Archivo de Mayo, 2017

Cibeles

Domingo, 21 de Mayo, 2017


¿Madrid? No, Japón

Como se celebra el tercer centenario de su nacimiento, el Centro Cultural Conde Duque de Madrid ha inaugurado una exposición dedicada al arquitecto Buenaventura Rodríguez Tizón, más conocido como Ventura Rodríguez.

Uno de los atractivos de la muestra es su proyecto para la fuente de Cibeles, su rivalidad con Hermosilla y el nacimiento del Salón del Prado, asuntos todos ellos muy queridos porque quien les habla y a los que ha dedicado algún que otro folio.

Cibeles vuelve a ser epicentro telúrico de fuerzas en pugna que hoy, por azar o por necesidad, podríamos simbolizar un poco a lo bestia como Madrid y Barcelona.

En el fútbol el choque está claro. Incluso los clubs que hoy pueden ganar la Liga se llaman de esa manera. Si gana el Madrid irá allí, a Cibeles, para estar un rato con la diosa. De lo contrario, irán a Canaletas.

Y aprovecho para recordar una vez más que la tía no es del Madrid, sino de Madrid, y que allí podría ir tranquilamente cualquier club capitalino, como ya lo hacían antes de haberse impuesto absurdos enfrentamientos a favor de Neptuno, que nada pinta en este pugilato.

Mañana viene Puigdemont a hablar de lo suyo y la sombra de Cibeles caerá sobre su mata de pelo cuando diga eso tan bonito del arrebato nacionalista que sienten sus administrados, como si los demás fuésemos criados a los pechos de alguna fiera desalmada.

A ver cómo reacciona Cibeles, pero por lo que sé, no le gusta un pelo que la gente se tire el pingüi en su presencia si no le guarda el debido respeto.

En fin. Antes queda otra pugna en Ferraz. El ganador no irá a Cibeles, pero aunque no lo parezca, también en ella echan un pulso Madrid y Barcelona. Entendámonos, dos formas de encarar la convivencia los próximos años. Juntos o desperdigados.

Desesperada

Sábado, 20 de Mayo, 2017

En el PSOE tiene que haber a estas horas mucha gente desesperada como Sánchez.

Como Marta Sánchez, me refiero, cuando la coruñesa se definía como una mujer normal, “una rosa blanca de metal. Desesperada… wo, wo, wo”.

Pues eso. Hombres que susurran a los caballos y mujeres al borde de un ataque de nervios, pues según sea el resultado, así será el futuro del partido, con la agravante de que esta vez la gama de posibilidades susceptibles de alcanzarse va del cero al infinito.

Las primarias, éstas al menos, son un arma cargada de futuro, pero también de abismos insondables. Son una ruleta rusa en la que los jugadores utilizan revólveres en cuyos tambores hay recámaras con balas explosivas, con balas de fogueo o libres de munición.

Determinar la que se dispara no es asunto baladí. Y señalar cuál garantiza menos destrozos en el partido, tampoco. Lo difícil es pensar que no se va a causar ninguno.

Como se ha repetido hasta la saciedad en estos días, el socialismo europeo vive las horas más bajas de la historia y las siglas desaparecidas cubren los campos de batalla, aunque muchas de ellas se disputasen hasta ahora la gobernación, codo a codo con los más votados.

Es decir, el panorama y los antecedentes son de máxima gravedad. Y si a eso añadimos que la particular situación del PSOE es cismática, no harán falta más brochazos para pintar el negro panorama que tiene por delante, a no ser que se den pasos bien medidos y se apriete el revólver cuando no hay bala en la recámara.

En este panorama, la habilidad de Pedro Sánchez para presentarse como solución al problema habiendo sido gran parte de él con su descalabro, demuestra hasta qué punto se desconocen los inmensos beneficios de la autocrítica.

La Comunión Laica

Viernes, 19 de Mayo, 2017

Don Emilio, en puñetas

Cuando habla el juez de Menores Emilio Calatayud, todo el mundo dice: “¡Cuánta razón tiene este hombre!” Pero nadie le hace caso.

Al margen de sus sentencias, que sí serán obedecidas, digo yo; Calatayud solo influye en la toma de decisiones para señalar los 180 grados opuestos a sus palabras. Es decir, si habla de la conveniencia de los deberes, los suprimen; si critica la falta de exigencia, se adopta el aprobado general y si abomina de los móviles, aumentan las ventas.

Hay que ver lo bien que habla y lo poco que nos importa. Algo así se dice de Séneca, Cicerón o Diógenes, todos los cuales hablan desde el sentido común, aunque la sociedad que les escucha no esté para sus gaitas.

Eso sí, don Emilio llena auditorios porque al personal le encanta oír cosas raras. Después se van a casa y comentan sus golpes de humor: “¡Qué cosas se le ocurren! ¡Mira tú que preguntarnos si nos gustaría ser operados del corazón por un cirujano que sacó un 4!”

El juez nos alerta ahora sobre los fastos de las primeras comuniones, sobre el pastón que algunas familias se dejan en el convite del evento eucarístico, transformando el tradicional chocolate con churros en las bodas de Camacho.

Tal como ocurre en las anteriores ocasiones, es de temer que este año se multipliquen los dispendios y las celebraciones. De momento cobra fuerza el invento de una horterada sin parangón cual es el llamado bautismo civil. Un bautizo sin agua _ que no solo constituye su raíz etimológica, sino su sentido simbólico _, es como una paella sin arroz. No puede ser y además es imposible.

Pero claro, así podemos celebrar un fiestorro al tiempo que se le pone el nombre a la criatura, un nombre laico a más no poder, que no tenga rastro de santo en el calendario, que ya nos inventaremos uno.

Antivirus

Jueves, 18 de Mayo, 2017

La pena de calle

Es una suerte que tengamos al ministro del ramo entorpeciendo la labor de la Justicia, porque de no ser así, a los periódicos les quedaría muy poco espacio para deportes, pasatiempos y crímenes, tal es la cantidad de casos que a diario llegan a las redacciones, sean ex novo, o ramas desgajadas de otros anteriores.

En los últimos tiempos una buena parte de ellos afectan al partido del Gobierno donde trabaja el ministro, lo cual nos permite suponer que el señor Catalá solo entorpece cuando está despierto y la Justicia aprovecha sus horas de descanso para colárselos.

El Parlamento lo ha reprobado y dicen que es el primer ministro que la merece. Para mí las tengo que la primera y única hasta ahora había sido la socialista Magdalena Álvarez en 2007, pero quizás se estén refiriendo a que es el primer ministro macho, que lo dudo.

Nos hemos pasado muchos años mirando hacia otro lado en los casos de corrupción, como si fuese un mal inherente al ejercicio político y ahora, quien más esfuerzos realiza para contenerla es también quien más desvió la vista. Es decir, que la corrupción genera sus propios antivirus.

Mientras sigo la comisión de seguimiento que sigue al Gobierno, tropiezo con una entrevista a Pilar Rahola en la que aborda el caso de los Pujol y los males ocasionados.

Como ella fue asesora del procés, considera que el mayor daño causado por la familia ha sido a la desconexión con España. Es decir, que los Pujol actúan también como un antivirus contra ellos mismos.

Lo más chocante es cuando Rahola describe la pena que le dan los Pujol por lo mucho que sufren:

_No sé si hay otro líder político corrupto que tenga ese ensañamiento a nivel de calle. No pueden dar un paso a ninguna parte.

¿Y qué quería? ¿Qué les hiciesen la ola?

Aula de psicología

Miércoles, 17 de Mayo, 2017


Si naces aquí, ¿dejarías de arrojarte agua helada?

Los chauvinistas creen que lo suyo es siempre lo mejor. Los chorizos, el clima, la música… da igual. Sea lo que sea, en su tierra existe lo más excelso. Bien llevado tiene su gracia. Los portugueses lo hacen sin tasa, pero no caen pesados porque ellos mismos parten del convencimiento de que no es verdad.

Si fuese al contrario, si se lo creyesen, estarían muy cerca de la paranoia, como advierten los psiquiatras. Algunos políticos catalanes llevan años inmersos en paranoias semejantes sin que nadie les aplique el tratamiento adecuado, sean electroshocks o baños de asiento.

Es una especie de delirio a medio camino entre el jingoísmo _ la fase expansionista siguiente _, y el complejo de inferioridad. Sí, el de inferioridad, pues necesita reafirmarse en una fantasía para definirse.

Analizado el proceso desde las luces de la psicología, se diría que los líderes del independentismo buscan conseguir el efecto Bandwagon, o de arrastre, que consiste en dar por cierta una afirmación simplemente porque muchos de tu alrededor también lo hacen.

Si naces en una sociedad donde todos creen que el sol gira en torno a ti, lo aceptarás sin resistencia hasta que te dediques a investigarlo por tu cuenta y riesgo, lo cual siempre suele traer graves encontronazos con los aparatos encargados de custodiar las respectivas ortodoxias.

Por eso los editores de libros de texto denuncian estos días las presiones que reciben de determinados políticos autonómicos, empeñados en escribir ellos la historia de acuerdo con sus bastardas conveniencias e intereses.

Pretenden conseguir un efecto Bandwagon y que nadie cuestione la condición nacional de su territorio, pues han descubierto que es un chollo.

Lo malo no es que lo intenten. Lo malo es que nadie lo evita y que caminemos con paso firme a la autodestrucción.

Sesión de matinée

Martes, 16 de Mayo, 2017

Patxi, en el mediio, para que no se rocen

¿Cuál es el problema? Y tú me lo preguntas, Pedro. El problema eres tú.

Como no podía ser de otra forma, Susana buscó la inspiración en las rimas del poeta sevillano para resumir y condensar en una píldora todo el temor que el partido tiene de recibir un nuevo castañazo si Pedro Sánchez es por tercera vez cabeza de cartel. La suya será una candidatura incógnita, pero la de Pedro está certificada por dos negros y consecutivos antecedentes.

A saber cuáles fueron las verdaderas razones para programar el debate a las 12 del mediodía, en un horario prohibitivo para la mayoría de los trabajadores. Pero después de haberlo escuchado en su integridad, si alguien me preguntase ahora por qué lo han puesto a la hora del Angelus, diría sin atisbo de duda que fue para ser visto lo mínimo posible.

Patxi concurre con un mensaje conciliador, didáctico y ejemplarizante, pero los otros dos no disimularon que sus respectivos objetivos consistían en despellejarse. Eso sí, sin que se notase demasiado. Fueron a destrozarse la piel con guante de seda, a diferencia de lo que harían si tuviesen a Rajoy delante. Pero ninguno de los dos pensó que el desgarro es el mismo y que la sangre aflora por un igual, sea seda o sea hierro.

Se pueden imaginar los argumentos. Ella le recordó hasta la saciedad que con él se habían obtenido los resultados más infames de la historia. Y él se hartó de repetir que la andaluza se arrima a la derecha. Daba exactamente lo mismo. Pocos militantes habrán cambiado el sentido de su voto después del debate, entre otras razones, porque no lo han visto.

Si las primarias se convocan para que el PSOE deje de ser el partido de la bronca interna, la impresión que dejan es que la bronca ya es total. Interna y epidérmica.

Les salva no haberlo hecho en horario estelar.

El gallo navarro

Lunes, 15 de Mayo, 2017

Ganó el gallo de Barcelos

No me gustan las canciones que se envían al festival. Creo que en Europa hay cantantes emergentes con más música en su dedo meñique que la mayoría de los elegidos. De hecho no sé qué hacen con ellos y sus trinos una vez terminado el evento, porque desaparecen de la faz de la tierra y no se vuelve a saber de sus vidas como le pasó al dodo. Miedo da pensarlo.

Pese a ello, todos los años hago por verlo, especialmente las votaciones por mucho que se empeñan en machacar su original ingenuidad y encanto. Creo que es un trauma infantil, franquista por supuesto, nacido de la creencia de que los británicos eran demócratas porque Sandie Shaw cantaba descalza.

Lo he vuelto a ver el sábado y me reafirmo en todas esas vanas creencias, aunque añado una apreciación que hasta ahora se ponía en tela de juicio. El festival es mucho más justo de lo que pensábamos.

Dentro de esas coordenadas pachangueras de canciones prescindibles y maquillajes macarrónicos, al final gana Portugal y el de España se lleva un sopapo por maleducado, por insulso y por soltar un gallo que pasará a la historia al lado del gol de Cardeñosa, el motor de agua de Arturo Estévez y el ¡Viva Honduras! de Trillo. El gallo de Manel Navarro.

Pobre chico, con lo a gusto que estaría ahora en su casa riéndose de la birria de puntos que recibe Mirela, su competidora y auténtica favorita en la selección. Sin embargo, alguien se empeñó en recomendarlo y así nos salió la jugada. Otra vez últimos, aunque en esta ocasión algunos estábamos convencidos de antemano de que la tontería surfera, el corte de mangas y el tongo pasarían factura. Pero no nos podíamos imaginar que un gallo viniese a ayudar e hiciese justicia de forma tan descarada.

Y un abrazo al simpático Salvador Sobral, el chico que no parecía cantante de Eurovisión.

La nieve negra

Domingo, 14 de Mayo, 2017


Nieves y su esposo, Pedro Coll

En otra página de este periódico se inicia hoy el relato de la ajetreada vida de Nieves Hermida que se prolonga a lo largo de seis entregas.

Si todas las familias tienen una oveja negra o un cadáver en el armario, Nieves cubre ese papel en la de los Castro de Rosalía, aunque quienes desconocen su peripecia quizás atribuían precipitadamente tal título a José Martínez Viojo, el sacerdote y padre de la poeta.

Acaban de cumplirse los 180 años de su nacimiento, vivimos los días que conmemoran la publicación de Cantares gallegos y se presentan nuevas aportaciones al inagotable caudal rosaliano.

No son necesarias efemérides para abordar el tema, pero ayudan.

Nieves es la segunda nieta de una hermana de la madre de Rosalía, la rama de los famosos ocupantes de las Torres de Lestrove, o Pazo de Hermida, donde nacen Gala y Ovidio, y donde tendrá lugar el renombrado pacto de las fuerzas republicanas gallegas en 1930, amén de ser la residencia del hidalgo por naturaleza, Pepito Hermida y Castro Pazos de Probén.

Nieves nace en Santiago y pasa la infancia en Pontevedra, donde llama la atención por la calidad de su voz y su belleza. En la iglesia de Santa María canta los oficios más sobresalientes del año y en ese tiempo parece predestinada para ser al bel canto lo que su prima a la lírica, un símbolo de Galicia.

Sin embargo, la vida le reserva una andadura completamente opuesta cuyas exactas dimensiones son hoy todavía una incógnita, pese a haber sido diseccionada a la luz de la ciencia jurídica.

Una viuda negra, una ninfómana devora hombres, una cortesana al servicio de un marido que consiente y cobra por sus servicios hasta que éste se harta… Todo cabe en este thriller de nieve negra que en su día fue seguido al detalle por millones de lectores.

El magma disolvente

Sábado, 13 de Mayo, 2017


Twitter avanzando

Por concepción, crianza y mantenimiento, Twitter es un contenedor donde se alojan todas las filias y todas las fobias que en el mundo son.

Allí, la opinión individual, la de Diógenes, Avicena o Torquato Tasso, vale menos que un pirulí chupado por un dragón de Komodo, cuya saliva, como bien sabe el lector, está plagada de bacterias mortíferas y ponzoñosas.

Esas filias y fobias no surgen de un proceso de maduración personal a través de fuentes diversas, de lecturas y experiencias constantes, sino del consumo de píldoras de 140 caracteres que circulan por ese mismo medio a una velocidad y con una frecuencia que los inquisidores considerarían sospechosas de brujería.

Siendo así de sencilla la alimentación de los espíritus, son muchos los interesados en pastorearlos y reconducirlos a sus apriscos con el fin de que el día de mañana, cuando toquen a rebato y convoquen urnas, sean votos ganados sin ningún género de dudas para quien dice ser adalid de las causas que se tercien.

Una de las fobias en las que más se insiste es una amalgama de opiniones, lugares comunes, dogmas inciertos y paparrucha apropiada para moldear, a la que llaman machismo o feminismo, de acuerdo con cada caso, y según la cual todos los escritores, desde Homero hasta el último autor publicado, salvo tres, son unos desgraciados porque plantean un modelo de amor arquetípico entre un hombre y una mujer, y barbaridades semejantes.

Por eso cuando Dani Rovira introduce en Twitter una opinión chistosa sobre lo buenas que están las modelos de lencería, sale lánguido y atribulado, hasta el punto de temer por su éxito popular y retirar la patita cual gato escaldado.

Se ve que Rovira es muy joven y de flojas convicciones. Señores, ha de decirse, las modelos de lencería están muy buenas. Muy buenas.

La letra con la pela entra

Viernes, 12 de Mayo, 2017

Traducción: “Aparque cuando le dé la gana”

Es una verdadera lástima descubrir a estas alturas que las multas originadas por incumplir las señales de tráfico redactadas solo en catalán pueden ser recurridas y anuladas por incurrir en un delito de discriminación.

Es una verdadera lástima que sea esta razón ramplona y pedestre la que les haga recapacitar a los ayuntamientos catalanes sobre la conveniencia de instalar señales bilingües para no perder así de recaudar ni un euro, como les ocurre ahora, cuando el conductor, catalán parlante o castellano hablante, decide recurrir y librarse del pago de la sanción.

Es una verdadera lástima que hasta ahora se haya actuado con criterios de imposición y suplantación lingüística de nula altura intelectual, como podría haber sido no reconocer el uso del catalán, solo para favorecer a determinadas opciones políticas y para machacar los derechos de los demás.

Un 67,6 por ciento de la población en las cuatro provincias sabe leer el catalán. Es un porcentaje muy discreto, más cerca de la mitad que de la totalidad.

En el polo opuesto, países como Finlandia, cuyo nivel cultural, calidad de educación y respeto a las diferencias se pondera como el ideal, encontramos que el 94 por ciento de la población habla y entiende el finés, y solo el 6 por ciento de determinada zona, el sueco. Sin embargo la información básica y necesaria es bilingüe en toda la nación.

Es una verdadera lástima que los ayuntamientos catalanes hayan descubierto la cultura en el forro de los bolsillos de sus arcas municipales, pero no nos quejemos, algo es algo, la pela es la pela y cachimba, cachimba.

Otros organismos, como es la Generalitat, están hoy tan alejados de lo que se supone son los parámetros culturales, que cada día presumen más de saber menos.