gane las elecciones. Pero en Francia el control se les va un poco de las manos.

    Excarcelar a asesinos con 25 crímenes a las espaldas, sentarse a negociar con los criminales dandoles status de políticos a la vez que Zetapé firmaba con los partidos demócratas (¿cabe mayor traición y deslealtad?) , dejar colar a los etarras batasunos en los ayuntamientos para que controlen mejor los nombres de los “enemigos” españoles, (“Sé como te llamas y donde vives, estás en el centro de la diana”) los presupuestos, y los sueldos con cargo al presupuesto de Expaña, pactar y bisagrear con separatistas proetarras cuando ha necesitado el apoyo de esos votos….todo está ahí, ante nuestros ojos y algunos no quieren verlo, porque anteponen su fidelidad partidista, su ideología a la rabia y la compasión por esos dos servidores públicos que velaban por nosotros.
    Contra el terrorismo asesino no cabe otra opción que seguimiento y extinción, EXTIRPACION COMO SE HACE CON UN CANCER. Y con los cómplices vascongados, los ibarreches y arzalluzs y setienes , y los batasunos que se echan a la calle pidiendo “derechos políticos y libertad para sus héroes modelo de Juana Chaos”,y la sociedad vasca medrosa y cómplice , con todos ellos, el desprecio y la ignorancia. Y el castigo en las urnas, antes de que sea demasiado tarde.

  5. vade mecum

    Nada de eso,Manel. Ni carroñeros ni necrofílicos. Pero no nos quieras ,hombre, como el Cándido de Voltaire…Aquí, supongo, ninguno afila su cuchido previendo la mejor tajada, que tampoco somos matarifes, ni unos muertos de hambre.

    Si te digo la verdad, a veces no es más que puro onanismo literario.
    Aunque a muchos “les pone” la política. Pero eso va en gustos

Comenta