Archivo de Febrero, 2015

Yo no soy copto

Miércoles, 18 de Febrero, 2015

Los 21 coptos

Es realmente asombrosa la mansedumbre con la que el mundo acepta el degüello de 21 cristianos coptos a manos de esos enmascarados negros, viva imagen de los fantasmones que se llevan las almas en la película de igual nombre, Ghost.

El asombro es mayor cuando se compara con el revuelo armado tras el asesinato de los dibujantes de Charlie Hebdo, lo cual induce a pensar que existen grandes diferencias entre una masacre y la otra.

Por la catadura de sus autores no ha pasar la línea separatoria, pues en ambos casos los enloquecidos personajes del kalashnikov y la faca dicen ejecutar a favor de la misma causa. Tampoco en la naturaleza de las armas utilizadas parece residir el motivo de la diferencia, porque incluso se puede decir que el kalashnikov siempre ha disfrutado de mejor prensa que las charrascas.

Está claro que el número de víctimas tampoco es determinante. Son 12 contra 21. Sin embargo, en la siguiente comparación aparece un dato que podría ser influyente. Una matanza se produce en pleno centro de París y la otra, en una playa de Libia que hay que mirar en el mapa para saber dónde está.

Eso es importante, porque lo que ocurre a una distancia prudencial de nuestras casas siempre nos ha inquietado mucho menos, como bien saben todos los escritores que comienzan sus cuentos diciendo que los acontecimientos ocurren en un país muy, muy lejano, para que nadie se asuste. Oiga, mire; será lejano para usted, pero a mí bien cerca que me queda.

Ahora bien, la causa final tiene que estar en las ideas religiosas de las víctimas. Los de París eran unos ateos redomados y todo se acaba para ellos. En cambio los cristianos creen en la vida eterna y no les importa tanto morirse. Tiene que ser eso, porque si no, no se explica.

Campaña de imagen

Martes, 17 de Febrero, 2015


Cartel turístico de Venezuela. Publicado aquí de forma gratuita, por si sirve de algo

Se informa que el relato de los acontecimientos fue como a continuación resume: Representantes en Venezuela de las empresas españolas, o casi, Repsol, BBVA, Mapfre, Air Europa, Iberia, Meliá y Telefónica son citados a una reunión con tres miembros del Gobierno de ese país.

En el transcurso de la misma, los chavistas les exponen su preocupación por la mala imagen que se está dando de su Gobierno en España y en especial cuando se valora de manera negativa a Podemos por las vinculaciones que con ellos mantiene.

Por lo cual, y manteniendo como fondo la conjugación del verbo expropiar que tan bien realizan desde las lecciones impartidas por el propio Chávez en modo imperativo, les impelen para que presionen aquí al Gobierno y a los medios con el fin de mejorar la mentada imagen de su sabia gobernación.

Nadie con un mínimo sentido de la democracia puede conocer lo abordado en esa reunión sin observar en ella los rasgos inequívocos de las dictaduras en estado puro, sin desbastar. Por ejemplo, la opinión de los medios depende del grado de presión que se ejerza sobre ellos por parte de empresas y gobiernos. Los gobiernos, del grado de presión que ejerzan las empresas y éstas a su vez, de las amenazas de expropiación que reciban de los gobiernos libres y democráticos como ellos.

No vamos a ser ahora tan ingenuos para negar que en todas partes existe ese tráfico de presiones y empujones, no solo entre los tres grupos citados sino con todos los que componen una sociedad; pero ahí a pensar que una acción de ese tipo puede llegar a realizarse con éxito en España, que así se puede mejorar la percepción que se tiene de Maduro, es señal de una pasmosa equivocación, la de confundir un régimen democrático con otra cosa. De modo que a las empresas convocadas se les intuye una fea perspectiva.

Paraísos terrenales

Martes, 17 de Febrero, 2015

Ouroboros

Recordarán quienes tengan edad de hacerlo que los paraísos fiscales ya eran un tema de honda preocupación durante el último tercio del franquismo. Aunque no había las sacas de ahora, algunos se las llevaban fuera, preferentemente a Suiza, se decía.

Como la emigración también tenía a Suiza como uno de los destinos más atractivos, Ginebra venía a ser el ouroboros español. La serpiente que se traga su propia cola haciendo que la merma sufrida por detrás, se compense con lo que ella misma come por delante. Los ricos llevan el dinero y los pobres lo traen.

Cabe decir con ello que el tema de los paraísos fiscales nos ha preocupado desde la más tierna infancia democrática, aunque quizás para ponerle remedio no baste con preocuparnos mucho y llevarnos las manos a la cabeza si hay un Falciani de guardia que tira de fotocopias para hacer bueno que quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón. Ha de haber algo más efectivo.

Después de repasar la lista de paraísos fiscales, casi tan larga como la de países montañosos, vienen a la mente estúpidas preguntas. Por ejemplo, los ciudadanos de estos lugares ¿ingresan en ellos sus caudales, o también salen corriendo en busca de otros con bolsas en las manos? ¿Persiguen los paraísos fiscales a esos ciudadanos? ¿Cómo puede haber más de veinte de estos lugares dentro de lo que dice ser o parecerse a una Unión Europea?

Los paraísos o refugios fiscales se basan en tres patas principales: el egoísmo del impositor, la astucia del receptor y la falta de confianza en la propia estabilidad política. Contra la tercera de ellas hay poco que hacer, salvo afianzarla, porque tener dinero en el extranjero por los cauces reglamentarios no es, ni puede ser, delito. A partir de ahí, lo que no se hace es porque no se quiere hacer.

La carga de trabajo

Martes, 17 de Febrero, 2015

¿Fue ésta la obra?

Para establecer si lo cobrado de Venezuela por Podemos es un pastón, es el Precio Justo, o acaso Chávez y Maduro han quedado como dos rácanos de cuenta, resulta de todo punto imprescindible saber qué carajo ha hecho Podemos en Venezuela.

Imaginen que Monedero y otros dos han construido con el sudor de su frente la autopista Cimarrón Andresote entre Caracas y Barquisimeto, de unos 370 kilómetros. En ese caso, las cantidades que vamos conociendo son justas, e incluso escasas, dada la magnificencia de la obra.

Pero a día de hoy nada hay que ayude a pensar en que el tajo fue de ingeniería. Fue, según se dice, de asesoría; de informes muy valiosos que hicieron por las noches valiéndose de velas. De cómo crear un euro que valga para todos, o cómo convertir aquello en tierra de miseria. Eso es muy caro ciertamente, pero cuanto más se quite, más pronto se consigue.

Conviene averiguar también si la casta y el tic-tac fueron sabias enseñanzas de Pablo a Hugo, o de Hugo a Pablo. Si fue el huevo o la gallina. Si Exprópiese lo dijo el pollo, o el pajarito lo pió, pues no es lo mismo cobrar por ser un genio, que por ser un papagayo. Cobrar por ser maestro, que por alumno aventajado. Traer de Europa el marxismo-leninismo, o venir de aquellas tierras predicando bolivarianismo.

Todas esas cosas habría que saber antes de pronunciarse. Y eso es lo que ha hecho ayer COPEI, la cuarta fuerza opositora. Les parece mucho dinero el gastado cuando ni para pipas hay, cuando se asesina para dar ejemplo al emigrante, al transeúnte o al residente. COPEI quiere saber gastos, facturas, trabajos y encargos; quiere saber si la casta viene o la casta va.

Y a todos nos importan esos detalles, no sea que al enterarnos lo veamos todo claro. Es barato. Han cobrado a precio de subastero.

Barones trastabillados

Sábado, 14 de Febrero, 2015

La sección de Costa

Hay una imagen que describe el actual panorama del PSOE.

Se levanta el telón. Se ve a Tomás Gómez haciéndose las fotografías oficiales para la cartelería de campaña, o eso cree él. Cuando llega a Callao, sede del PSM, las cerraduras están cambiadas, a los trabajadores se les ha suspendido sine die de empleo con sueldo y en el buzón ya están las fotos del estudio. Eran para ilustrar el libro Grandes hombres que pasaron por el PSOE.

Como decía Fernando Costa antes de dibujar El Cosaco Verde, “En la fracción de un segundo, cambia la opinión del mundo”. Eso lo entiende cualquiera, pero ocurre que si las turbulencias son tan repentinas y el destino de las fotos tan distinto, ¿quién es capaz de imaginar las conversaciones telefónicas que ahora mismo se están cruzando Díaz, Sánchez, Gómez, Gómez (Besteiro), González, Fernández (Vara), Díaz (Tezanos), Fernández (don Javier) y demás barones sin apellido terminado en zeta? ¿Quién duda que lo hacen sobre el único tema de una calle que también termina en esa letra, como es Ferraz?

Dicen que Sánchez ha dado un puñetazo en la mesa. Y tanto. El tablero del ajedrez se ha movido bruscamente y las fichas todavía trastabillan sobre su escaque hasta saber hacia qué lado mirar, a qué carta quedarse.

Es cierto que a eso del mediodía Gómez entregó las armas e hizo declaración amistosa de accidente. “No voy a ser un problema”. Pero cierto también que no retiró su causa, sino que quedó aplazada. Mayo está a las puertas y las andaluzas también. Si en estos momentos hay todavía una guerra más abierta, los destrozos podrían ser irreparables hasta para quienes se alineen al lado del caballo ganador.

Eso es lo que se entendió ayer al mediodía, aunque vaya usted a saber si en la fracción de un segundo…

50 sombras de Gómez

Viernes, 13 de Febrero, 2015

Carmona, quemado pero contento

El primer hombre de la historia _ el primero que se conozca _, en poner la mano sobre el fuego por otros fue el romano Mucio Escévola. El pobre la puso literalmente y se la abrasó, como es propio y natural en cualquier proceso de combustión.

Que Antonio Miguel Carmona, candidato a la alcaldía de Madrid, las haya puesto por Gómez, candidado a la Comunidad, veinticuatro horas antes de que éste fuese arrojado a la pira por Sánchez como holocausto a los dioses para lograr encuestas favorables, tiene su mérito.

Si usted se fija en las etimologías, se dará cuenta de que holocausto es la consumición íntegra mediante fuego de la víctima que se ofrece como sacrificio. Ése es Gómez. Cabe suponer que Carmona, sabiendo la que se avecinaba, pensó con buen criterio que a él le bastaría quemarse las manos como Mucio, pero a la vez conservar íntegro el resto del físico e incluso, conservar la candidatura.

Lo cierto es que hoy resulta mucho más placentero subirse al Cerro de San Blas, allí donde el Observatorio Astronómico de la capital, y ver cómo el viento se lleva en suspensión las 50 sombras de Gómez que provocan sus cenizas. Eso es así, aunque Carmona precise llevar en sus manoplas dos apósitos hidrocoloides que mitiguen los efectos de las llamas. Antes chamuscado que a la parrilla.

Y es que las candidaturas de Madrid se están poniendo calientes, como Grey. Tania se ha hecho el harakiri troyano, corrompida y carbonizada como un chamizo, aunque para nuestro gusto, quizá se haya pasado en el fuego y ya no sirva pa ná. Gómez, lo dicho, ceniza en rama. Carmona, quemaduras de primer grado en ambas manos y Esperanza, que arde en deseos de ser llamada. Y hoy se estrena Grey, caliente como una mona. Esta ola de frío hace estragos.

Ahora hablan los mosquitos

Jueves, 12 de Febrero, 2015

Racismo gallego a punta pala

Después de muchas cavilaciones y quebraderos, que a punto estuvieron de secar el poco entendimiento que quedaba, pudo quien les habla discernir hasta lo más profundo el sentido de las palabras oídas horas antes de labios del compañero Castrillón, bastión de los círculos uruguayos, de Podemos el hombre miembro, analista, docente, azuzador de conciencias, funcionario de Museos y emigrante, lo que se dice, una persona de criterio.

Quiso el diablo nublarle la dicción y meterle dentro malos pensamientos, de modo que allí donde solo había clarividencia, la picha se le hizo lío, el desbarro causó estragos y mugió la vaca con gran tronío.

Habló el poseído y dijo que allí donde él antes vivía es mala tierra de gente muy racista, y que dentro de los que en el mundo había, el nuestro era de la peor especie, muy paleto, muy gallego, institucional y de derechas. Vamos, una mierda de racismo. No como el de Francia, que es racismo chic de ringo rango; racismo del bueno, de izquierdas, intelectual y nada gallego. Te expulsan de París y te da gusto.

A Castrillón y a su diablo invasivo les salen ahora disculpas peregrinas, de que si el espíritu burlón era mochales, que si estuvo la tesis mal formulada, que si la frase era coloquial _ nada académica, ya lo sabe _, que si se le escapó la vena rioplatense, que si tumba e dalle a matraca.

Como las disculpas son siempre flojas, máxime si se tildan de sinceras _ ¿se imaginan unas disculpas hipócritas? _ dimos en meditar de turbio en turbio por saber más de ese racismo gallego que al disculparse el mozo agrava, pues diciendo que no viene de Galicia, dice que es de España entera.

Y antes del descanso por tanta angustia, la respuesta llegó aliviadora. Ni inquietud, ni pena, ni desdoro. Quien lo dijo sufre ya lo suyo, pues ni puta idea tiene de lo nuestro.

Grandes esperanzas

Miércoles, 11 de Febrero, 2015

Chistes y una película. Eso rescatamos del oro de Moscú

Ayer ha sido un día de grandes cifras que saltaban de monedero en monedero. Vamos a fijarnos solo en tres que afectan a Grecia, Venezuela y España.

Por ejemplo, la primera es la estimación del valor de la deuda que Tsiripas/Varoufakis reclaman a Alemania como consecuencia del préstamo forzoso que Hitler exige al Banco de Grecia tras la invasión.

En su momento fueron 1,5 billones de dracmas que volaron hacia el Tercer Reich y Mussolini. En 1960, los griegos recuperaron 115 millones de marcos y el resto se vio afectado por una serie de quitas, perdones, acuerdos y condonaciones.

Aun así, los nuevos dirigentes griegos dicen no acordarse y reclaman, traducida a hoy, la bonita cifra de 162.000 millones de euros.

Miramos ahora la lista Falciani y vemos cómo Hugo Chávez y su Banco del Tesoro de Venezuela tenía cuentas de 12.000 millones de dólares _ unos 11.000 millones de euros _, trabajando en el HSBC Private Banking suizo, seguramente por la inmensa fe que les inspiraba su propio proyecto bolivariano.

El trasiego de cifras, mira tú por dónde, nos llevó a recordar el no menos nombrado oro de Moscú, el 72 por ciento de los depósitos del Banco de España, unas 510 toneladas de oro en monedas, trasladadas por la República a la Unión Soviética a poco de comenzar la Guerra Civil; más otra cuarta parte llevada a Francia y conocida como el Oro de París.

Si hacemos el mismo ejercicio de los griegos, esos depósitos alcanzarían hoy un valor de 17.000 millones de euros, felizmente ahorrados, dicen, gracias a la neutralidad española durante la I Guerra Mundial.

Si los griegos y los venezolanos sueñan con la quimera de recuperar esas inmensas cantidades, ¿por qué quedarnos fuera? Eso sin contar el resto de cuentas descubiertas en el HSBC.

El vecino heleno

Martes, 10 de Febrero, 2015

Guerra greco-turca

En cuanto salen a relucir las obligaciones de Grecia para con los deudores, para con Europa, o para consigo misma, el representante del new helenismo que tienes delante te espeta: ¿Pero tú quieres que los griegos se mueran de hambre?

No, hombre, ¿cómo voy a querer semejante cosa? Eso lo deseaban los turcos en la batalla de Farsalia hace siglo y pico, donde por cierto les dieron para el pelo y gracias a Rusia no les dieron para todo lo demás.

El new helenismo no quiere ya la recuperación de la Enosis, o la Gran Grecia, como en la guerra contra los otomanos. Ése es un objetivo que se ha quedado pequeño. Lo que ahora pretende es quedarse con toda Europa, haciéndonos creer que en realidad los que supieron estar a la altura de las circunstancias fueron ellos, que las fórmulas de recuperación y austeridad han fracasado y que lo guay es tener a la población subsidiada. O mucho mejor, que todos trabajemos para que a Tsiripas le salga bien la gobernación de chiripa.

Esto es como tener al típico vecino gorrón que no paga la comunidad, con el agravante de que los gastos repercuten en todos los demás.

¿Queremos que se muera el vecino? No, ni mucho menos; pobrecillo. Queremos que le vayan muy bien los negocios y que pague como todo quisqui.

Lo que pasa es que ahora el vecino ha comenzado a decir que eso de la comunidad es una jodienda y que lo suyo es una quita. Que seguirá con las luces de los pasillos encendidas todo el día, que necesita pasta, que sus niños harán barullo por las noches y que la troika _ la portera, el presidente de la comunidad y el administrador _, deben desaparecer, que ya se encarga él de los recibos.

Mire, por buena voluntad no va a quedar la cosa. Incluso estamos dispuestos, si demuestra conocimientos, a poner a un beduino al frente de la flota.

Desmontando a Javi

Lunes, 9 de Febrero, 2015

Padre e hijo

Me han hecho llegar un wasap que por otras referencias sé que circula con profusión desde hace días. Y con él, una pregunta: ¿Es cierto? Puestas así las cosas, al consultante no le molestará que la respuesta sea pública.

El texto del wasap se divide en tres bloques y los tres son ciertos tomados de uno en uno. Sin embargo, si se realiza una lectura apresurada de la segunda parte, el conjunto induce a pensar algo que no lo es, de tal forma que sin dejar de escribir verdades, se persiguen mentiras.

El primer párrafo, respetando su grafía, dice así: “FRANCISCO JAVIER IGLESIAS PELÁEZ, ex miembro del grupo terrorista FRAP, una organización armada creada en 1973 por el Partido Comunista de España (marxista-leninista) con la colaboración del ex ministro Julio Álvarez del Vayo….”

Como resulta sencillo deducir, el sujeto de la frase queda sin verbo. Aparentemente, y a falta de completarla, el contenido de la misma es cierto.

En la segunda, después de los puntos suspensivos, se añade: “En 1975 asesinó a dos miembros de las Fuerzas de Seguridad e hirió gravemente a otro, además de realizar otras acciones violentas”.

Teniendo en cuenta que la primera carecía de verbo, se incita a pensar el sujeto de “asesinó” es la persona nombrada en el párrafo anterior, aunque en realidad es el FRAP, Frente Revolucionario Antifascista y Patriota. Por lo tanto, también es cierta si se aplica correctamente su sujeto.

Finalmente, se concluye a modo de silogismo incompleto: “En resumidas cuentas, resulta que el susodicho es el papi de Pablo Iglesias”. Lo cual es cierto, así como su militancia en el FRAP, motivo por el cual fue detenido en dos ocasiones. Los objetivos del FRAP a algunos de los expuestos por Podemos, diferenciándose básicamente en el uso de la violencia.