Lío en las alturas

Se cuenta de una mujer que ante la inminencia de las fiestas en su ciudad, y con el fin de comprar ropa a sus hijas, envió el siguiente telegrama a su marido, que estaba en Madrid: “Necesito ayuda. Stop. Las niñas desnudas y san Froilán encima”.
Se desconoce si el hombre remitió dinero para la modista, o bromuro para el santo. Y es que suceden tantas cosas alrededor que si no espabilas, te arrollan y no te enteras de nada.
Dicen que eso le ocurrió a Pedrojota en la audiencia con el Rey. Lo encontró tristón y pensó: “Claro, menudo disgusto tendrá con lo ocurrido en la cumbre”. Pero no, no era nada de eso, sino que faltaban unas horas para conocerse el cese temporal de la convivencia matrimonial de los duques de Lugo.
Se lo contaba un amigo a otro.
_¡Menudo escándalo! ¡Qué actitud tan agresiva, qué mala educación, qué desprecio a los ciudadanos! Y todo allí, en las alturas. Hasta tuvieron que decirle: ¿Por qué no te callas?
_Es verdad. Chávez no supo comportarse en la cumbre.
_No, no; me refiero a Melendi en el avión.
_¿Melendi? ¿La ministra de Fomento? ¿Y dónde iba? ¿A Barcelona?
_¡Quita, hombre! Melendi, el cantante preferido de Z. Se nota que lo gafó.
_¿Cómo va a ser el cantante preferido de Z viviendo con una soprano como Sonsoles?
_Pues será el de sus hijas. Lo dijo por la radio. Creo que se puso como un toro.
_Sí, ya oí al venezolano. Dijo que él no era torero, que si no le daba un paso de pecho.
_¡Pero si quien se puso como un toro fue Melendi!
_También la oí. No dimití, no dimito y no dimitiré.
_Me parece que no estás al loro.
_¿Quién, yo? De todo. Verás. Se separan las Spice Girls y se juntan los duques de Lugo. Chávez quiere torear a Suso de Toro y Z le dice al Rey por qué no te callas, mientras el avión que lo llevaba a la cumbre tiene que dar la vuelta porque Maleni iba con unas copas de más.
_Algo así.

3 Comentarios a “Lío en las alturas”

  1. Tamarin

    Y va de chiste, Sr. Cora: Ramón Calderón, el “presi” del R. Madrid, tiene que pensárselo dos veces cuando suba a un avión; hace poco le confundieron en EE.UU. con un mafioso y se pasó más de la cuenta en dependencias policiales. El otro día, el “Melendi” (ese que tanto le gusta a la Z), le hizo volver a Barajas porque al fulano le dio por armarla en pleno vuelo. Le diría al “presi” del Madrid que la próxima vez vaya en “La Saeta”, que a lo mejor llega a buen puerto, o que le pida a su homólogo, el “presi” de este mal-Gobierno que nos gobierna, que le junte con Moratinos en un vuelo diplomático: a lo peor no vuelve ninguno de los dos, los retienen “sine die” en cualquier país amigo de la Alianza de Civilizaciones. ¡Vaya Vd. a saber!

Comenta