Archivo de Noviembre, 2017

Hiel y carroña

Lunes, 20 de Noviembre, 2017

Dante y Virgilio en el infierno, de visita

Es una ventaja de las nuevas tecnologías. Si usted desea imitar a Dante y darse hoy un garbeo por el infierno, no necesita a Virgilio para que le acompañe. Basta que tenga operativo cualquier navegador y que pida un listado de noticias sobre la muerte del fiscal general José Manuel Maza.

Allí, debajo de aquéllas que admitan comentarios de los lectores, se va a encontrar calentito lo peor del género humano. Cierto que solo lo podrá ver expuesto en su parte teórica, pero con la Divina Comedia pasa lo mismo. El infierno está ocupado por las ideas de los que en su día llevaron los males a la práctica. Y los comentarios, por las de quienes lo desean.

Chinchín, dos copas de champán que se cruzan para celebrarlo, y a partir de ahí, la miseria y la manipulación.

Los hay que dan la cara y se les distinguen las siglas, La CUP, Arran, Podemos… Es un gesto de agradecer. Ya sabíamos que eran capaces de eso y de mucho más, pero así no hay dudas.

Después viene esa caterva anónima que forma el caldurrio infecto de los opinantes, ya sean de carne y hueso, o solo virtuales, que todo ayuda a la hora de triturar.

A través de la sintaxis y de la ortografía empleadas sabemos que la gran mayoría de esos desaforados odiadores de Maza no tienen media hostia cultural, es decir, que se mueven con rudimentos pedestres, o tabernarios, como se decía cuando la taberna era foro de ideas.

Malamente se puede concebir que en esas condiciones un individuo sepa distinguir entre un fiscal general del Estado y un delantero en punta. Qué decir de sus atribuciones, del contenido de las leyes, de su utilidad y de su naturaleza.

Todo ello nos lleva a confirmar que efectivamente hoy vivimos malos tiempos, no ya para la lírica, sino simplemente para las relaciones humanas, pues abunda la hiel y la carroña.

Fundado pesimismo

Domingo, 19 de Noviembre, 2017

La cabeza del Bautista será la nuestra

La bajeza moral que destilan a cada paso la mayoría de los presuntos delincuentes implicados en el golpe catalán está en consonancia con la catadura de todos los que vienen actuando así desde 1978 con el fin de que hoy ocurra lo que está ocurriendo.

Solo con la contumaz traición y una hoja de ruta sin fisuras en la que cupo el saqueo, el adoctrinamiento, la victimización y los falsos testimonios, es posible explicar y comprender cómo un pueblo puede pasar del mayor apoyo español al texto constitucional, a presumir de ser sus máximos incumplidores.

El pujolismo sabía muy bien que la Constitución y las autonomías, lejos de ser un objetivo de consolidación para fortalecer y asentar el Estado, era la puerta abierta para manejar la educación y los medios en una carrera por robar a manos llenas, con el objetivo cada vez menos disimulado de dar un golpe secesionista y no responder así por nada de lo hecho anteriormente.

Todo funcionó a la perfección hasta el final, cuando la traición es manifiesta, salvo para quienes coinciden en su deseo de pegar un petardazo a España, a la UE y a todo lo que les separe de una dictadura bolivariana.

Así no es de extrañar que Errejón se muestre tan pesimista en la charla dada en Ribadeo. ¿Cómo no estarlo si por delante existe la posibilidad de ser gobernados por él, o por otro de pelo más largo que planea acercarse más y más a los independentistas?

Se acusa a González, a Aznar y a todos los que pactaron con Pujol de haber favorecido el avance de los golpistas mirando solo por su interés político y olvidándose de España. Cierto. Pero ahora lo que se proponen éstos no es ayudar en ningún avance, sino participar en el banquete pantagruélico fin de fiesta, devorando los despojos a dos carrillos, mientras Marta Rovira baila desnuda ante todos la danza de los siete velos.

Hasta diez

Sábado, 18 de Noviembre, 2017

Gispert, hablando sin pensar

El problema de Núria de Gispert no es que haya expulsado a Arrimadas a Cádiz, sino que se ha arrepentido de haber expulsado a Arrimadas a Cádiz, que es peor.

Es decir, lo hace y se avergüenza de sí misma nada más verse reflejada en el espejo cóncavo del esperpento, el que estaba instalado en el callejón del Gato.

_¡Madre de Deu, qué fea soy!

Podría haber hecho un mantenella y no enmendalla, pero claro, hasta para eso hay que tener cierta altura moral. Lo suyo es incluso más miserable, porque lo piensa y lo suelta convencida de que se lo van a reír sus huestes apretándose el bandullo para que no se les rompan las tripas de tanto hipido carcajeado.

_¡La Nuri ha estado sembrada!

Pero entonces se da cuenta de que ha dicho algo terrible, algo inapropiado, una frase que es políticamente incorrecta, porque se parece mucho a las de aquellos señores de la esvástica y todo el mundo que ha elegido Cataluña como tierra de acogida puede entender que también se refiere a él:

_ Si no piensas como yo, ¿por qué no te vuelves a África? _ que es un poquito más abajo de Cádiz.

¡Horror! Voy a rectificar. Les diré, por ejemplo, que en ocasiones hay que contar hasta diez antes de expresar lo que sientes. ¡Ja! Si no había metido bastante la pata la primera vez, con la rectificación lo borda.

Claro que debería contar hasta diez, o hasta mil, pero no para escribir lo contrario de lo que realmente estás pensando, que ciertamente es mandarla a Cádiz, sino para cambiar tus perniciosos pensamientos y así poder expresarlos sin miedo, porque el mejor método con el que se evita que te llamen xenófoba repugnante es no serlo.

Si tienes la conciencia limpia y las ideas en orden, puedes andar por la vida sin necesidad de contar hasta diez cada vez que abres la boca, querida.

Los dinamiteros

Viernes, 17 de Noviembre, 2017

“Los catalanes más tontos que los corsos”. Vergüenza debería darnos

Hasta Charlie Hebdo, una publicación que navega en los mares de la acracia y la burla a todo lo que se menea, se ha dado cuenta de que los puigdemones, las forcadellas, los junqueras y los jordis son unos insolidarios egoístas, sin pizca de gracia, de modernidad, de prosperidad, de razones, ni de futuro.

Cierto es que podrían haberlo escrito un poquito antes, cuando quienes lo decíamos en España éramos tildados poco menos que de lo mismo, pero por lo contrario. Por no entender el hecho diferencial catalán, por no reconocer el derecho de los pueblos a decidir su futuro, por no admitir que la Constitución vale menos que unas urnas compradas en un chino…

Hubo que esperar a que Europa entera viese por la ventana las orejas del lobo para que todos _ Charlie Hebdo incluido _, se pusiesen a gritar “que viene! que viene!” En fin, nunca es tarde si el grito es bueno.

Ahora bien, como la dicha completa es aburrida, siempre quedan rescoldos para recordarnos que si de ellos dependiese, nada nos libraría de ver cómo se obtienen del mapa de España unas buenas rebanadas, que para eso están los molletes y las navajas de Albacete.

Esos discursos de Colau, de Iceta, de Iglesias; esas calculadas ambigüedades que son propias de la ignorancia más supina; ese caminar por la vida tijera en alto perdonando independencias, pero anunciándolas a poco que la suerte les sea favorable; ese indigno coqueteo de la alcaldesa mayor del reino con su sonrisa imperturbable y su permanente predisposición a sembrar la discordia allí donde vea la mínima maceta para hacerlo; todo ese caldo de cultivo que se basa en decir “en España hay cuatro naciones”, como si en Rusia todos fuesen hijos de Ivan Ivanovich, nos asegura que siempre habrá espacio para el humor sin necesidad de que nos ayude Charlie Hebdo.

Tú, robot

Jueves, 16 de Noviembre, 2017

Trending topic sí o sí

Hablamos de bots y vandalbots. Los buenos y el lado oscuro de la fuerza cibernética. O sea, los avances de la ciencia puestos al servicio del bien o del mal. Tan viejo como el hombre y tan nuevo como la tecnología punta.

Estos vandalbots, que son algunos de los malos, como su propio nombre indica, entran y salen de los chats, twittean, opinan, votan, difunden falsas noticias, corroboran los bulos que otros vandalbots lanzan, se burlan de las opiniones que van contra de sus ideas preestablecidas… en definitiva, son el demonio.

Ha dicho el presidente que en estos últimos tiempos de golpismo e independencia, el 80 por ciento de los perfiles que participaron en todas esas actividades dentro de la red correspondía a vandalbots, es decir, eran tan falsos como los besos de las películas. Solo en un tres por ciento de los perfiles había detrás de ellos una persona física de carne y hueso que actuaba sentada en una silla y delante de un ordenador dentro de Cataluña.

Todo este volumen de hombres y espectros se manifestó a favor de las tesis independentistas. Se supone que el 17 por ciento restante no solo lo hizo en contra, sino que también pertenecían todos ellos a la raza humana.

Un último dato. El 50 por ciento de esos perfiles robóticos tenían su sede en Rusia y el 30 por ciento procedían de Venezuela. Hummm! ¡Claro! Los independentistas catalanes a los que les gustan el frío están exiliados en Moscú, y a los que que les gusta el calor, en Caracas.

Lo realmente increíble es que todas esas charcas de supuesta opinión, presididas por la violencia, el insulto y el menosprecio al cerebro, sean seguidas y creídas por alguien que se dice hombre de su tiempo, pero a la vista está que Aldous Huxley y otros visionarios se quedaron cortos cuando imaginaron cómo podrían ser adoctrinadas y aborregadas las masas.

Puigdemonizado

Miércoles, 15 de Noviembre, 2017

Liza, con mamá y papá

Desconozco a qué se refiere exactamente Puigdemont cuando habla de una solución diferente a la independencia. No me he parado a imaginarlo, porque bastó leer el titular con las palabras del expresidente para sentir un profundo asco hacia todo lo que viniese detrás.

Asco político, entiéndase. No vayamos a tener ahora algún tipo de problema con alguna entidad conservacionista. Como aquél que dijo de Liza Minnelli que solo tenía dos cosas buenas, un padre y una madre.

En su caso, salvo postrarse de rodillas ante el templo de la Sagrada Familia _ vale la Almudena _, y pedir perdón con lágrimas vivas, brazos en cruz y melena al viento, lo único que cabría esperar de este señor en terrenos de la administración pública es un estruendoso silencio, amortiguado o no por los barrotes de una cárcel, si así lo juzga quien tiene autoridad para ello.

Todo lo demás sobra. Sus opiniones acerca de lo que debe hacerse en la administración catalana, o en cualquier empresa con aspiraciones, tienen el mismo valor que las de Lola Flores hablando de reformas tributarias.

Algo de todo ello intuye el propio interesado después de conocer que sus antiguos socios _ otros listos de libro y tontos de calle _, no quieren quedar con él ni para repartirse los euros sobrantes de las fianzas.

Y algo intuyen los restos de aquella Convergencia fundada en torno a un tal Jordi Pujol, pues no contentos con ocultarse primero en CiU, más tarde en PdeCat, y hace nada en Junts pel Si, acaban de adquirir un nuevo traje al que llaman Junts per Cataluyna, que ya son ganas de mentir. En el momento en que más separados están y más separados quieren estar, se hacen llamar Juntos.

Es como si a Willy Toledo le da por fundar un partido llamado Sensatos por la Cordura.

Cuando chasque los dedos…

Martes, 14 de Noviembre, 2017

Eres independentista y solo me votas a mí

El 155 está permitiendo a los independentistas camuflar ante sus votantes el monumental fracaso político que acaban de protagonizar, lo cual supone al mismo tiempo ventajas e inconvenientes.

La aplicación del eficaz artículo trajo el punto final del proceso y la convocatoria inmediata de elecciones. Los partidos implicados en la deriva golpista apenas tuvieron tiempo de digerir el ridículo cosechado por no perder el tren electoral. Ni uno lo ha hecho. De modo que en la oportunidad perdida de pasarles factura, se ha ganado un nuevo intento de estabilidad.

A muchos no les gustó dejar viva Tv3 en la creencia de que así volverán a las andadas. Sin embargo, el porrazo ha sido de tales proporciones, que todo podría quedar desprocesado para una larga temporada al margen de los resultados del 21D.

Claro está. Si de las elecciones sale un gobierno no independentista, miel sobre hojuelas; pero incluso al revés, Cataluña necesita normalizarse tanto para frenar el descalabro económico, que puede ser suficiente.

Por eso se buscan, con rapidez inusitada y en medio de un gran nerviosismo, todo tipo de combinaciones, y por eso la gran pregunta de estos días previos a la campaña es saber si el sueño cataléptico administrado a manos llenas durante el proceso será dosis suficiente para que los votantes olviden, perdonen o justifiquen a los partidos causantes de los mayores daños en todos los órdenes que ha sufrido Cataluña, y los aúpen de nuevo y sin solución de continuidad a las responsabilidades de Gobierno.

En una situación normal _ sin hipnosis _, esos partidos podrían despedirse del poder durante unos cuantos años.

Pero Cataluña no vive una situación normal desde hace tiempo, sino en una prolongada sesión de ilusionismo, y es posible que el mago no haya chascado los dedos para marcar el fin.

Desmesura de la Calzada

Lunes, 13 de Noviembre, 2017

Un buen hombre

Me uno sin reticencias a los homenajes póstumos que recibe Gregorio Esteban Sánchez Fernández, conocido artísticamente como Chiquito de la Calzada.

Lo hago porque la percepción que pude alcanzar de él como simple espectador, o como lector de alguna de las entrevistas que se le hicieron, me acerca la imagen de un hombre bueno, optimista, alegre, positivo, inteligente y gracioso, características que siempre deben ser apreciadas por encima de las rufianescas, chulas, malencaradas, caprichosas, indocumentadas y mafiosas que abundan en comportamientos públicos y privados.

También como profesional, es decir, como humorista en sus años de éxito, solo puedo tener buenas palabras para Chiquito, porque es cierto que con un limitadísimo repertorio de tics conseguía con facilidad la sonrisa, cuando no la carcajada, del espectador.

Ahora bien, a donde no puedo acompañar a alguno de los panegiristas que han brotado en torno a su figura este fin de semana es a consagrarlo como el mayor renovador del lenguaje de los últimos tiempos por el mero hecho de que hoy mucha gente dice fistro, comenaguer y pronuncia a su estilo la palabra pecador.

Semejante exageración cometen los que atribuyen a José María García una revolucionaria influencia en el lenguaje periodístico por repetir con más frecuencia de la deseada los calificativos de abrazafarolas, chupópteros y lametraserillos.

Tanto una opinión como la otra solo pone de manifiesto una negligencia cultural de proporciones bíblicas por parte de quien la expresa, que hiere a los oídos del espectador medianamente instruido y ofende a Chiquito o a García, pues ya se sabe que los elogios inmerecidos están cerca de la burla y se alejan del halago, que en todo caso ha de ser comedido y proporcionado.

La doctrina Forcadell

Domingo, 12 de Noviembre, 2017

_ ¿Será una DUI o un chirimbolo?
_Parecer, parece un pimiento.

A los consumidores habituales de CSI, que no es una droga sino una serie de televisión sobre investigaciones criminales, les habrá extrañado el caso Forcadell.

En CSI, todos los episodios transcurren viendo cómo los polis van de los escenarios a los laboratorios en busca de pruebas que les permitan enchironar y procesar a sus sospechosos porque en la comisión del delito han dejado un rastro imperceptible a primera vista que los denuncia como autores del mismo.

Los presuntos delitos de Forcadell los tenemos grabados, transcritos, taquimecanografiados, resumidos, troceados, titulados y muchos de ellos, retransmitidos en directo con traducción simultánea. Sin embargo bastó que pronunciase dos fórmulas mágicas para que todo el borroso panorama judicial que tenía delante se diluyese como la más negra tormenta de verano cuando en A Estrada hacen sonar las campanas de Liripio.

La primera fórmula, recomendada por Harry Potter y por los profesores del colegio Hogwarts, es decir que todo aquello cuanto vimos, leímos y escuchamos durante los últimos meses no era tal; no pretendían separarse, ni fundar república alguna, pues todo se reducía a una simbólica representación teatral con motivo de cumplirse el 382 aniversario de la muerte de Lope de Vega, una efemérides preñada de simbolismo, como sabemos.

En resumidas cuentas, si ustedes, como menda, estuvieron preocupados esos días por si nos robaban un cacho de patria, hemos hecho el gilipollas, ya que Forcadell y sus mariachis solo estaban representado La dama duende, de Calderón.

La segunda fórmula abracadabra de Carme de España que nos hace suspirar aliviados se enuncia así: Jamás volveré a jugar con la cosas de comer fuera de la Constitución.

¿Pero no habíamos quedado en que todo era simbólico?

Arrimadas y arrepentida

Sábado, 11 de Noviembre, 2017

Parece que aprieta

Se lo dijo Arrimadas durante las jornadas de septiembre, cuando parecía que Forcadell era Hammurabi resucitado. “Ustedes son muy valientes y muy épicos, aquí; pero delante de los jueces pierden toda la épica”.

Con Puigdemont en fuga, con medio gobierno a la sombra, con asesinos y proetarras enarbolando las banderas y con el único apoyo de Maduro, quedaba poca épica en la que refugiarse, pero por si alguna se hubiese pegado socarrat en los fondos de la tartera, viene Forcadell con la espátula y la rasca hasta dejarla brillante.

_ Renuncio a la DUI, al derecho a decidir, a la estelada y a la república. Aquello fue una tontá. ¿Quiere que le recite a Machado, señor juez? Abrazo a la Constitución, a la ley de Bases de Régimen Local y al Fuero Juzgo. Renuncio a Satanás, a la monja Caram y al obispo de Solsona. ¡No habrá sierva más fiel que yo! ¿Dónde hay que firmar?

Tuvo que ser una tarde clamorosa. Lástima de vídeo para ejemplo de las generaciones futuras y lástima de que las consecuencias de la tontá serán dolorosamente trágicas para muchas familias porque nadie sabe todavía a cuántos miles de millones ascenderán las pérdidas en su aspecto contable, ya que las de bienes inmateriales jamás podrán expresarse en guarismos.

Pero bastarían las primeras para que todos los que han tenido una participación destacada en este fraude político, en esta trágica mascarada, agachasen la cerviz y se retirasen discretamente, si no camino de la cárcel, al menos, hacia sus casas, avergonzados de ser tan nefastos para con sus amados compatriotas.

Pero no. Los hay incluso que osarán participar en la campaña y que lanzarán promesas de prosperidad y diálogo; porque eso sí, diálogo que no falte, sobre todo con los jueces para poder echarse atrás si te quemas.