Los nuevos directivos

Laporta, Rosell y detrás, Bartomeu

Recuerdo haber visto hace una década un encomiástico reportaje en el que se presentaba al trío Laporta, Rosell y Bartomeu como el paradigma de los nuevos directivos del fútbol español. Jóvenes, guapos y suficientemente preparados.

Al lado de su despacho habían dispuesto una sala de brainstorming para celebrar tormentas de ideas, justo después de la sesión matinal de taichí y antes de la información bursátil a manos de un experto en Day-trading.

Jopé. Qué nivelazo. Atrás quedaba el nuñismo paletoide y las santiaguinas caciquiles, la boina calada y el as de bastos para sacudir con él a los trencillas anticaseros. Llegaba la new age balompédica.

La armonía duró poco. Rosell, Bartomeu y otros dos dejaron el núcleo duro del presidente y entonces se pensó que se marchaban los buenos y quedaba el malo. Después se dijo que Bartomeu había sido el causante de las desavenencias entre el número uno y el número dos. No sé.

Cayó Laporta y el dos fue uno. Ahora cae Rosell y viene el tres, sin que ninguno de los anteriores quede de bueno. Para distraer millones tampoco son necesarias muchas tormentas de ideas. Basta tenerlo claro desde el principio y actuar en consecuencia, máxime en precios tan etéreos e insondables como son los que fijan el valor de los futbolistas.

Si se pagan esas cantidades es porque las generan, se explica a quienes no las entienden. Y vaya si las generan, especialmente si la distracción está bien hecha y nadie se da cuenta. Pero parece ser que éste no va a ser el caso. Como se dice en tertulianés, a Rosell lo han pillado con el carrito del helado y la erótica de los nuevos directivos se ha esfumado. Solo queda Bartomeu. Deberían reponer aquel largo reportaje. Ahora sí tiene auténtico interés informativo.

2 Comentarios a “Los nuevos directivos”

  1. MIRANDA

    Más que un carrito de helados, el sr. Rosell tenía una heladería de polémicas y decisiones impopulares.
    Con el sponsorazgo de Quatar, que primero dijo que era una ONG, luego una línea de ropa deportiva y luego las líneas aéreas de Emiratos, la transparencia de los guarismos brilló por su ausencia.
    Tampoco explicó por lo clarito la venta de Thiago a Múnich.
    Con Cruyff y Guardiola, la relación fue mala. sino peor o pésima.
    Con Abidal y Tito Vilanova mostró escasa comprensión y nula compasión.
    Y el fichaje de Neymar con un montón de millones escamoteados, está ya en los tribunales.
    Aunque tengo la impresión de que es su escasa afición al plan soberanista de Arturet y el intento de este de utilizar al Barsa políticamente (más todavía quiero decir) lo que ha provocado la tocata y fuga.

    Pero seamos razonables, Boss, ¿por qué un club de football, que además es “mucho más que un club”, habría de ser diferente de los partidos, los sindicatos, las cajas de ahorros, las Diputaciones, los Ayuntamientos o cualquier otro tinglado español de nuestros tiempos, esos que ocupan titulares a diario?.

    Si las Diputaciones invitan a comer a cientos de correligionarios a cuyas organizaciones dotan además generosamente
    Si los partidos inventan puestos de “asesores” para amigos y familiares, y sus parlamentrios cobran dietas por alojamiento, viajes y comidas…viviendo en la misma ciudad.
    Si las cajas de ahorro estafaron y desplumaron impunemente a los confiados ciudadanos mientras los jefes se forraban los riñones y el ministerio de hacienda y el banco de España miraban hacia otra parte.
    Si los sindicatos falsean empleos, nóminas, jubilaciones, informes y lo que pueden.
    Si la familia real se pilla los dedos y se pone en entredicho.
    Si todiós defrauda, falsea, evade y si tiene ocasión, trinca.

    ¿Por qué escandalizarse especialmente por las trapisondas de los clubs de fútbol?
    Esto es España, meu. Por eso nos tienen catalogados en el ranking mundial de la banana.

    Y por eso es que insisto, dia a dia, en la importancia y urgencia de acometer la RECUPERACIÓN POLÍTICA Y MORAL DE LAS INSTITUCIONES y LA SOCIEDAD ESPAÑOLAS, tanto como lo es la recuperación económica.

    Y si preocupa el desafío secesionista a la Constitución y la unidad, tanto o más inquieta el desnorte de los dos grandes partidos, su lejanía de la realidad social y la falta de voluntad política para:

    CAMBIAR LA LEY ELECTORAL,
    DESPOLITIZAR LA JUSTICIA,
    REFORMAR EL SISTEMA,
    REGENERAR PARTIDOS Y SINDICATOS,
    Y RECUPERAR LA CONFIANZA EN INSTITUCIONES que chapotean entre la trapallada y la corruptela.

    Después podremos exigirle a los clubs de football que jueguen limpio.

  2. Bartolo

    Estoy convencido que algun dia tambien saldrán los detritus de Floren, Fdez-Tapies y demás comisionistas de Palcos…. tengo el convencimiento de que estamos en un remolino sin fin, ¿donde se puede pillar la pasta tan fácilmente como en la política? Aparte de Sindicatos (OGTE-A), la patronal (Marsans, Aerolíneas), los Clubs de Fúrbol, la Federación de Fúrbol, los Observatorios de aves migratorias, la Cruz Roja (los quarters), los lobbys english relaxing cup y sus tráficos de influencias familiares con Fondos de Inversión extranjeros, los Consejos de las Eléctricas, las ubres de las Cajas de Ahorro que exprimieron tanto que las mataron, las Diputaciones, muchas de las cuales destinan el 85% de su presupuesto a gasto de personal, los sobres de lotería, los sobres de los constructores etc. etc.

Comenta