Archivo de Julio, 2015

La Lliga

Martes, 21 de Julio, 2015


Punto Pelota ya confeccionó la Liga Catalana

Es una maravilla comprobar que los cuatro aspirantes a presidir el Barça _ tres lo siguen siendo y el cuarto ya lo preside _, participan con entusiasmo de los planes independentistas. Muchos de sus forofos también lo son y el propio estadio se presta en cada oportunidad a manifestaciones de un deseo compartido de largarse a vivir la vida loca. El Barça es más que un club y ellos lo demuestran a cada paso haciendo de él un instrumento de las ansias por desgajarse.

Lo curioso del caso es que una vez satisfecha la fanfarria de un nacionalismo desaforado e intenso como pocos más hay en el mundo, da comienzo la segunda parte del ejercicio, que consiste en todo lo contrario, es decir, en ver cómo sería posible agregar el Barça a una competición de postín, porque lo último que se las pasa por la cabeza es montar una lliga catalana, donde solo el Español estaría en condiciones de plantarle cara y aspirar a que la flauta suene alguna tarde y arañarle una victoria heroica por una epidemia de gastroenteritis.

Lo lógico, a la vista de tan acendrado independentismo, sería soñar con esa liga catalana, con árbitros catalanes, jueces de línea catalanes y butifarras de merienda. Todos catalanes, menos la delantera del Barça, que seguiría siendo de Argentina, Uruguay y Brasil.

Jugaríamos asociados en la liga española, dice uno de sus seguidores antes de que la congoja por el panorama derive en angina de pecho. La liga francesa estaría encantada de admitir al Barça, como al Mónaco; expone otro a su lado, algo más radical que el primero, pues solo quiere verse contra españoles en la Copa de Europa. Podría montarse la Gran Liga Europea, lanza un tercero, casi sin resuello imaginando la visita del Reus.

Vamos que la independencia está resuelta. Ahora solo falta la dependencia.

El parte

Lunes, 20 de Julio, 2015

La verdad de Maduro y la otra

Los organismos oficiales, pongamos el Ayuntamiento de Madrid, generan un magma informativo, parte del cual llega a los medios que lo convierten en noticias. Otra parte no experimenta ese proceso, bien porque el periodista no se entera, bien porque no cree que merezca ocupar un espacio por el que rivalizan muchos otros temas.

Ése es el mecanismo que tienen las sociedades democráticas para evitar que los propios organismos se conviertan en editores de Pravdas, Granmas o La Voz de su Amo. En ese trasiego va incluida la posibilidad de cometer errores y sobre todo, de valorar la importancia que cada asunto tiene.

Los errores, si se demuestran, se rectifican; la valoración, no. Eso es privativo de la libertad de prensa, uno de los pilares de la democracia, como lo es la separación de poderes, aunque a veces no se note.

La mera existencia de la web de Carmena es un elemento distorsionador en ese planteamiento, común, como decimos, a todos los países libres. Es un intento de un poder de tener otro que no le corresponde, como si el Gobierno crease un Parlamento paralelo para aprobar sus leyes con sus únicos diputados.

Eso es lo que no les entra en la cabeza a los que la defienden, aunque si se le ocurriese a Suárez, González o Aznar, los crujen antes del desayuno. Ni les entra en la cabeza, ni le ven mal alguno, como dijo ayer Tania Sánchez con su carita de niña buena. ¿Por qué?

Pues sencillamente, porque forma parte de su concepción del poder como estructura omnímoda, imposible de ser criticada y mucho menos, de albergar la capacidad de la alternancia, vulgo dictadura.

Y ni siquiera lo disimulan, como hizo Chávez los primeros tiempos hasta que lo tuvo todo bajo control. Sigamos riéndoles las gracias y acabaremos yendo al trabajo de chándal.

La tentación del golpe

Domingo, 19 de Julio, 2015


La tentación, a nivel de calle

Si existen conspiraciones para derrocar al rey es que existen golpistas, y no es de extrañar en un país donde las asonadas, pronunciamientos y alzamientos se suceden en su historia con ritmo constante, aunque decreciente. Se ve que somos muy voluntariosos. Si Fraga tenía el Estado metido en la cabeza, el resto tenemos el golpe de Estado; y no está bien que esto se diga un 18 de julio, pero es lo que hay.

Mas es un golpista redomado que entra en la Zarzuela como Perico por su casa y le indica al rey que entre primero por la puerta haciéndose el gracioso. Me lo imagino segundos después diciéndole: “Felipe, puedes sentarte”. Y a continuación: “Por ahí me ando, a ver si me llevo parte del Estado, ¿y tú, qué? ¿Sigues en plan constitucional?”

Iglesias Turrión es otro golpista vocacional. Desde que descubrió que a España se le puede llamar el régimen del 78 está encantado de haberse conocido. A una cosa tan nimia como un régimen de un año concreto se le puede dar carpetazo como a las modas. Ya no se llevan los pantalones caídos, ahora hay que caerse con todo el equipo.

A Sánchez, que no parecía golpista a golpe de vista _ valga el redunduncio _, se le está poniendo cara de palafito equidistante. Si sube la marea, aquí estamos encaramados; y si baja, también. Lo malo son los tsunamis porque arrasan con todo, incluso con los palafitos.

El golpe es una tentación, como Marilyn cuando vivía arriba y el aire de la rejilla de ventilación del metro le levantaba las faldas del poder. Mientras lo preparas, disfrutas el sueño de la lechera y te crees el rey del mambo. Ya no te cuento si te sale bien y puedes construir una piscina llena de cocodrilos para tirar en ella a los opositores, como hacía Idi Amin. Eso tiene que molar cantidad.

¿Y Diana qué?

Sábado, 18 de Julio, 2015

La Piedra Escrita

Además de boba, la señora alcaldesa de Cenicientos, allá por los madriles, cree que los musulmanes también lo son, confunde DAESH con Mahoma y acaba por convertirse ella misma en peligrosa iconoclasta, cual yihadista desalmada entre las ruinas de Palmira.

La señora alcaldesa acaba de pulirse los monolitos de piedra de un Via Crucis donde figuraban desafiantes los catorce primeros números romanos: I, II, III, IV, etc. ¿Razón esgrimida? Faltaban al respeto de los musulmanes, de los que no profesan ninguna religión, y de los que profesan otras. Tócate las glándulas mamarias, alcaldesa. Con todos los respetos, es usted tonta del bote, por no señalar más abajo.

El lector sospechará que debajo de ese estúpido planteamiento, ya escuchado en ocasiones anteriores, late la verdadera motivación de la alcaldesa, que es su odio y su falta de respeto _ ahora sí _, por la religión católica de la mayoría de sus vecinos, creyendo la muy estúpida que demasiada fe le puede restar votos el día de mañana.

Siendo así, el peligro picapedrero se cierne sobre Cenicientos como la sombra de Maléfica sobre el castillo de la Bella Durmiente, pues ha de tener en cuenta la tontainas, que en su término municipal existe la llamada Piedra Escrita, un ara votiva a Diana, similar a los monolitos desencajados, que ha de ser convertida en gravilla inmediatamente, pues que se sepa, ningún vecino rinde hoy culto a la diosa romana y supone una afrenta mayor que el Via Crucis a todos ellos, sin excepción. Favor que esperan alcanzar de su sensible ignorancia.

Eso sin contar la ermita de la Virgen del Roble a donde conducían los mojones, patrona del pueblo, que ya debería estar siendo demolida por lo mucho que afrenta a nestorianos, sintoístas y rastafaris.

Los évzones siguen

Viernes, 17 de Julio, 2015

Dos evzones y el hoplita

Sintagma es orden, arreglo, coordinación… o todo junto, Constitución. Por eso hacen guardia allí los évzones y repiten los mismos pasos con su inconfundible cadencia y el balanceo de tibia que se les marcó desde el primer día, mes tras mes, año tras año.

De ellos no se puede decir que se hayan desviado un ápice de la sintagma que la plaza ateniense simboliza, ni que hayan dejado de custodiar con movimientos rigurosos el espíritu de la Oración fúnebre de Pericles, esto es, el imperio de la ley, el monumento a la democracia que ni la derrota ni la peste deberían debilitar en el ánimo de los atenienses, tal como les advirtió el sabio orador.

Los turistas fotografían a los évzones porque les atraen sus ropas y su desfile. Muchos creen que han sido puestos allí para eso, para que les hagan vídeos y fotos mientras el gracioso del grupo trenza un chiste sobre sus falditas y sus pompones. ¡Qué altos son!, descubre con asombro un matrimonio recién llegado de Móstoles. Sí, son altos, porque sus miras también lo son.

En Sintagma bullen los manifestantes contra el acuerdo, mientras en el Parlamento la oposición zurce los jirones de Syriza. Dicen que son los antisistema, pero los évzones deben seguir levantando la pierna más allá de la cintura y arrastrar por el suelo sus botas herradas ante el soldado hoplita para que ese gran invento griego de la democracia tenga continuidad y sentido, aunque sea para culminar el surrealista camino recorrido este medio año y finalmente ver sentados, uno frente al otro, a Tsipras y Varufakis. ¡Qué grandes personajes harían en manos de Sófocles o Eurípides! Incluso pegan bien en un título pomposo. La tragedia de Tsipras y Varufakis. Pero no adelantemos acontecimientos. La historia está por escribir y ojalá sea en sintagma.

Las sombras de Keynes

Jueves, 16 de Julio, 2015

Un libro para la playa

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, dijo ayer algo que compartirán muchos europeos, incluidos los helenos. Lo soltó a bote pronto, nada más comenzar su intervención, para que presidiese todo lo que vendría a continuación, y fue esto: “No entiendo nada de la estrategia griega”. A eso se llama no andarse por las ramas.

Quien sí demuestra que está al cabo de la calle es Alberto Garzón, que no solo pronostica el fin de la UE, sino que acudió pertrechado con un regalo para que Rajoy también lo entendiese. El diputado de Izquierda Plural le dedicó al presidente un ejemplar de “Las consecuencias económicas de la paz”, que Keynes escribió sobre su experiencia en el Tratado de Versalles y la llegada de Hitler al poder.

Grosso modo, el paralelismo silogístico se establece así. Con el Tratado de Versalles los vencedores de la I Guerra Mundial humillaron a Alemania. El irresistible ascenso de Hitler se basa en la humillación sufrida. El acuerdo alcanzado ahora aplasta y humilla a Grecia; ergo, en Grecia va a surgir un Hitler o cosa parecida. O sea, que Tsipras está borrado del mapa y quien va a sustituirle en el mango de la sartén es Amanecer Dorado. En realidad es la última opción política que les queda por probar y aunque de momento parece desorbitado un bandazo que los lleve de la extrema izquierda a la extrema derecha, los griegos han demostrado con creces que se puede esperar cualquier cosa de ellos.

La historia de los regalos entre rivales registra un nuevo episodio. Chaves le regala a Obama “Las venas abiertas de América Latina”, de Eduardo Galeano, y el libro se convierte en best seller. Iglesias hizo lo propio al rey con Juego de Tronos y las ventas se dispararon. ¿Veremos en las playas a Keynes como vimos el año pasado las sombras de Grey? Por si acaso, yo lo reeditaba.

Amigos de los simpas

Miércoles, 15 de Julio, 2015

Hay que ver lo mal que les ha sentado a algunos españoles el acuerdo con Grecia. Se han puesto a desbarrar cual forofos ante penalti en casa, pero es seguro que no habrían dicho ni mu si el negociador por parte griega hubiese sido Samarás y no Tsipras.

En el breve tiempo de su mandato, mientras estaba en el aire cómo iba a ser la nueva relación del socio heleno con la troika y con sus dieciocho colegas del club, Tsipras servía a sus planes para mantener que hay alternativas a la política económica de Rajoy, pero a partir del acuerdo, ese mensaje se ha quedado sin referencias. Si hay alguna alternativa, no va a ser Tsipras quien la demuestre. Es más, será difícil que se libre de convocar elecciones anticipadas dentro de este mismo año, como ya reconoció un miembro de su gobierno.

Así las cosas, la única salida que han visto para salvar su discurso ha sido lanzarse en tromba contra los dieciocho estados miembros y sus instituciones comunes, y de paso, contra Rajoy, por practicar una política que nos aleja, pasito a pasito, de situaciones calamitosas como la griega desde la que poder engañar con alternativas tan audaces como son hacer sucesivos simpas sobre las deudas, los créditos y los intereses.

Hasta Pedro Sánchez, heredero de la firma que plasmó Felipe González en los tratados de adhesión, se ha deslizado hasta posiciones simpas y simplistas, en contra de su propio grupo parlamentario europeo y de sus compañeros de ideología que hoy gobiernan en alguno de los 18 países miembros. Dice que el presidente actúa y se manifiesta en clave electoral. ¡Anda que él!

El cabreo de Podemos se entiende porque se les ha caído la única pata homologable con la que hacer palanca, pero el de Sánchez es de una irresponsabilidad tan ingenua como preocupante.

El Grentry

Martes, 14 de Julio, 2015

“Mira, así se tira de la oreja”

La semana comienza con bombas de palenque, como los días de las grandes solemnidades: Acuerdo total y unánime con Grecia, sube el IBEX 35, la prima de riesgo se desploma, Varufakis se va a la playa…

La madrugada del día 13, lejos de traer un Lunes Negro, fue el prólogo a un Lunes de Resurrección y quienes menos estamos en el ajo de todas las negociaciones que lo propician nos preguntamos qué ha pasado desde mediados de febrero hasta ayer para convertir los negros nubarrones en la Virgen de la Cueva, los pajaritos cantan y las nubes se levantan.

Solo hay tres posibles respuestas. O la terrible troika tricéfala _ Comisión, Banco Central y Fondo Monetario _, se ha transformado en Cáritas Diocesana, o Tsipras se ha bajado los pantalones, o un porcentaje de ambas posibilidades. Pensemos en la tercera, aunque lo primero que nos cuentan sobre la larga noche de Bruselas es que Siryza entrará por el aro en tres días para adoptar medidas que hasta el momento rechazaba como inaceptables. El Grentry frente al Grexit.

Atrás queda el referéndum y todas las imprecaciones que se escucharon en contra de los organismos citados. Es posible que la consulta pase a la historia como la más irrelevante de cuantas se hayan producido y ojalá eso sirva para que el pueblo griego pase pronto de menesteroso a próspero, si bien es cierto que para ello sus actuales conductores tendrán que tragarse las bravatas desmenuzadas dentro de la moussaka.

Y el primer mordisco va a producirse en las próximas horas, cuando el Parlamento griego tenga que aprobar las duras condiciones exigidas, porque Tsipras se verá obligado a exponer ante la cámara los mismos razonamientos que sus enemigos, los partidarios del Sí. Aprobar las aprobará, pero el coste interno será moussaka a precio de caviar.

Cruz, hoz, martillo

Lunes, 13 de Julio, 2015

El regalo

Hay varias líneas de investigación que tratan de determinar el origen de la hoz y el martillo como símbolo de los trabajadores. Una de ellas remite a una moneda chilena del último tercio del XIX que lo incluye sin posibilidad alguna de que se refiera a la URSS por la sencilla razón de que no existía.

Otra teoría se lo adjudica a Marx, de cuando estaba en permanente contacto con la mitología y la filosofía griegas para redactar su tesis doctoral. Él habría sido el autor de la fusión tomando el martillo del herrero Hefesto/Vulcano y la hoz de la recolectora Demeter/Ceres para simbolizar a industriales y agricultores. Después vendría su asimilación a los soviets.

La suma de la cruz a las dos herramientas, de acuerdo con la información que el propio Evo Morales proporcionó al Papa, fue obra del jesuita español Luis Espinal, asesinado por los paramilitares en 1980. Por la cara con la que Francisco recibe el obsequio se adivina no solo su sorpresa, sino también su desconocimiento de que así hubiera sido. Con gesto diplomático lo acepta y se lo lleva en la valija de recuerdos sin dar tiempo a mayores análisis.

Particularmente creo que la agregación de los tres elementos es más reduccionista que integradora, tanto para los fieles a la cruz, como para los seguidores de la hoz y el martillo; una interpretación que no le resta buena voluntad a la idea de Espinal.

Aún así, debe saber el Papa que no podrá entrar con el regalo en varios países, como Hungría, Letonia o Lituania, pues allí no es símbolo de los trabajadores, sino soviético, y el recuerdo de una invasión y una dictadura ha aconsejado su prohibición. Tampoco la cruz está bien vista en los territorios del DAESH, aunque ahí es seguro que no viaja el Papa.

La calle es suya

Domingo, 12 de Julio, 2015


Que no se les olvide ésta

Ya sabrán que una de las medidas más urgentes y perentorias de Carmena y sus jóvenes desairados _ entre otros consistorios _, es hacer lo que hacen todos los inútiles, cambiar el nombre de las calles, una afición muy española que han practicado con profusión y bandazos tirios y troyanos nada más pisar moqueta.

En esta ocasión invocan para ello la Ley de la Memoria Histórica, como diciendo que la gilipollez está amparada por todas las bendiciones y no se trata de ninguna arbitrariedad, algo fácilmente desmontable según en qué casos.

Si de leyes hablamos, están en vigor un buen puñado de ellas a las que no se dignan someterse con tanto celo, desde la Constitución a la de Seguridad Ciudadana, pasando por el propio Código Penal, la de Banderas y otras de variado signo. Como ya dijo doña Ada Colau, las que consideremos injustas, no las cumplimos y vía. Avancemos, y yo la primera, por la senda de la selva.

Pero a mayores de estas menudencias que hablan a las claras del quilombo, fregao o monipodio en el que estamos inmersos, se añaden nuevas gravedades, pues en la saca de topónimos que se citan para ser paseados se han introducido nombres ilustres de nuestra cultura, se pongan como se pongan los nuevos inquisidores. La integran, por ejemplo, Jardiel _ con placa en su casa de nacimiento _, Gerardo Diego, Dalí, Foxá, D’Ors, Machado, don Manuel; Muñoz Seca… la mitra en verso. Naturalmente, no figura ningún autor ni instigador de paseos o fusilamientos masivos del otro bando, que los hay en el callejero.

La consigna no es cargarse el recuerdo del franquismo, que eso ya está logrado, sino cargarse la transición y meternos de nuevo en vereda fascista y totalitaria, que es lo que les mola a los ignorantes. Y eso ya lo anuncia Jardiel cuando escribe Madre (el drama padre).