Archivo de Agosto, 2020

Valencia, Soria y Almería

Miércoles, 26 de Agosto, 2020

Primeros pasos del abuelo

La gente está preocupada. La demanda de información crece de día en día según todos los índices y las redacciones crean equipos especiales para el seguimiento. Además se exigen noticias contrastadas, no meras especulaciones captadas al oído. ¿Qué pasa con Soria y Ponce?

Algo tuve que perderme en el proceso, porque entre el calentón inicial del torero que todos calificamos de comprensible, y el pandemónium actual de arrumacos, cucamonas y garatusas, solo cabe una explicación. Uno de los dos amantes ha tenido que robar la llave de la Biblioteca Vaticana y de ahí la expectación.

Sí, me enteré de la escena de la playa, tan famosa ya como la del sofá de don Juan Tenorio. Supe que la cara de ella era un poema y que el nombre de Paloma Cuevas revoloteaba entre las dunas del arenal. ¡Ah, la playa! ¡Qué hermoso escenario para las más diversas mojaduras!

El ránking está hoy como sigue. Las búsquedas en google de Paloma arrojan siete millones de resultados, las de Ana Soria, cuarenta millones y las de Ponce, más de cincuenta mil. Otro micromachismo.

Más abajo que los citados se encuentra el suegro del torero y torero también, Victoriano Valencia, el alias de V. Cuevas, al que en su día saludó la prensa como el primer matador con carrera universitaria, la de Derecho. Creo que no ejerce nunca, pero quizás ahora le ayude para que su hija se lleve la parte magra del toro que se lidiará en los juzgados. Él, que ayudó a Ponce a subir, ahora hará lo imposible para que baje.

Es muy probable que Victoriano tenga un papel muy destacado en la escena y en los gritos desgarrados que salían de la garganta de Soria aquella soleada mañana en la playa del Cabo de Gata, en Almería.

En cualquier caso, ¿qué demonios nos importa a nosotros lo que ocurra en esas tres provincias?

Aquí vive un okupa

Martes, 25 de Agosto, 2020

La Brunete, desplegada antes de avanzar hacia el casoplón

A este paso, en Galapagar van a juntarse más picoletos que en el colegio para guardias jóvenes Duque de Ahumada de Valdemoro.

Ya estaban destinadas allí más unidades que soldados habían defendido El Álamo, pero ahora Iglesias le exige, ordena o suplica a Marlaska que refuerce la noche e imponga en las calles de Galapagar la placidez de un balneario inglés para viudas millonarias. Toma Igualdad.

El vicepresidente y la ministra han clavado en el umbral de su mansión un baldosín de cerámica de Talavera de esos que ponen Hogar, dulce hogar, y otro enfrente que reza: Aquí vive un okupa, con dibujos de Mingote.

Los apóstoles de la okupación han descubierto no pocas ventajas de la vida burguesa y las defienden con ahínco gracias a un ligero cambio de posición respecto a la Benemérita, pues si antes se colocaban delante para disfrutar viendo cómo pegan a un policía, ahora se ponen detrás, para disfrutar viendo cómo los guardias persiguen a los manifestantes.

El episodio asturiano, esa pintadita sobre el asfalto como las que se ponen para animar a los ciclistas para que suban L´Angliru, les da pie para pedir que se despliegue alrededor de su casa la División Acorazada Brunete n.º 1,

Son conscientes del rechazo que provocan y de la antipatía acumulada desde su aparición pública e incrementada a medida que más se les conoce.

Han buscado identificarse con los sectores más siniestros y violentos, los menos útiles y productivos. Han mentido, mangoneado y su rastro económico es cualquier cosa menos ejemplar. Toda su marginalidad está en almoneda a cambio de un chalet.

¿Qué quieren que haga la gente? ¿Que les vitoreen a su paso y les tiren pétalos cada vez que entren y salgan del casoplón? Ni la Brunete, ni los publirreportajes de la Villacastín arrancarán aplausos.

Sexto Souto, pionero del proteccionismo animal

Martes, 25 de Agosto, 2020

Lugo fue la undécima ciudad española en la que se crea una Protectora de Animales y Plantas

EL 17 DE marzo de 1956 se constituye la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Lugo gracias a la iniciativa de Valentín Sexto Souto (Madrid, 1910) y de once lucenses que aquel momento lo secundan en su afán proteccionista y entre los que se encuentran Antonio Fugarolas, Juan Rof Codina, Purificación de Cora, Domingo Figueroa, Manuel Naveira, Justo Fernández-Reija Paz y Vázquez Díaz.

A esta relación se pueden añadir los nombres de Alfredo Mosteirín Valiño, Ezequiel Rodríguez García, Fernando Casas Martín, Gerardo Castro Lamas, Marcial Minguillón Iglesias y Ricardo Mosquera Bandariz, que pronto se unen a esta iniciativa pionera en España, pues en aquel momento hace el número once de las existentes, encabezadas por la de Barcelona, aunque ésta desaparece por problemas económicos.

Antonio Ameijide, Ricardo Pérez Rosón y Tomás Paniagua son otros firmes apoyos de la Asociación.

Es una auténtica lástima que la actual Sociedad olvide en su página web la verdadera historia de su fundación y la retrase hasta 1982, aunque probablemente solo se deba al desconocimiento, por lo que resultará fácilmente subsanable reparar la ausencia de estos pioneros, especialmente la de Sexto Souto, un hombre carismático que lucha lo indecible para ponerla en pie.

Perteneciente a una humilde familia lucense, nace en Madrid, pero vive en Lugo desde niño, como sus hermanos Luis y Fernando, nacidos ya en la ciudad. Se hace agente comercial y llega a ser interventor de la Caja de Ahorros.

La Asociación nace con fuerza, pero se estanca al llegar a los 170 socios, la mayoría de los cuales aportan dos pesetas mensuales, y una, los socios infantiles. Valentín no quiere ocupar la presidencia, pero se hace cargo de la secretaría o la tesorería.

La presidencia pasa de Fugarolas a Mosteirín, mientras él es nombrado presidente honorario perpetuo. En 1963 logran inaugurar una Clínica-Refugio para Animales Heridos y Enfermos, que se abre en el antiguo Campo da Feira.

Cuando se le pregunta cómo lo logran, Valentín se refiere a la ayuda recibida de parte de una misteriosa señorita inglesa. Se trata de Phyllis V. Wall, secretaria honoraria de la Anglo-Spanish Animal Welfare Society, de Londres, que ha aportado 16.000 pesetas para la clínica. Miss Wall vendrá dos veces a Lugo, ciudad con la que establece una entrañable relación.

A Valentín no le desagradan las leyes proteccionistas españolas, pero sí su puesta en práctica, por las brutalidades que se cometen con los “hermanos menores”, en denominación franciscana.

En 1956 Sexto Souto recibe la medalla de plata de la Protectora de Lisboa, que viene a entregarle a Lugo el presidente luso Nicolau Folgueiras da Silva por la labor desarrollada a favor de los animales. Personalmente, él se había hecho cargo de un setter ciego de nombre Noly.

En enero de 1966 se constituye el Patronato Provincial para la Protección de Animales y Plantas, presidido por el gobernador civil, con Juan Manuel Trujillo de vicepresidente y Valentín como secretario, pero tras la primera reunión, él dimite y todo se viene abajo. Algo sucede que no le agrada.

Sexto Souto escribe numerosos artículos sobre el tema, alguno de los cuales es reproducido por el órgano madrileño Escudo.

Su labor asociativa se extiende a través de sus cargos en las directivas de la Sociedad Colombófila Lucense, Ademar, Peña Madrileña, Colegio de Agentes Comerciales, Peña Celtista y Peña Madridista, que preside desde 1977 a su muerte en 1983.

Vuelta al cole

Lunes, 24 de Agosto, 2020

Ni para todos, ni para ninguno

Se tiende a pensar que los afiliados o simpatizantes de cada partido reaccionan de la misma manera ante todo, y naturalmente no es así.

Hay conspiranoicos de izquierda y antimascarillas de derecha; hay partidarios del homeschooling _ o sea, la escolarización en casa _, que son fervientes nacionalistas y los hay que duermen bajo un gran retrato de Cánovas del Castillo.

Miguel Bosé clama contra las vacunas y le saltan amigos o enemigos desde todos los frentes. ¿Acaso la pandemia ha dinamitado transversalmente la unidad política?

En cierta medida sí, pero en realidad esas diferencias coexisten con la militancia y las simpatías desde siempre. Hay que ser muy merluzo para dejar que cualquier líder al uso secuestre tu pensamiento y tu forma de encarar cada nueva circunstancia de la vida sin darte oportunidad de valorar por ti mismo.

A los partidos, máxime si están en el poder, les horrorizan los conspiranoicos, los antimascarillas y los homeschooling, porque no dejan de ser ovejas descarriadas que hoy dudan de la eficacia de las vacunas y mañana están contra los okupas.

Centrémonos en quienes se ven con fuerzas y conocimientos para educar a sus hijos en casa. El curso llama a la puerta y al desconocimiento sobre cómo se va a afrontar, se une la tardanza en la toma de decisiones, como si fuera un tema menor.

Dentro de las libertades que las leyes nos amparan no se encuentra la de educar a los hijos en el hogar familiar. No está regulada y es denunciable, pero varios miles de padres la vienen practicando con riesgo de ser condenados. Si el Estado no interviene ni controla la calidad de alimentación en los hogares, ¿por qué ha de hacerlo en la educación?

A buen seguro este mes van a surgir varios miles de partidarios de ese horrible anglicismo que urge regular.

Tomás Mariño, precursor de la aviación

Lunes, 24 de Agosto, 2020

Hace cien años Heraldo de Vivero publica el Proyecto de este maestro de Xove que se adelanta a Zeppelin y a De la Cierva

SE CUMPLE ESTE año un siglo desde que Heraldo de Vivero publica el Proyecto acerca de la navegación aérea, de Tomás Mariño Pardo (Xove, 1798), al que Manuel Insua Santos _ ya presente en esta colección _, le añade un prólogo y se convierte en uno de los más ardientes defensores de este peculiar precursor de la aviación surgido en el extremo occidental de la península y fallecido hace ahora 140 años, en 1880.

Fue hijo de Manuel Mariño Illade y de Venancia Pardo Fernández, con título de perito agrimensor y maestro de primera enseñanza destinado en Galdo y en el convento de San Francisco de Viveiro. Pero es a su jubilación cuando, ya octogenario, emplea su tiempo en el Proyecto, datado en Viveiro el 12 de julio de 1879, es decir, 41 anos antes de la fecha en la que lo recoge el Heraldo entre los números 412 y 445, y la edición prologada por Insua.

En el mes de mayo de 1987, el colegio público de Xove realiza una nueva edición. El manuscrito se encuentra actualmente depositado en el Arquivo do Reino de Galicia.

La prensa del momento alaba que a esa edad se pueda disfrutar de tan despejada inteligencia para resolver “el dificultoso problema de dar dirección a los globos, puesto que gran parte de las indicaciones que en el folleto se apuntan para solucionarlo, responden, con casi completa exactitud, a los medios que actualmente se ponen en práctica”.

El Proyecto se plantea como una conversación entre Tomás, el inventor, y Silio, un amigo que le formula preguntas al respecto.

Asimismo consta de dos partes, una primera en la que aborda los aspectos teóricos de la aviación, con sorprendentes aportaciones todavía no contempladas sobre estabilidad, velocidad, dirección, o propulsión; y la segunda, sobre lo necesario para la construcción de un globo navío.

Algunas de las ideas expuestas por Mariño serán recogidas por Ferdinand von Zeppelin para sus dirigibles y por De la Cierva para su autogiro.

Todo ello hace de Mariño un visionario precursor que recibe el homenaje de sus paisanos nada más publicarse el proyecto, en buena medida por la intervención de Insua, de Fidel Moas Mariño, biznieto del autor, del alcalde de Xove, Jesús Rúa Rodríguez y de Francisco Baño, acaudalado emigrante de Xove, fundador del pueblo de Necochea en la República Argentina y financiador de los gastos que ocasiona la instalación de una placa en su casa natal de la parroquia de San Bartolomé y de un retrato al óleo que realiza años después el pintor ferrolano Vicente Díaz González.

“Pasará, seguramente, con la navegación aérea lo que con la del mar: habrá más de los que hoy aparecen, tipos distintos de barcos y posible es que el ideado por Mariño sea el que presente menos casos de desgracia o no presente ninguno”, se expone en torno al homenaje.

Asisten al acto el diputado José Soto Reguera, el líder liberal de Viveiro, Benigno López Muñoz, el alcalde de Viveiro, José Marqués, Baño, Insua y el abogado de Mondoñedo, Justo Rodríguez, entre otros.

El alcalde Rúa dice que “a Xove cabe la suerte de ser la cuna del precursor del dominio del espacio. A don Tomás Mariño, su ilustre hijo, es a quien se debe este maravilloso invento que pasó inadvertido como otros tan solo por haberle dado a luz un hombre, humilde”.

Francisco Baño descubre su parentesco con Mariño: “Yo, señores, me siento feliz en este instante; por haber tenido la suerte de venir al mundo en esta misma casa donde nació el sabio don Tomás Mariño; porque por mis venas corre sangre de su sangre”.

Maneras de ser

Domingo, 23 de Agosto, 2020

Menos mal que este no canta

Primero fueron las vacaciones, ahora, las ganas de no trabajar. Sánchez va a colgar una hamaca en el pronaos de la Moncloa para contemplar tumbado en ella cómo arde su Roma particular. “Me criticabais que tuviese el mando único y ahora queréis que lo asuma. Tendréis que pedírmelo de rodillas”.

Él es así. Desde mucho antes de la pandemia era así y sabiéndolo, lo compramos. Deberíamos ser unos expertos en sanchezlogía, porque cada politiquillo tiene su librillo y rara vez falla.

No hay más que fijarse en Abel Caballero para saber que ya en agosto va a presentar las luces de Navidad, que es un asunto que en Vigo preocupa un montón por ser la ciudad de los Illuminati, o sea, de los que viven de la iluminación.

Los vigueses confían que el año que viene lo haga ya en julio y así puedan irse de vacaciones más tranquilos.

Ada Colau también es muy previsible. Se ha propuesto cargarse Barcelona y no hay mes que no argalle alguna cafrada; que si el turismo, que si la industria automovilística, que si los certámenes internacionales. La quiere convertir en la capital del Lado Oscuro de la Fuerza, y de ahí no la sacas. Claro, nos quedamos con Vigo sí o sí.

Casado vive en modo “no voy a tomar sopa por si rompo el plato” y ahí lo tienen, dándole vueltas a la cuchara sin pillar un picatoste.

Arrimadas ni siquiera eso. Parece una de las arrecogías del beaterio de santa María Egipciaca en plena purga de pecados que encima no cometió ella, sino Albert Rivera.

¿Y qué decir de Iglesias que no sepamos ya? Este vive en un estado de ebullición constante, como si se hubiese caído en la marmita cuando hervía, pero sin poder salir de ella. En esas condiciones es muy difícil seguirle, Simplemente, marea.

Y mientras tanto, la pandemia se enseñorea a sus anchas.

Fiz Fernández, el antropólogo de la medicina indígena

Domingo, 23 de Agosto, 2020

Nacido en Cervantes, muere tal día como hoy a los 103 años, después de haber escrito sus consejos para lograrlo

HACE DOS AÑOS, el 23 de agosto de 2018, fallecía en la capital argentina a los 103 años de edad el prestigioso médico y antropólogo Fiz Antonio Fernández, (Cervantes, 1916).

A los cinco años, Fiz Fernández emigra con su familia a Argentina. Su padre, también nacido en el lugar de San Martín das Cañadas, parroquia cervantina de San Xoán do Mosteiro el año 1892, vivirá hasta los ochenta años, pero su longevidad se verá ampliamente superada por la de su hijo.

El joven lucense se hace médico en la Universidad de La Plata (1943) y llega a ser uno de los profesionales más famosos y reputados del país, así como un eminente homeópata. Amigo de Castelao, fue presidente de la Comisión de Cultura del desaparecido Centro Lucense y miembro del Instituto Argentino de Cultura Gallega. También colabora con el de Rianxo en la fundación de Irmandade Galega.

Como miembro activo de la comunidad gallega participa en numerosos actos culturales, como los homenajes que allí se les rinde al propio Castelao y al mariscal Pardo de Cela.

En ese mismo sentido, mantiene una divulgada polémica sobre la lengua gallega con el dramaturgo pontevedrés Xosé Ruibal, hermano de la pintora Mercedes Ruibal, cuando éste declara que el gallego es un idioma propio de la servidumbre.

Se casa con Martha Lucrecia Nicora y ambos tienen una hija que hoy es una afamada psiquiatra en París. El matrimonio realiza frecuentes viajes a España.

Dentro de su obra, fundamentalmente centrada en la antropología y la medicina, Fiz Fernández es autor de un curioso libro de ayuda personal que titula Viva cien años, cuya utilidad queda demostrada por el hecho de que él vive 103 y es de suponer que lo consigue gracias a las recomendaciones de su propio libro.

Como decíamos, su principal obra es Antropología, Medicina y Cultura Indígena en América y Arte Rupestre argentino (1977), publicada en varios volúmenes. El libro es el resultado de su experiencia investigadora en 42 países de todo el mundo, tarea a la que se entrega con total entusiasmo.

Otros títulos suyos son Hacia una medicina sin fronteras (1952), La columna vertebral, Política y Moral y Propuesta para la educación de la cultura (1981).

Hace 18 años pronuncia una conferencia en Santiago sobre Las mil maneras de curar para prolongar la vida, un resumen de un segundo libro sobre longevidad, titulado igual que la conferencia con el añadido de Todo lo que cura es medicina (2000).

Era profesor de Historia de la Medicina en la Universidad Nacional de Buenos Aires (Facultad de Medicina), y catedrático de esta asignatura desde 1973. Presidente del Ateneo de Historia de la Medicina de la Universidad Nacional de Buenos Aires y miembro de las sociedades de Historia de la Farmacia, de Humanismo Médico, del Ateneo del Hospital Rivadavia y de la Société d’Histoire de la Médecine, entre otras argentinas e internacionales.

También fue el fundador de la Sociedad Argentina de Acupuntura y pertenecía a la sociedad argentina de escritores. Estaba en posesión de numerosos reconocimientos, como el del Gobierno brasileño, que lo condecora con la Medalla del IV Centenario do Río de Xaneiro por su labor científica.

Asimismo, Fiz Fernández escribe un romance centrado en las costumbres de los guaranís, titulado Panamby y editado en 1984. Se trata de una historia de amor durante el vicerreinado del Perú.

De igual manera escribe las biografías de numerosos médicos gallegos en Argentina, que son publicadas en la revista Galicia Clínica.

Fernández y González, autor del Antón Piruleiro gallego

Domingo, 23 de Agosto, 2020

Ahora se cumplen los 150 años de su nacimiento en Chantada, donde se inicia en el semanario Las Riberas

SE CUMPLEN LOS 150 años del nacimiento del escritor y periodista Xesús Fernández y González (Chantada, 1870), natural de la parroquia de San Salvador de Asma y multipremiado en certámenes literarios. Tanto es así que cuando en 1920 recibe un galardón de la Biblioteca Patria por la novela La resignada, la peña La Buena Armonía de Santiago le ofrece un homenaje y Luis Romero le dedica unos versos en los que dice: “Outro premio máis? Lévaos todos!”

Se había iniciado en la dirección del semanario Las Riberas, editado en Chantada, donde coincide con Francisco, el hermano de Julio Camba, que era maestro en Portomarín, y con José Costa Figueiras.

Después es redactor de El Regional, de Lugo, El Pueblo Católico, de Jaén, El Norte de Galicia y La Región, antes de ingresar en el Cuerpo de Funcionarios de Instrucción Pública. Ocupa las secretarías del Ayuntamiento de Chantada, de la Escuela de Veterinaria de Santiago y de la Universidad.

En Santiago, además de ser sargento del Batallón de Cazadores de La Habana, colabora en Gaceta de Galicia y es redactor de El Eco de Santiago, donde desarrolla la mayor parte de su trabajo como periodista e incluso en la administración del periódico. También es secretario del Círculo Católico de Obreros de Chantada y forma parte del equipo del político Javier García de Leaniz, que será ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes.

A su muerte, la nota necrológica resaltará el hecho de que un periodista y escritor premiado, no pueda subsistir en España sin otro trabajo, como el que él desempeña en la secretaría de la Universidad.

En Santiago conoce a su mujer, Pastora Vázquez Cobas y ambos son padres de dos hijos, la mayor de los cuales fallece poco después que su padre.

La labor literaria de Fernández y González incluye varias colecciones de artículos, Prosa de la vida (Ourense, 1901), Lucha de sentimientos (Lugo, 1903) y Pinceladas (Lugo, 1908).

Entre sus novelas figuran Senda de amargura (Madrid, 1911) _ premio de mil pesetas en Patria _, La resignada, ya citada; Lo que Dios quiere, premio en 1921 del certamen literario en honra de Armando Palacio Valdés organizado por el Círculo San Fernando de Cádiz, y Alborada (Santiago, 1922), también premiada. Esta última se desarrolla en San Salvador de Asma y cuenta la historia de Juan Manuel, un inclusero que emigra a América y regresa con dinero, pero sin salud, y Carmela, su amor de Galicia.

Académico correspondiente de la Real Academia Galega, su única novela en gallego es Como son os do grorioso: (Antón Piruleiro), que publica por entregas esporádicas en El Eco de Santiago, y luego en Lar (1925). Ese mismo año gana el premio de novela corta de El Diario Español de Buenos Aires con Dios te deje ir con bien.

Xesús ejerce de chantadino sin límites. Lo mejor, lo más bonito, lo más rico era Chantada y su comarca, solía decir sin miedo a exagerar. De hecho le concede propiedades terapéuticas, pues cuando en 1922 cae gravemente enfermo, logra recuperar la salud después de una estancia en ella. Por eso en 1928 cuando enferma del mal que lo llevará a la tumba, sueña con viajar a Chantada, porque allí se salvaría. No fue posible intentarlo.

Tampoco puede acabar su última novela, María Luisa. Su compañero de redacción, Ortiz Novo, conoce la marcha de la obra y sabe que están terminados ocho capítulos.

Otro libro suyo es un estudio biográfico sobre Eugenio Montero Ríos, publicado en Santiago.

Agalapagarse

Sábado, 22 de Agosto, 2020

Lo que el presidente portugués ahorra en escoltas se lo gasta en limpiabotas

Al presidente lo abuchean en cuanto asoma las mejillas en lontananza y el vicepresidente tiene tanto miedo al fervor de la masas que una pintada realizada en el entorno de donde mora, basta para hacerle huir quinientos kilómetros. ¿Esto era el populismo?

Los múltiples escoltas de Iglesias ya no saben qué pensar. Ellos no han visto nada y nada han denunciado. Ahora que se las prometían tan felices unos días al fresquito asturiano, lejos del agobiante calor de Galapagar, van los señoritos y dicen que hay que arrear de vuelta a Madrid. Que me llamen para la toma del Palacio de Invierno, que hoy te cueces.

Cualquier político normal le quitaría importancia a la pintada, que es una forma de desanimar a quien las hace. “Gajes del oficio”, habría dicho a la prensa con una sonrisa de oreja a oreja en la que todos podríamos leer de forma subliminal: “Para quitarme a mí una semana de fabadas, arroz con leche y mantita por las noches, van a tener que pintar de fucsia el Naranjo de Bulnes”.

Pues no. Fue poner “Coletas rata” en el suelo, que a lo mejor ni era por él, sino por Sergio Ramos, y el tío se dio el piro enfurruñado; es decir, se agalapagó.

Está clara su estrategia de magnificar cualquier atisbo de rechazo hacia sus personas porque así justifican un servicio de vigilancia de proporciones similares a las del Caudillo cuando venía a por los salmones del Eo, y también porque siempre habrá quien aproveche para criticar a la derecha de recurrir a métodos tan poco democráticos.

Pero nunca debe olvidarse el mozo que fueron sus secuaces y él quienes convirtieron el acoso en jarabe, y quienes trataron de recetarlo a diestro, que no a siniestro.

Ni los abucheos al uno, ni las pintadas al otro son motivos para que nadie esté especialmente satisfecho, pero es lo que hay.

De cacería

Viernes, 21 de Agosto, 2020

Boquita de perdigón

Las declaraciones de Corinna, estas y las anteriores, se parecen muchísimo a esas enrevesadas historias que te inventas de chaval para demostrar a tus padres que todos los que te rodean son más malos que la tiña; no como tú, que eres san Tarsicio reencarnado, y que si te pillaron rompiendo cristales como a los demás, fue porque querías resolver un problema sobre resistencia de materiales.

En ausencia del testimonio de la otra parte _ la única que comparte la verdad de lo que se narra _, y ante la posibilidad de que no lo desvele nunca, se abre ante la indiscreta _ en gallego, lercha _, un infinito abanico de posibilidades donde ella podrá brillar con luz propia para delectación de la audiencia salvameña, o de Sálvame, republicanota y cotilla en general.

Su relación empezó a raíz de una escopeta atorada durante una jornada de tiro. Malditas armas que obtura el diablo. Y terminó, o había terminado ya, cuando van con el niño a Bostwana para disparar unos tiros a los elefantes. Demasiadas armas.

Fraga supo de su peligrosidad cuando le pone el culo como un colador a la hija de Franco en una cacería de perdices que los junta en Santa Cruz de Mudela.

Aquello pudieron taparlo en su día, pero del safari en Bostwana nos enteramos todos porque el herido fue el propio rey en su cadera. “No lo volveré a hacer”, dijo compungido, y a partir de entonces, rebajado a la condición de un niño travieso que pide perdón después de una travesura, todo va a peor.

Y eso no lo admite Corinna. Ella que se ve convertida en Borbón _ eso mantiene _, queda a los ojos del mundo como la puta del rey.

Entonces toma el rifle de las grandes ocasiones y comienza a disparar con munición o con bajas de fogueo. Todo vale. El de ayer fue otro perdigonazo como el de Fraga en Mudela, pero de caza mayor.