Archivo de Septiembre, 2014

El tambor roto

Miércoles, 10 de Septiembre, 2014

El monumento, ya en pleno abandono

En Barcelona acaban de laminar lo que llamaban el tambor de la Plaça de les Glòries Catalanes, una rotonda de notables proporciones que nunca gozó del aprecio ciudadano, quizá porque hoy estos sentimientos van unidos a la fluidez del tráfico rodado, más que a las Glòries y a otros conceptos del alcurnia y prosopopeya.

Quiso la casualidad que hace cinco años visitásemos la ciudad con el único fin de grabar el tambor para un documental de la TvG. Seguíamos las pistas que ilustrarían la biografía del matemático lalinés José Rodríguez González, alias Matemático Rodríguez, nacido en la parroquia de Bermés, del arciprestado de Deza-Trasdeza, y por lo tanto, perteneciente a la diócesis de Lugo.

La razón de ir al tambor venía dada porque en el centro de la plaza existía un monumento de homenaje a los hombres que midieron el metro a principios del siglo XIX y Rodríguez había sido uno de ellos. La escultura de los franceses François Scali y Alain Domingo representa el corte topográfico entre Dunkerque y Barcelona. También fue este matemático quien establece que el kilómetro cero de Galicia está en Lalín, y barriendo un poco para casa, puntualiza que exactamente se encuentra en Bermés.

La llegada al tambor fue decepcionante. El monumento que habíamos visto en fotografías estaba cercado por una valla y la maleza se enseñoreaba alrededor. Andrajos y plásticos completaban un cuadro desolador. ¿Estas son las Glòries Catalanes? ¿El homenaje a la más importante medida de longitud calculada por el hombre? Era evidente que ya entonces se pensaba en su destrucción.

Al saber hoy de la actuación de las excavadoras, y sin información sobre el monumento, nos preguntamos qué habrá sido de él, de las Glòries y de la medida.

Programa non nato

Martes, 9 de Septiembre, 2014

Ilusionismo viene de ilusión

El programa económico de Podemos nacía con fecha de caducidad, la de ayer, cuando Juan Carlos Monedero _ ¡qué gran apellido para ministro de Hacienda! _, anuncia el fin de la utopía, la inviabilidad de las propuestas y la elaboración de otras que puedan llevarse a la práctica sin poner en peligro la existencia de la nación.

No se puede decir que el programa defendido durante la campaña de las elecciones europeas muera sin haber cumplido sus objetivos. Vaya si los cumplió. A él se debe en gran parte su éxito sin precedentes en una primera comparecencia electoral, una afiliación que se dispara por encima de otras opciones de izquierda de dilatada tradición, unas expectativas de crecimiento en todas las encuestas y una presencia mediática solo comparable a las sagas Pantoja, Esteban y Jurado.

Muere el programa non nato, pero muere con entorchados y gallardetes, no por haberse puesto en pie, sino por lo mucho que rindió a sus autores. Si lo hubiese anunciado un partido tradicional, uno de la casta, Podemos sería el primero en levantar la voz para denunciar promesas electorales no cumplidas, pero como fue cosa de ellos y nunca tuvo viabilidad, su defunción pasará al inventario del polvo del camino que se adhiere, no a las togas en su caso, sino a las banderas, y si te he visto, no me acuerdo.

Falta por saber si alguno, muchos o bastantes de los enganchados a Podemos por la belleza del programa reclamarán ahora el engaño, o comprenderán que todo fue un espejismo necesario para alcanzar la tierra prometida.

Dicen que el siguiente programa será elaborado por eminentes economistas, como reconociendo que el extinto fue obra de una noche de copas. Siendo así, quizá se parezca demasiado a los que ya existen y pierda atractivo.

Mantas y cobertores

Lunes, 8 de Septiembre, 2014

Buzón para Pujol

Lo de Pujol no es corrupción, es cobertura. En concreto, “cobertura de lo que tiene por debajo”, en palabras de Felipe González.

La perífrasis ha sido interpretada sin grandes trabajos como una referencia a su prole, pero también podría referirse a su partido, o a los vecinos de un primero, viviendo él en un segundo. Incluso, si nos remontamos unos años, lo que Pujol tenía por debajo era Cataluña. Hay disculpas que acusan.

En fin, admitamos que González se ceñía al ámbito familiar, que parece lo obvio. No hacen falta grandes esfuerzos para advertir que el planteamiento nace viciado, porque si el personaje ha dado cobertura a la corrupción familiar, es imposible que supere la prueba del algodón y salga del envite más limpio que un plato de caldo en casa del pobre.

Es de todos conocido que en los grandes robos, algunos de los ladrones se encargan de dar cobertura a los que se apoderan del botín, pero quien lo perpetra es la banda.

Se entiende que Felipe González no sea la persona más adecuada para tirarse al cuello de Pujol, quien le permitió gobernar en 1993, cuando el declive de sus mayorías absolutas. Si el caso va hacia delante en la dirección que se intuye, González tendrá que reconocer, como poco, que su socio de Gobierno en esos años era al mismo tiempo un corrupto. Por eso no tira de la manta y se queda con el cobertor.

Quienes sí quieren hacerlo son los ciudadanos que elevan sus peticiones a change.org, la plataforma de iniciativas particulares que comienza a acumular la solicitud de diversas acciones contra el clan Pujol, como retirada de homenajes públicos, devolución de dinero, investigación e incluso la reapertura del caso Banca Catalana, que muchos consideran cerrado en falso.

En change.org nadie habla de cobertores, sino de mantas.

La máxima expresión

Domingo, 7 de Septiembre, 2014

Pep no sabe el reglamento. No se coge con la mano

Han fichado a Pepe Guardiola para que diga en un vídeo que votar en un referéndum es la máxima expresión de la democracia, por encima de la ley, de la razón y del sentido común. Es posible que lo piense, o que lo diga obligado por un contrato publicitario, como ya ocurrió en anteriores ocasiones con el Banco Sabadell y con Audi.

Sabíamos que Guardiola era proclive al independentismo catalán, pero eso no es sinónimo de ser enemigo de la ley. Cualquiera puede ser partidario de conducir a 300 km por hora en las autopistas, pero va a 120, so pena de que lo multen. Esto es algo así, y para cambiarlo se necesita una serie de requisitos exigidos en un Estado de Derecho, que es una organización muy compleja que ha costado construir toda la historia de la humanidad.

Aunque ya se ha dicho hasta la saciedad, es posible que a Guardiola, enfrascado en sus ocupaciones muniquesas, no le haya llegado el mensaje. Todo el embrollo parte de un principio falso de toda falsedad, cual es afirmar que los españoles somos dueños del terruño donde nacemos. La verdad es mucho más importante que esa ridiculez. Los españoles somos dueños de toda España, al menos sobre el papel.

Gracias a ese principio, los dineros recaudados van de un sitio a otro y no basta hacer otro vídeo donde se diga “España nos roba” para desbaratarlo.

Así las cosas, cabría transformar a catalanes y no catalanes en personas jurídicas con capacidad para decidir sobre la propiedad de sus respectivos territorios, señalando que éstos sean comunidades autónomas, regiones, provincias, municipios o núcleos rurales. Y seguidamente, convocar el referéndum. Así se conseguiría la máxima expresión de la democracia. Mientras tanto solo es la máxima expresión de que Cataluña nos quiere robar.

Vida extraterrestre

Sábado, 6 de Septiembre, 2014

¿A que no saben qué es?

La actualidad manda y nos obliga a seguir en el camino emprendido ayer por Ferrusola, aunque en otra presentación, la bosta de vaca. En realidad las portadas se las ha llevado de calle el precio del dinero, ese 0,05 en el que Draghi lo ha colocado para demostrar que todo es posible en esta vida. Y tanto. Vean.

La bosta está en los papeles porque a un vecino de Santiago le molesta encontrársela en la calzada de A Sionlla. Viniendo hacia Lugo, a la derecha, a la altura de Xan Xordo. No se crean que está en la Rúa do Vilar.

Al vecino le molesta y el alcalde le ha dado la razón cascándole, de momento, una multa de 750 euros al dueño de las evacuadoras. Que a un vecino le cause desagrado entra en el cálculo de posibilidades que el auge de la cursilería genera en el siglo XXI. Que un alcalde lo tome en consideración, teniendo incluso las leyes a favor de la vaca y sus necesidades, no.

Si a un gallego le cuentan no hace más de unas décadas que iba a producirse tan chusco episodio, le da tanto crédito como a la leyenda del cerdo volador. Pero así son hoy las cosas, con índices de sensatez a ras de tierra, como el precio del dinero.

Anteayer se recogía también la noticia del malestar existente en un colegio de la provincia porque la maleza, con raíces en el suelo de un vecino, crecía sobre el patio del centro. Parecía un relato llegado del espacio exterior, de alguna constelación lejana, de Ganímedes o de Alderabar. Pero no, era de Lugo, a pocos kilómetros de donde vive la vaca de A Sionlla, lugares poco acostumbrados a convivir con ganado y con la vegetación. Un mundo extraño y remilgado, donde un día hubo un millón de vacas, donde se rozaba e incluso se araba la tierra para el alimento de personas y animales.

Hoy, todo ese mundo está invadido de teléfonos móviles y la bosta causa espanto.

La familia Atrapp

Viernes, 5 de Septiembre, 2014

Los Atrapp. Sonrisas y lágrimas

A Marta Ferrusola le incomodan los periodistas y los manda directamente a la mierda. La regla de tres es fácil de establecer. Si los periodistas son los representantes de la sociedad para hacer preguntas y estar informada, Ferrusola le ha mandado a la mierda a usted, a mí, a los canarios y a todos los catalanes.

Hacía mucho tiempo que ya lo había hecho, sino con palabras gruesas, sí con hechos, que son más graves. Ella y su Familia Atrapp nos habían depositado en el cubo de los desechos orgánicos desde tres décadas atrás, e incluso antes, porque una carrera dedicada a la delincuencia se forja poco a poco, millón a millón; a golpe del tres por ciento, o a golpe de Banca Catalana. Por el contrario, perder los privilegios puede ser cuestión de horas. Ahora los tengo, ahora no los tengo.

El caso es saber cuántos o cómo se devuelven. Los millones, no los privilegios, que ésos ya están.

La reacción de espontánea y displicente prepotencia con la que Ferrusola despacha a la prensa está cimentada en años de alegre ejercicio como primera dama, primera defraudadora y primera adulada de la corte, y eso, quieras que no, imprime carácter como algunos sacramentos. En este caso, un carácter desabrido que no entiende por qué han terminado los halagos y los días de vino y de rosas; con lo fácil que es.

No era previsible que contestase afable y cordial, con arrepentimiento, examen de conciencia y contrición, porque ya lo habría hecho a lo largo de los tiempos. Reaccionó así porque va en el personaje.

“Vagi-se’n a la merda”, les dijo al colectivo de plumillas sin saber que nos lo decía a todos, aunque fuese en catalán.

Pues ya lo saben. Además de robados, apaleados y con un destino incierto entre los excrementos. Menos mal que en Lugo tenemos entrenamiento de dos meses.

Los nuevos witizianos

Jueves, 4 de Septiembre, 2014

Don Rodrigo en Guadalete

Entrevistan a los firmantes del manifiesto Libres e Iguales y le toca al turno a Fernando Savater, que se despacha a gusto con los nacionalistas, a los que trata de ideología simple, porque creen que lo suyo es lo mejor y que el origen de sus males siempre viene de otra parte, que suele ser España.

Al lado de estas declaraciones nos informan sobre los resultados de una encuesta donde se resalta lo poco nacionalistas que somos, pues solo el 16 por ciento de los españoles estaríamos hoy dispuestos a empuñar las armas contra un supuesto enemigo invasor, como por ejemplo, los velutinos. El 84 por ciento restante, como si llueve café en el campo.

Esos porcentajes se disparan hacia el sentido contrario en algunas comunidades como la navarra, donde se sienten muy patriotas de su terruño.

Toda esta ensalada de datos y opiniones nos llevan a pensar que si los velutinos atacaran o atacasen según qué partes de España podrían pasar dos cosas: A.- Que se les dejase avanzar como Perico por su casa, imponiendo sus leyes, sus burkas, sus ingestas de abejas o lo que a bien tuviesen dictar, o B.- Que se les preguntase si estaban invadiendo España o Navarra. En el primer caso, nos remitimos al supuesto A, y en el segundo, se desencadenaría una encarnizada defensa de la patria, con nuevos casos de Agustinas de Pamplona, Marías Pitas y tambores del Bruch que harían palidecer gestas pasadas.

De modo que los velutinos habrán tomado buena nota de lo blanditos que andamos en defensa. Bastará que digan venir a por España y se les unen la mitad de los que ya están aquí. Bien sabían los witizianos de traiciones y por eso prefirieron al moro Muza ibn Nusair antes que a don Rodrigo en Guadalete.

Savater observa el panorama desde los EE.UU., donde el nacionalismo no es precisamente agua de borrajas.

El Pablo nuestro

Miércoles, 3 de Septiembre, 2014

La Trinidad completa

El PSU de Venezuela clausuró su última reunión en Caracas con el rezo del “Chávez nuestro que estás en los cielos”, un nuevo dislate megalómano del chavismo, cada vez más desaforado desde la muerte de su icono.

No es la primera vez que a la chita callando se intenta promocionar al líder ideológico en el escalafón divino, pero nunca como en este caso habían llegado al extremo de sustituirlo por la vía del corto y pego. No se extrañen si el próximo paso es la edición del Génesis chavista, que comenzará diciendo: “En el principio de todo, Chávez creó el cielo y la tierra…”

La apropiación del papel tampoco es nueva en la historia del hombre, que cuenta con antecedentes más osados todavía, con deificaciones en vida que están en la mente de todos. La novedad, si existe, está en la burda operación de desalojo y en las simpatías de la revolución bolivariana por el cristianismo, que no le impiden elevar al Arañero de Sabaneta hasta la primera persona de la Santísima Trinidad; eso sí, de cuchara.

“Santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu legado para llevarlo a los pueblos de aquí y de allá. Danos hoy tu luz para que nos guíe cada día, no nos dejes caer en la tentación del capitalismo…” etc, etc.

Eso de “llevarlo a los pueblos de aquí y de allá”, además de macarrónico, suena un montón a Pablo Iglesias, también llamado Pablo de Tarso, apóstol ultramarino del chavismo, gran reventador de encuestas, auxilio de los pobres y profeta del maná de la renta básica, que a la hora de suplantar la iconografía cristiana tiene mejor planta que don Hugo, al menos para el papel del Hijo.

Ya tenemos la Trinidad completa, el Padre, el Hijo y el Pajarico Santo. Entonemos todos juntos el himno de salvación: “Pablo nuestro que estás en Podemos…”

Parecidos víricos

Martes, 2 de Septiembre, 2014

Idénticos, dice algún medio

Me intriga saber qué dirán en las actuales facultades de Periodismo cuando analicen algunas de las informaciones a las que llamamos virales, por lo rápido y mucho que se expanden, aunque algunas se merecen el calificativo porque pueden producir una pandemia de gilipollez ingobernable.

Por ejemplo, qué se dirá del caso de La mujer que se parecía un poquito a Hugo Chávez, auténtico fenómeno de masas que conmociona al universo como ninguna otra foto había logrado desde que Ana Obregón hizo su primer posado en bikini, allá por los ochenta.

Resulta que una mujer, de no se sabe dónde, se parece algo a Hugo Chávez, como les ocurre a otros dos o tres millones de personas. Un señor, o señora, de vacaciones le hace una foto, la cuelga al lado de otra del bolivariano, y el mundo se queda apampado frente a la comparativa, originando una cadena de efectos devastadores.

«¡Son igualitos!», exclamamos en solitario para luego correr a enviárselo al Óscar, no vaya a ser que le llegue antes por otra vía, y cuando se lo mandemos, nos conteste con la frase más desagradable y demoledora de estos últimos tiempos: «Ya lo conocía. Te mando el vídeo del pollito».

Y tú, que aún no sabes de qué coño va lo del pollito, te tienes que tragar a la señora de Hugo Chávez, al pollito y a Jennifer López tirándose un cubo de hielo por la cabeza, como una posesa recién salida del frenopático.

Entonces se te ocurre la única venganza posible a este tipo de afrentas tecnológicas. Un mensaje que le hará llorar de envidia al vírico ese. Vas a la jaula del canario, te haces un selfie con el pájaro y le envías la foto con el siguiente texto: «Esta tarde me ha venido a ver Hugo Chávez y nos hemos hecho esta foto juntos». Así aprenderá a no chafar exclusivas víricas.

¿Qué comentarán en las facultades de todo esto?

Errar la talla

Lunes, 1 de Septiembre, 2014

La copa en el mundo

Es terrible. Solo tres de cada diez españolas saben elegir su talla adecuada de sujetador. No es broma. Lo ha averiguado el Instituto Médico Estético, que ha de ser algo así como una ITV del cuerpo humano.

Cierto que su estudio se limitó al análisis de mujeres madrileñas, barcelonesas y sevillanas. Después, extrapoló los resultados y sembró el pánico. No damos la talla, o al menos, no sabemos cuál es.

Quizá las gallegas habrían elevado el pírrico porcentaje, porque aquí nunca oímos hablar de ese descomunal problema que afecta a más de dos tercios de la población femenina. Falta la comparativa con las mujeres del norte y con las de otros países. ¿Sabe Angela Merkel y el resto de alemanas elegir las copas de sus sujetadores? ¿Se sujetan a la austeridad y el raciocinio, o también acusan el desajuste?

Estoy temiendo que el Instituto de marras salga mañana diciendo que el 70 por ciento de los españoles usamos calzoncillos inadecuados para nuestras necesidades, o que vamos dos tallas por debajo en bragas marinas. Algunas que se ven en las playas así lo pregonan, pero ellos pasean tan contentos, ignorando que el Instituto está al acecho y cualquier día pueden salir en los papeles, abochornados por su falta de puntería en el tallaje, como ahora lo están ellas.

La noticia no se ha hecho pública un día inocente. Comienza septiembre y todas las miradas están puestas en los índices económicos. Si ahora nos dicen que no sabemos encontrar nuestra talla tiene que tratarse de un mensaje subliminal para que nos ajustemos todo lo demás. Si fuese estrictamente por los sostenes, el Instituto la habría publicado en junio, que es cuando se compran los bikinis. Dicha ahora suena a ajustes, pero de cinturón. Seguro que se lo recomendó Merkel a Rajoy en Santiago: “Habla con el Instituto Médico Estético y que suelte lo de las tallas”.