Archivo de Junio, 2022

El escote

Martes, 21 de Junio, 2022

Canalillo autonómico

La apabullante mayoría absoluta de Juanma Moreno _ Bonilla a la vista _, ha impedido que la semana pase a la historia por la censura ejecutada en TV-3 contra el escote de la portavoz del gobierno catalán, Patrícia Plaja. Es como si a Rafa Nadal no le dejan llevar esos shorts tan ajustados en su escuela de Manacor.

La portavoz estaba haciendo en la tele lo que es propio en ella, portavoceando, cuando alguien de la emisora autonómica juzga que la longitud de su canalillo espetero es desmesurada, bien porque atenta contra principios inalterables de la moral independentista, bien porque los catalanes son muy distraídos y enseguida se les van los ojos al muslo y no atienden a lo que la portavoz dice, sino a lo que enseña.

“¿Se me ha salido un pecho?”, les pregunta Patrícia a las funcionarias que en un corte proceden a sujetarle la blusa con unas pinzas para subir las esclusas del canalillo de Panamá. Ellas son unas mandadas y callan. Solo proceden.

Finaliza la pausa publicitaria y el espectador del canalillo autonómico que venía siguiendo muy atento su evolución, comprueba que ha desaparecido, que ya no hay desfiladero y que en su lugar solo queda la portavoz en cuerpo velado.

Uno de los censores de la tele de Franco más reconocibles fue Francisco Ortiz Muñoz, hermano de Luis, que tuvo calle en Lugo y padre de otro Luis, que se casó con Gunilla von Bismarck. Era el terror de los escotes y habría aplaudido el celo de sus colegas catalanes. A él se aplicaron unos versos atroces que decían, más o menos: “Ortiz Muñoz es hombre tan voraz que se come con arroz la paloma de la paz”.

Cuentan que Rocío Jurado se la da con queso cuando sale tapada con una gran túnica que se quita en directo para liberar el escote. Ya veo así a la portavoz en la próxima comparecencia.

Xosé Luis Foxo, o músico que desata a guerra das gaitas

Lunes, 20 de Junio, 2022

Fundador da Real Banda de Gaitas de Ourense, o do Courel leva a polémica do instrumento a toda Galicia

AQUELA GUERRA TIÑA todos os requisitos dos grandes conflitos: frases grandilocuentes e motivacións de sentimentos. Foi a guerra da gaita, que en Galicia tamén é un xeito de chamar ao órgano sexual masculino, e daquela, ao carallo vinte nove.

Nunha banda _ nunca mellor dito _, atópase Xosé Luis Foxo Rivas (Folgoso do Courel, 1950). Na contraria, os Seivane, pai e filla. Foxo é o revolucionario do instrumento coa invención dun modelo semellante á gaita das Highlands. Os Seivane son os puristas da tradición.

Foxo da a coñecer, constrúe e utiliza unha gaita chamada marcial cos seus tres tubos dirixidos cara arriba, como a escocesa. Pola contra, a tradicional galega só leva un en vertical, o roncón, mentres o ronquillo e o chión caen do lateral cara abaixo. Tamén no fol hai diferencias coa escocesa e o soprador é máis curto en Galicia.

Levaba vinte anos xa coa súa gaita marcial na Banda de Gaitas da Deputación de Ourense que el funda e dirixe, cando no ano 2013 Luar, o programa de Gayoso na TvG, convoca un concurso de gaita ao que se presenta cun instrumento marcial o mozo de Verín, Denís Rodríguez, membro de dita banda.

Un dos membros do xurado realiza unhas burlas aldraxantes e sen sentido. A propia Susana Seivane, tamén xurado, cualifícao cun 0 porque a gaita “marcial ou marciana” é un cancro para a tradición. Acusa a Fraga de subvencionar as gaitas de Foxo.

Denís manifesta que a gaita non será a tradicional, pero si é galega. No Luar seguinte piden desculpas polos aldraxes, pero Seivane mantén o seu criterio. A guerra remata como empeza, cun empate.

Os Seivane e Foxo coincidiran en Barcelona case trinta anos antes, cando o do Courel crea a asociación Toxos y Xestas mentres estuda Filoloxía Angloxermánica e Tradución e Interpretación na UAB. Logo regresan a Galicia, cada un aos seus traballos, ata que a guerra é televisada.

Bandas contra gaiteiros solistas; tubos erguidos contra tubos colgantes; música enxebre contra música de marchas. E no medio, diñeiro oficial.

Foxo basea a súa iniciativa nun gaiteiro da catedral de Tui que amosa un instrumento semellante ao escocés para xustificar o modelo, mais a pregunta é se realmente non se poden realizar esas modificacións, ou todo é unha pelexa sen sentido?

Dende o lugar de Romeor, na parroquia de San Pedro de Esperante, Xosé Luis vai o Seminario de Lugo, onde estuda Humanidades, Filosofía e Teoloxía ata 1975. É alumno de Jose Castiñeira e forma parte da Schola Cantorum como gaiteiro e clarinete solista. Tamén recoñece as ensinanzas recibidas do mestre Méndez, director da banda lucense.

Coa morte de Franco marcha a Barcelona. Son anos de exaltación galeguista no Sporting Toxos e Xestas, con López Fraga de acolledor anfitrión; Margarita Ledo, de musa poética; Blanco Campaña de bardo e Manuel Oreste, de notario.

Á volta, xa sabemos, banda e escola en Ourense con máis de vinte mil alumnos. Escribe sobre o instrumento Os Segredos da Gaita _ traducido ao xaponés _, ou Música do Caurel; e compón pezas tan orixinais como as muiñeiras da Infanta Elena de Borbón ou a de Wojtyla. E naturalmente, a máis polémica, a Gallaecia, para a primeira toma de posesión do presidente Fraga, estreada por 1.500 gaiteiros no Obradoiro.

Dirixe o Anuario da Gaita e recibe medallas internacionais, como a do Vaticano. Crea a Liga Galega de Bandas de Gaitas, e coa súa, que xa é Real Banda, gaña en 1990 e 1993 o certame mundial en Glasgow, e o trofeo de Nova York como a mellor banda do desfile de San Patricio do 2000.

Un perro andaluz

Lunes, 20 de Junio, 2022

Clarito, clarito


En la primera película de Buñuel, Un perro andaluz, no sale ningún perro y el único andaluz evidente es el del título, aunque cinéfilos hay que ven a Lorca por todas partes. Para ser una propuesta surrealista, esa interpretación parece demasiado realista, pues tiene nombre, apellidos y DNI.

Es la antítesis a las andaluzas de ayer, que no tienen nada de surrealidad y que está chupado interpretarlas. Le han dado un sopapo a Sánchez y a su estúpida manera de hacer política de no te menees. También se lo han dado a Espadas, pero visto a novecientos kilómetros de San Telmo se nota mucho menos.

¿Qué tiene Juanma Moreno? Pues lo que tiene Feijóo, mucha normalidad, sentido común, suficiente sensatez, trabajo callado, el máximo de eficacia posible y nada de surrealismo, que eso está muy bien para hacer películas que no se entiendan, pero no para ponerse delante de unos presupuestos pagados por todos, despilfarrarlos, echarle la culpa a los otros y encima subir impuestos.

Y mira que han hecho una campaña mediocre, lo cual demuestra que cada vez cuenta menos el postureo, de lo cual conviene alegrarse.

Si el señor Sánchez no entiende con esto que se le ha pasado el arroz y que le han dado una nota de insuficiente, es que no vale ni para perder. Claro, a lo mejor piensa seguir porque ahora se puede pasar con suspensos. Ja!

¿Qué decir de la izquierda circundante y del podemismo ilustrado? Pues que también se la han pegado. No espero a los resultados definitivos, aunque es de imaginar que algo mejoren lo que dicen las encuestas, porque si no… Vox parece que aguanta el tirón de Moreno y Ciudadanos da señales de hacer mutis por el foro.

Lo divertido ahora va a estar en las interpretaciones de algunos comentaristas del régimen. Ahí sí que vamos a escuchar análisis surrealistas sobre ese perro andaluz que no sale.

Sumas y restas

Lunes, 20 de Junio, 2022

Se conocen mejores arranques

Alguien debería decirle a Mónica Oltra que se ponga como se ponga, a día de hoy, cuando llaman a urnas en Andalucía, es ya un cadáver político sin paliativos y con toda justicia.

No se necesita la condena judicial para dar por acabada su entrega a los demás, su defensa de la democracia y todos esos latiguillos tras los que esconde su fracaso y su presunta delincuencia. Pero si además tilda de extrema derecha a los magistrados y presume de buena praxis ante las evidencias, además de haber acabado para la política activa, lo estará haciendo para otros órdenes de la vida en los que se exige cordura, sensatez y responsabilidad.

En estos momentos cualquier persona que no haya perdido la mesura trataría de minimizar los daños, no de chapotear a su alrededor, porque de esa forma salpica y extiende la mancha.

A Ximo Puig, por ejemplo, ya será muy difícil que no le alcance de lleno, pues los remedios que tenía a su alcance _ dimisión, o mucho mejor, cese _, van a llegar demasiado tarde, si llegan. Él trata de salvar el gobierno, pero no sabe que de mantenerse con Oltra a su lado, será a costa de perder cualquier otro gobierno futuro. Y no podrá lamentarse porque estuvo en sus manos. Eso, sin contar otras fraternales complicaciones.

El daño a Compromís se verá a más largo plazo, y las salpicaduras al PSOE se podrán empezar a apreciar hoy mismo.

En cuanto a los efectos negativos que puede ocasionar al proyecto Sumar de la otra vicepresidenta, es evidente que serán catastróficos. No solo hablamos de cargas de trilita colocadas en sus pilares antes de ponerlo en marcha, sino de potenciadores que agigantan los barrenos de dinamita que aporta Colau, y los que amenaza con traer Mónica García.

Ahí es nada. Ella, que quería sumar a toda costa, no ha hecho más que restar antes de dar el primer paso.

La tapadera

Sábado, 18 de Junio, 2022

Ni tapar saben

Por encima de los fracasos políticos que se intuyen para Compromís, Ximo Puig, Yolanda Díaz y ella misma, la tapadera de Mónica Oltra en el centro de menores Niño Jesús de Valencia es un episodio sórdido, grasiento y repugnante, que demuestra lo difícil que resulta algunas veces cumplir el precepto de Concepción Arenal que ordena odiar el delito y compadecer al delincuente.

Sí, porque Oltra no es el producto marginal de una sociedad injusta y represora, sino un personaje de éxito y poder, dispuesto a que la sociedad sea más injusta y más represora. Una mala persona.

El delito de su marido ya está penado y los de ella van en camino.

Su partido tenía unos principios morales, pero eran como los de Groucho. Debajo había otros si fuesen necesarios. Y vaya si fueron. Cuando meses atrás Compromís elimina la obligación de dimitir si alguno de sus miembros es investigado por la justicia, Oltra ya sabe lo que acaba de ocurrir. Si no de qué.

Quien lo ignora es Yolanda, que presenta su chuliproyecto trufado de implicadas y dinamitado in utero. Y lo hace precisamente en Valencia. Las elige al buen tuntún y no falla tanto.

¿Y Ximo Puig? Bueno, lo de este hombre está escrito por el letrista López de Arriaga cuando clama que “ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio”. Con Oltra porque no gano; sin ella, porque me caigo. Eso pasa por jugarse los cuartos en malas compañías, como hace su amigo Pedro, el que siempre niega tres veces lo que está a punto de hacer.

Es lo que le faltaba al presidente para que este domingo las aguas del Darro, Genil y Guadalquivir, que en el fondo son las mismas, aumenten su caudal con las lágrimas derramadas por quienes un día fueron felipistas y entonces creyeron que aquel amor era para siempre.

Pánico en las calles

Viernes, 17 de Junio, 2022

En esas andamos todavía

Lo de Adriana Lastra es una charada. Ya sabemos que no dijo lo que dijo, pero lo dijo.

Es una charada, una chorrada y un chorreo continuo de inmundicias sobre la política como solo ella y gente de su escuela saben hacer. Lo de salir a la calle el lunes si gana el PP no es ninguna novedad. Ya lo practicaron estos supremacistas blancos que se pasan la vida tratando de justificar que sus inclinaciones totalitarias, fascistoides y antidemocráticas son leche merengada porque combaten el avance de la derecha.

Siempre dudé si el apellido de Adriana se escribe con mayúscula o con minúscula, porque en el tiempo que lleva piando en los periódicos aún no le he escuchado algo de valor, peso o interés para su partido, o sea, que lo lastra.

La tienen ahí para que lo haga con ese desparpajo largocaballeresco y así agite los substratos trabucaires que la formación mantiene de cuando decían en sede parlamentaria que iba a haber socialismo por las buenas o por las malas. Y claro, por las malas les salió feroz competencia y perdieron.

Pero que a estas alturas suelten a Adriana para que ladre y lastre cuando se avecina un batacazo de los que duelen, es tanto como reconocer la derrota de antemano y demostrar con pruebas y evidencias por qué ocurre.

Cosas así no son homologables Europa adelante y si algo parecido queda, únicamente es en países recién llegados a los hábitos democráticos, tal como lo parece en el caso de la vicesecretaria general del PSOE, nada menos.

Con mensajes de esa naturaleza no pueden extrañarse de que sean las nuevas generaciones las que cada vez con mayor claridad les den la espalda. Por eso, mientras ella, o gente de su estilo, ocupen cargos de tanta responsabilidad, será señal de que el partido no está dispuesto a prescindir del pánico en las calles. Al menos en Andalucía.

Manuel Portela, el alcalde preocupado por los abastecimientos

Jueves, 16 de Junio, 2022

El político de Baleira ya lo había sido muchas veces en funciones durante el mandato de Macía Balado

LOS PADRES DE Manuel Portela Nogueira (Baleira, 1908), eran agricultores en la parroquia de Santiago de Martín. Apolinar Portela Fernández y Ana Nogueira Cedrón tuvieron otros cinco hijos, Pedro, Antonio, Eliseo y Carmen y Esteban. Este último, falangista y soldado del Regimiento de Bailén, muere en el frente el año 1938.

Manuel estudia con los Maristas y se marcha a Zaragoza porque quiere ingresar en la Academia General Militar que dirige Franco. No consigue superar las pruebas físicas y desvía sus pasos hacia el Derecho. No era cuestión de tirar por la borda los esfuerzos de sus padres para darles estudios a todos los hermanos.

Lo hace en Santiago y de regreso en Lugo comienza a significarse como japista o camisa verde en los órganos de dirección de las Juventudes de Acción Popular, dentro de la Unión Regional de Derechas, donde militan Ángel López Pérez, Ramón Neira Pedrosa. Isauro Pardo o Julio Pérez de Guerra.

Ya con la república mitinea al lado de Mercedes Sánchez Arrieta, de la Agrupación Femenina Lucense, y de José Cedrón del Valle, muchos de los cuales desembarcan en la CEDA o en Falange, como es su caso, lo que le lleva a ser jefe provincial de Propaganda.

Durante la guerra retoma una antigua amistad santiaguesa con la monterrosina María Lourdes Álvarez Varela, ahora convertida en relación amorosa y se casan el año 1938. En ese momento, bajo la alcaldía de Macía Balado, lo nombran concejal por el bloque de derechas y es teniente de alcalde.

Un día le reprochan que no siendo vecino de Lugo ocupe plaza de concejal, pero la polémica va a tener corto recorrido, pues no solo mantiene el cargo, sino que actúa como alcalde en funciones en docenas de ocasiones, siempre que Macía se ausenta de la ciudad. Es el prólogo del nombramiento como alcalde que le llega de manos del ministro Blas Pérez el año 1941.

Le preocupa el abastecimiento de la ciudad en artículos de primera necesidad y a ello se dedica desde el primer día estrictamente entendido. Encuentra resistencias, pero su manera de certificar el éxito es la inauguración de la Plaza de Abastos, una de sus obras más recordadas, junto con el Mercado de Quiroga Ballesteros, que se inaugura a los pocos días de dejar la alcaldía.

Le corresponde entregar a Franco la medalla de la ciudad y el título de Alcalde Honorario, un acto que tiene lugar en un palco instalado en la Plaza de España y en el que se encuentran, además de él y el homenajeado, el ministro José Luis de Arrese, Ramón Ferreiro y el mítico general Moscardó, el héroe del Alcázar de Toledo y jefe de la casa militar del jefe del Estado.

En ese acto es donde Franco pronuncia la frase tantas veces repetida, aunque no siempre con la textualidad requerida y que dice: “Nuestra Cruzada es la única lucha en que los ricos que fueron a la guerra salieron más ricos”. Polémica donde las haya.

Disfruta de un título in pectore, el de ser el alcalde de la ciudad más limpia de España y su mandato deja también, entre otras cosas, un nuevo cementerio.

Será alcalde hasta 1950, siendo sustituido por Eugenio Pardo. Desde 1943 también es procurador en Cortes durante dos legislaturas. Después volverá a presentarse a unas elecciones municipales en 1966 que gana y es concejal unos meses.

Será directivo de los antiguos alumnos maristas, ADEMAR, presidente del C. D. Lugo en 1943, del Club Fluvial en 1966 y hermano mayor de la Cofradía Sacramental, entre otros cargos societarios. Fallece en 1984.

Lo nunca visto

Jueves, 16 de Junio, 2022

Como en los circos

El Gobierno no solo está haciendo cosas chulísimas, sino que muchas de ellas ocurren por primera vez en esta vida. Por ejemplo, ver a la Guardia civil detrás de documentación culposa en una Vicepresidencia es algo memorable.

Lo más parecido que se recuerda fue el proceso que Akenatón emprende para defenestrar a los cientos de dioses egipcios y sustituirlos por uno solo, Atón. Las sacerdotisas de Isis corren hacia las chimeneas por la sala hipóstila de Karnac llevando en sus manos papiros sensibles que las comprometen en el culto a la diosa y otras tratan de comerse a mordiscos su carnet del Club de Amigos de Anubis. Fue memorable y ahora también.

Tampoco es fácil de encontrar otro caso en el que un país llama “pirómano” y “diplomático indigno” al titular de los Asuntos Exteriores de otro, al menos a la cara y sin que el aludido replique con un “Y tú más”, que es lo que decíamos en el patio del colegio ante ofensas de esa naturaleza. O bien: “Pirómano lo será tu padre, que tiene cabeza de cerilla”.

Pero no. Hace bien en callarse Albares, que es un apellido como Álvarez, pero mal escrito. A lo mejor en Argelia le contestan diciéndole: “Tú siempre una más de lo que digas”, y lo chafan. Además, lo de Rusia que tanto les molesta no es de Albares, sino de Calviño, la misma a la que perseguía la Guardia civil por los despachos.

El abuelo de la Vicepresidenta, José Calviño Domínguez, fue gobernador civil de Lugo tres meses y medio de 1931 y tampoco lo vimos. Está más días en Coruña y en Madrid que en Lugo, por lo que el único asunto de importancia durante ese tiempo _ una huelga de pintores _, lo solventa su sustituto; de lo que se infiere que Calviño pasa por Lugo al virginal estilo, sin romperse ni mancharse. Luego va a Pontevedra y lo mismo.

Novo Freire, primer y segundo alcalde de la democracia

Miércoles, 15 de Junio, 2022

La reclamación de Mauricio Posada en 1979 anula las primeras elecciones y debe repetirse el proceso, aunque con el mismo resultado

EL CORRESPONSAL DE El Progreso en Cospeito, el muy recordado Ojos de Acero, informa el 24 de noviembre de 1956 que en los altos del Bar San Fernando _ entiéndase, en el piso superior al bar _, ha abierto su bufete el joven abogado José Novo Freire (A Coruña, 1928).

Sus padres se habían trasladado a esa ciudad y cuando José tiene ocho meses, regresan a Lugo para residir en el barrio de A Milagrosa. Acude a varios parvularios de la zona y a la escuela unitaria de García Abad, antes de ir al instituto masculino con el beneficio de la matrícula gratuita.

Aunque su intención es estudiar Derecho, por falta de medios hace Magisterio y se incorpora al bufete del exalcalde Ángel López Pérez, que será su faro en muchos aspectos de la abogacía, la política y la vida.

Entonces sí que se decide a hacer la carrera de leyes en Oviedo y Santiago, rematada, como dice Ojos de Acero, en los altos del bar San Fernando, aunque por poco tiempo, pues se establece en Lugo y su nombre adquiere cada día más fama en el foro.

Se casa con Carmen Rodríguez y tienen cuatro hijos, José Manuel, Jesús Manuel, María del Carmen y Mercedes, que acaba de realizar importantes descubrimientos en torno al Alzheimer.

Ona de Echave se fija en él como el hombre oportuno para el relanzamiento de Caritas y a su vez, él ficha a Antonio Gandoy. Ambos estarán en la creación de Preescolar na Casa.

Su papel en el Congreso Nacional de Abogados que se celebra en León el año 1970, donde se solicita la amnistía y la supresión del Tribunal de Orden Público, merece alabanzas entre las organizaciones de izquierdas que valoran la actuación del ponente gallego.

Superado con éxito el desembarco en la democracia, el 3 de abril de 1979 los lucenses eligen al primer alcalde salido de las urnas desde las polémicas votaciones de 1931 que propician la llegada de la Segunda República, algo que no estaba en juego.

Ese primer alcalde va a ser él al frente de las listas de UCD, aunque Lugo va a seguir dando muestras de comicios irregulares, pues tan solo 33 días después de haberse constituido la corporación, una reclamación del candidato José Mauricio Posada Veiga sobre la mesa de Ombreiro será tenida en cuenta por la Audiencia para anular la votación, siendo obligatorio repetirla. Vuelve a ganar y Posada Veiga no se presenta esta vez. Ahora es el segundo alcalde de la democracia.

La noticia de la anulación le llega cuando regresa de Rianxo, donde se ha inaugurado una calle dedicada a Lugo. “Ya no tengo derecho a coche oficial”, bromea con el chófer.

Recordaba Novo que entonces el cargo de alcalde no tiene sueldo y que la experiencia política le va a costar dinero de su bolsillo, atenuadas las pérdidas gracias al esfuerzo realizado por su pasante y porque dos años después su primogénito José Manuel Novo Rodríguez ya se hace cargo de su bufete profesional.

También su hijo siente la atracción por la política y llega a encabezar la candidatura nacional del CDS heredero de Suárez.

El salto de Novo Freire a la alcaldía está precedido de una consulta familiar en la que consigue el apoyo de todos sus miembros, aunque Carmen, su mujer, se borra desde ese instante de cualquier papel que pudiese corresponderle como alcaldesa consorte. Y así lo cumple a rajatabla sin acudir ni a un acto público.

Como recuerdan los lucenses, los miembros de su equipo y los de la oposición, fue un alcalde bueno y dialogante. En la prensa paga el pato de la novatada democrática y lo criticamos en exceso.

Besos robados

Miércoles, 15 de Junio, 2022

Besos, joyas, vidas…

Es arrebatadoramente estúpido calificar de “no consentido” el beso que le propicia el príncipe a Blancanieves, y sería suicida que la productora Disney admitiese el reproche eliminándolo de las nuevas versiones.

Si ocurre algo así estaríamos certificando el fin de la libertad creadora y el sometimiento a una dictadura voraz e imparable que año tras año se cobraría nuevos espacios hasta orwellizarnos por completo más pronto que tarde.

El principio filosófico en el que se basan los prohibicionistas es que las chicas no deben ser besadas si ellas no lo permiten ante notario. Esperamos que los chicos gocen de la misma protección. En la trama de la película, si la prota no es besada, muere, permanece alelada o se cubre de musgo, algo de eso. Aún así, para ellos es mejor que recibir los labios del príncipe capado.

Pensemos en otras faltas de autorización a todas luces más graves. En “Topkapi” unos personajes roban la daga de oro del sultán Mahmud I sin el consentimiento de los responsables del palacio. En “El niño del pijama de rayas”, el pueblo judío es masacrado por los nazis sin su consentimiento. En “El Padrino”, un amplio abanico de personajes son agujereados mediante bala sin habérselo consentido.

Es de suponer que si la bobada del beso principesco desaparece de la película infantil, desaparezcan también todas las atrocidades que se llevan por delante vidas y haciendas cuando se actúa sin los permisos oportunos.

Dicho de otra manera, si se aplica el mismo principio jurídico-filosófico, nos hemos cargado, no solo el cine y la literatura universal, sino el género humano, su libre albedrío y los mecanismos de los que nos hemos dotado para castigar los desmanes y defendernos de ellos. Por ejemplo, cuando tratan de jibarizarnos el intelecto.