Archivo de Enero, 2017

Power point

Sábado, 21 de Enero, 2017

“… y camine recto hacia el centro…”

La explicación que da el cantante condenado por decir babosadas en sus twits contra las víctimas del terrorismo, es que él está contra el poder y claro, el poder se encabrona y lo manda un año a la cárcel. Eso siempre queda muy bien. Aquí estoy yo, haciendo por los oprimidos, viene el poder y me aplasta.

Yo a este señor lo veo con unas gafas que imagino graduadas, con una barba perfectamente recortada mediante tijeras de acero inoxidable, gritándole o cantando _ hay teorías _, a un micrófono Shure Beta 58 A, viviendo en una casa que probablemente tenga energía eléctrica _ cara, pero la tendrá _, con una tele, un frigorífico, una lavadora y un instrumento llamado grifo por donde sale agua todos o casi todos los días de su vida… ¿Qué cree él que es el poder? ¿Quién hace todas estas cosas si no es el poder?

Si tanto lo repudia y tan alto es su rechazo, despójese de toda vestimenta, camine recto hacia el centro del desierto del Sahara, y una vez allí, si tiene suerte de que no cruce el cielo un avión de la Royal Air Maroc, podrá decir que no atisba rastro de poder por ninguno de los cinco puntos cardinales; norte, sur, este, oeste y arriba.

El cantante se las da de intelectual y de cantante, pero basta acercarse a sus ideas para darse cuenta de que quien dijo “solo sé que no sé nada” se estaba refiriendo a él. Por esa regla de tres, al niño que hace un castillo de arena en la playa hay que llamarle arquitecto y al que garabatea su primer “mamá me mima”, escritor.

Ocúpese de nutrir su espíritu para transmitir a sus congéneres sólidos y útiles pensamientos. Nadie ha sido censurado por eso. No pretenda enmascarar sus lagunas con una lucha que solo existe en sus ensoñaciones.

¿Un año de cárcel por sus frasecitas? Tampoco es eso. El verdadero delito es su intento de suplantar la personalidad de un pensador siendo un necesitado.

Un caco viene a verte

Viernes, 20 de Enero, 2017

Bosh mete el dedo en la llaga

Que Alfred Bosch presidente del grupo municipal de ERC en Barcelona, se ponga como un puma escocido cuando descubre que un okupa pretende entrar en su casa a golpe de maza y escoplo, es señal de que algo está cambiando.

De momento ya sabemos que para los apóstoles del movimiento no es lo mismo la okupación en casa ajena que en la propia, un detalle que otros tenían muy claro desde que se airea esto de las entradas en pisos vacíos, o incluso con bicho, como es el caso de Bosch.

Lo explica Kant con mucha claridad, e insiste en ello Niemöller con esos versos atribuidos a Brecht una y otra vez: “Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista… Cuando vinieron a por mí, no había nadie”.

A Bosch le ha pasado algo de eso. No recuerdo si él era un gran defensor de esos comportamientos, pero sí su entorno y hasta la propia alcaldesa de Barcelona lo era. Pero ahora que le ha tocado de cerca reacciona como lo haría cualquier hijo de vecino.

Por otra parte, como no podía ser de otra forma, hoy ya se sabe que esta actividad ha dado origen a un negocio negro y mafioso como es el de realquilar esos pisos a gente en dificultades. O a otro de absoluto gansterismo, como es cobrar una cantidad al propietario del piso a cambio de desalojar a las personas que entraron en él.

¿Que si están compinchados unos y otros, los que ocupan y los que desalojan, para cobrar y repartirse las ganancias? 99 por ciento a que sí.

Realmente daba pena oír a Bosch el relato de su caso. Metidito en cama, oyendo los golpes del caco. Oiga, que no soy caco, que soy okupa. Usted perdone, pero como actúan igual, me había despistado. ¿De modo que el piso ya está habitado? Sí, por mí, que soy concejal de ERC. ¡Coñazo de tíos! Lo siento, pruebe en otro.

Nos lo hemos perdido

Jueves, 19 de Enero, 2017

El presidente y la portavoz. (Concretamente, la porta en el portafolios)

La ausencia de los representantes vasco y catalán en la conferencia de presidentes escenifica una vez más el mundo Narnia en el que se mueven estos personajes, sus partidos y sus discursos.

Han descubierto una aguja de marear que hasta ahora les ha conducido a través del mar autonómico por la ruta opuesta a la del resto, la que no conduce al bien común, sino al de su partido en exclusiva, a un bien partidista.

A diferencia del resto de presidentes, cuya ruta no tiene fin a la vista porque nunca va a ser suficiente el grado de mejoras y satisfacción, la suya sí tiene una caducidad marcada, la de la fecha de un supuesto referéndum, la de su triunfo y la creación de un nuevo mar, aunque sea más parecido a un charco, que les lleve a nuevas y emocionantes singladuras.

Todo ello se ha visto reflejado en la consigna parida para la ocasión por el equipo de asesores: “Nos lo hemos ganado”. La escribe primero Puigdemont en esa carta llena de faltas que le dirige a Rajoy, y la repite luego la portavoz Neus Munté, que por algo lo es, porque porta la voz de Puigdemont.

¡Nos lo hemos ganado! ¡Tócate los divertículos! A toda suerte de manipulaciones, mentiras, escarnios, insultos, infidelidades, desobediencias, despilfarros y traiciones le llaman “nos lo hemos ganado”. En cambio ustedes, que se han mantenido en el cumplimiento de la ley no se han ganado nada, porque son unos pringados, o sabe Dios en qué otra consideración tienen a los que no somos diferentes como ellos, a los que nacimos con dos pulmones y un solo estómago. Pues han de saber que Puigdemont cuenta con un solo pulmón y varios estómagos que le permiten tragar con lo que haga falta, así sea, como es el caso, la más indigna de las argumentaciones, la más insolidaria y mafiosa: Nos lo hemos ganado y ustedes lo han perdido.

Y todo, sin vergüenza.

El frente anticocreta

Miércoles, 18 de Enero, 2017

Se ve clarisimamente que son croquetas

Me discuten que cocreta sea un término admitido por la Real Academia Española para referirse al más famoso plato familiar, la croqueta. Juro que no es así y muestro el diccionario que lo atestigua, pero se me rebate diciendo que el término se incluirá en la próxima edición.

Falso. No sé qué oscuro fin hay detrás de ese interés por meter cocreta en el DRAE, pero todavía no lo han conseguido. Es más, hago votos para que a Darío Villanueva nunca le tiemble el pulso y lo mantenga fuera.

Es posible que nos encontremos ante un ataque solapado al castellano y a la casta, esa serie de señores que se empeñan en seguir hablando siempre de la misma forma. ¡Paso al cambio!

O quizás haya que buscar la explicación en la ignorancia filológica. Al ver que almóndiga se admite al mismo nivel que albóndiga, alguien piensa que todo el monte es orgasmo y que los masterchef pueden tomar por asalto la Academia. Diga escapeche, echamel, mazadonia y lo que se le ocurra que esto es una coladera.

Pero no es así. Ocurre que almóndiga entra en el diccionario mucho antes que su equivalente albóndiga, y quien la utiliza no lo está diciendo mal, sino antiguo. Como lo explicarían Epi y Blas, almóndiga no trata de entrar en el DRAE. Todo lo contrario, se encuentra en proceso de salir porque es un término provecto, no como cocreta, que es un término infecto, un palabro. Por cierto, por mucho que el ordenador me lo esté subrayando en rojo como inexistente, palabro se aloja en el DRAE con el significado de “palabra rara o mal dicha”. Y yo añadiría: “Palabra que todavía no ha logrado entrar aquí”, como por ejemplo, caranchoa, que está teniendo mucho éxito, o cipotudo, que también. Pero una cosa es que no estén y otra, que haya que introducir todas las incorrecciones. Así que abur, que sí está, porque es tanto como agur.

Pepita la vidente

Martes, 17 de Enero, 2017

Ni un duro

Han detenido a la vidente Pepita Vilallonga por estafar 300.000 euros a una mujer de 77 años. Se veía venir.

Hay varios puntos oscuros en el caso. Por ejemplo, la edad del periodista que redacta la noticia, que imaginamos muy juvenil, pues se refiere a la estafada como una anciana. El informador utiliza un criterio del siglo XIX, ya que en ese momento, cualquier persona que superase los 35 tendía de forma inequívoca hacia la ancianidad, en aspecto, en costumbres y en salud.

Una de las conquistas más notorias del XX es haber retrasado esos baremos cuatro o cinco décadas. Salvo deterioros muy manifiestos, en nadie que hoy frise los 80 encaja la consideración de anciano, por mucho que te birle 300.000 euros la avispada Vilallonga, vidente por la universidad de Stanfa.

Tampoco es de recibo que se transmita la idea de que el comercio de Pepita en c/ Mallorca 541 de Barcelona es una “tienda esotérica”. Acabo de echarle un vistazo virtual y aquello tiene de esotérico lo mismo que cualquier tienda de gasolinera donde se vendan navajas lengua de vaca y cassettes de Emilio el Moro. Cuatro patochadas, cinco calabazas sonriendo, arácnidos de peluche, brujas de Famosa, velas negras con aroma a water limpio y una túnica de escote bordado para barajistas de ventaja. Solo existe un producto más exotérico que ésos, las bolsas de pipas de girasol con cáscara.

Pero muy señora mía estafada, ¿cómo se le ocurre trasladar sus cuitas a una vidente que se hace fotografiar con todo su equipo de colaboradores alrededor de un número de la Lotería Nacional de Navidad que cuando vas a verlo en la lista general de premios compruebas que no le ha tocado ni el reintegro, como nos pasa a la mayoría de los mortales? ¡Pero si a esta mujer estuvieron a punto de darle trabajo en la ONCE por invidente!

López, Sánchez y Díaz

Lunes, 16 de Enero, 2017

Si se fijan, Díaz, Sánchez y López están situados igual que Sevilla, Madrid y Baracaldo

Hoy más que nunca Díaz está rezando para que Sánchez se presente y los dos hagan trío con López.

El norte, el centro y el sur. Baracaldo, Madrid y Sevilla. Las tres ciudades son casi equidistantes y también es posible unirlas por una línea casi recta. Pero no, va a ser que no. Sin necesidad de repasar ahora el mecanismo de elección, me da que Sánchez y López juntos aseguran matemáticamente la victoria de Díaz. Otra cosa sería un cuarto candidato, de nombre desconocido, que se llevase in extremis los restos suficientes como para ganarles a todos. Una especie de Zapatero surgido desde la nebulosa del desconocimiento para dejarlos a todos sin capacidad de reacción y obligados a cogerlo de la muñeca para alzarle el puño con vítores de secretario, secretario.

Las vueltas que da el mundo. López, otro perdedor que luchaba contra la abstención del partido frente a Rajoy, se propone ahora vencer a quienes le vencieron. Bueno, no es lo mismo, pero casi. Los de Sánchez se pueden hacer de López, o hacerle vudú.

López se presenta con la misma tarjeta de visita. Ayer domingo ha reiterado que fue un error abstenerse y facilitar el gobierno al PP. Es decir, que está en contra del partido. Pues empezamos bien.

Vamos a olvidarnos de los 13 escaños del PP que lo hicieron lehendakari en el 2009. Olvidémonos también de la alfombra roja que ese mismo partido extendió a sus pies para que su pacto con Ciudadanos lo convirtiese en presidente del Congreso. Es decir, borremos memoria porque López viene con un proyecto renovado, de izquierdas y unido.

¿Él, renovado? ¡Pero si su padre ya era diputado del PSOE! (Lo cual le honra). Un proyecto de izquierdas. ¡Menudo piropo para el partido! Un proyecto unido. ¿Unido a quién? Porque, que se sepa, ni Sánchez ni Díaz están en él. En fin, que va a haber mucho movimiento.

Blanco de la ira

Domingo, 15 de Enero, 2017

Blancos, negros y cobrizos

Si estos días no han tropezado con la noticia, se la sintetizo. Un sindicato de estudiantes de la universidad de Londres solicita que sean apartados de las asignaturas los filósofos blancos para sustituirlos por otros de origen africano o asiático, cuyos nombres se desconocen, pero que ya irán diciendo ellos quiénes son.

Lo que hace tan solo un puñado de años merecería ocupar unas líneas en el boletín interno de la facultad, dentro de la sección de chismorreos, chascarrillos y cuchufletas de los estudiantes, se convierte hoy en noticia mundial, lo cual nos ilustra sobre a cuán bajo nivel circulamos y cuán alto es el acojone hacia todo lo que huela a islámico.

Por filósofos blancos hay que entender la inmensa mayoría de los que llenan los programas de todas las facultades de Occidente, desde Tales de Mileto, considerado el primero de ellos, a Mario Bunge, uno de los últimos.

No vamos a ser tan supremacistas como para pensar que en Oriente no hay filósofos, o negar que muchos de ellos pueden haber tenido una influencia sobre un mayor número de personas que los que ahora llaman blancos; pero eso no impide creer que la propuesta del sindicato es una mamarrachada, una chulería y una solapada amenaza, muy alejada de cualquier principio filosófico que se precie de serlo.

Incorporar el estudio de pensadores orientales en las universidades blancas es una aspiración tan loable como hacer lo recíproco en las de África o Asia, de la misma forma que no existen fronteras para los conocimientos técnológicos y todos participamos de los de todos.

Ahora bien, lo de estos señoritos es una nota más del desnortado siglo XXI, que vibra todavía con las ondas de la última campanada que anunció la llegada del año 2001, una bufonada en el espacio.

Cenizas al viento

Sábado, 14 de Enero, 2017

Que el final te pille con una buena postura

Quienes se refieren a Pedro Sánchez como candidato quemado son benévolos en su juicio. A un quemado se le puede recuperar en cuidados intensivos, con injertos y pomadas, pero Sánchez lleva meses siendo cenizas esparcidas por el viento, de ésas que solo los muy creyentes imaginan de nuevo juntas en el valle de Josafat.

Y por otra parte, aunque el trabajo de reconstrucción fuese posible, ¿para qué el esfuerzo? ¿No está suficientemente demostrada la nulidad del proyecto?

Hay que pagar la hipoteca, como dijo con frase certera Antonio Hernando. Y no solo la suya, sino la de todo el país que pretenden administrar con sabios criterios.

El pedrismo se disuelve con mayor rapidez que la registrada en su creación, como suele suceder en estos casos de obligados mutis por el foro. Pero sin necesidad de acudir a un argumento tan pedestre y apegado a las cláusulas suelo, lo cierto es que el pedrismo, entendido como una supuesta pureza ideológica de izquierdas, es una gilipollez que solo arraiga entre quienes saben que ellos están condenados a hundirse con el barco, es decir, el capitán del Titanic y Leonardo DiCaprio; o sea Pedro Sánchez y Margarita Robles. El resto, hasta Luena, Hernando y López, han saltado a los botes salvavidas con la maestría y gracilidad de Ruth Beitia a lo Fosbury.

El partido necesita sobrevolar pesadillas y crecer exponencialmente, dos requisitos que no puede ofrecer quien más cerca ha estado de mandarlo a las catacumbas, y más allá, si no lo paran.

Otra incompatibilidad para el buen fin de la empresa son las prisas que se le reclaman, precisamente desde esas mismas filas. Las prisas solo son buenas consejeras para huir del naufragio, pero si se trata de construir, más vale que los cimientos lleven las tres eses, sólidos, sensatos y sopesados.

La Familia Basura

Viernes, 13 de Enero, 2017

Aquellos inocentes horrores

Por ser niños usuarios del producto en ese momento, o por ser padres de esos niños, muchos de ustedes se acordarán de cómo circularon con profusión entre los infantes españoles unas cartas llamadas La Pandilla Basura cuya principal gracia era ser una colección antológica del asco, la violencia, el sadismo y la mala educación.

La moda obtuvo su mayor éxito entre 1985 y 1990, aunque en algunos países se evitó su importación gracias a unas leyes en contra de las representaciones de la infancia de forma ridícula, denigrante o autodestructiva, lo cual afectaba de lleno a las Garbage Pail Kids, que así se llamaban.

En esa época se inicia la larga carrera delictiva de Fernando Blanco, el padre de ese caso llamado Nadia por ser el nombre de la niña afectada, pero que deberíamos bautizarlo rápidamente como el de La Familia Basura, en especial para preservar la fama de la protagonista y evitar en la medida de lo posible que se la lleve por delante la vesania de sus padres.

Las cartas no podían presagiar nada bueno, ni ser fruto de la casualidad. Era una apología completa del lado oscuro y de la ausencia de límites morales a la hora de causar daño, de actuar en completa barbarie o de alcanzar las más altas cotas de suciedad y podredumbre porque sí, porque ésa era la voluntad del individuo y punto pelota.

Yo no sé si Fernando Blanco y su pareja han protagonizado los últimos horrores que se les achacan, pero me da la nariz que sí, porque su trayectoria anterior, los años previos al momento en que decide atracar los corazones con su niña como pistola, es un completo muestrario del capricho, del porque-me-da-la-gana y de la falta de normas legales, morales o de cualquier otro tipo que no sean las del egoísmo.

La Familia Basura nos indigna y nos escuece, pero en realidad está fabricada a pulso por todos nosotros.

MPC, incluye muñeca

Jueves, 12 de Enero, 2017

Banderín de enganche para Mi Pequeño Congreso

A Iglesias los Reyes le han traído un juego que se llama Mi Pequeño Congreso. Esta temporada habíamos visto que iba a ser muy regalado el de A Miña Primeira Matanza _ incluye cerdo _, pero nada sabíamos de lo que se cocía en Arganzuela.

Ése sí que es un juguete futurista. Nada menos que enseñarles democracia a chavales, chavalines y chavalotes de 12 a 18 años, los domingos alternos por la mañana, de 11 a dos y a partir de éste. Es seguro que el domingo menos pensado, a eso de la una, se abre la puerta y ante los reunidos se presenta el mismísimo Pablo. ¡Oh! ¡Es él!, dirán los matriculados y entonces comprenderán de golpe qué es la democracia, como los apóstoles comprendieron de la noche a la mañana cuál era la buena nueva.

Mi Pequeño Congreso trae escaños chiquitines y un Palacio de Invierno que se puede asaltar cuando vas en segundo; eso si no arrastras ninguna asignatura llave de primero.

Es una maravilla. Con lo que costaba antes aprender democracia, ahora lo consigues en domingos alternos durante seis años. Y si lo haces con aprovechamiento, al séptimo te ponen en una lista para concejal, eurodiputado o congresista, con lo cual no solo te habrás convertido en un demócrata con fundamento arguiñano, sino que tendrás un puesto de trabajo.

Años atrás, con eso de la democracia orgánica de por medio, era muy difícil saber de qué iba la cosa, e incluso podías acabar detenido. Pero con Mi Pequeño Congreso nada volverá a ser lo mismo. Incluye un recortable del Palacio de San Jerónimo para que tú y tus amiguitos podáis rodearlo los domingos por la tarde, una vez terminadas las clases de las mañanas.

¡Ah! También trae un bebé para que lo pases de escaño en escaño haciéndole monerías. MPC ¡Tú regalo de estos Reyes!