Archivo de Marzo, 2014

Dueños de miseria

Martes, 11 de Marzo, 2014

Petróleo venezolano, demasiada bandera

El petróleo no es panacea de prosperidad. Los países que lo tienen en abundancia pueden convertirse indistintamente en fábricas de ricos o de pobres, de acuerdo con la estulticia de sus gobernantes. A mayor estulticia, mayor pobreza.

Venezuela, en el caso más sangrante, y cualquiera de los emiratos árabes son la cruz y la cara de esa elemental ley política que sitúa la verdadera riqueza en el conocimiento y no en el oro, aunque sea el negro como en este caso.

Ahora bien, en todas partes es fácil encontrar personajes que por su especial callosidad cerebral, por su mayúscula confusión ideológica y porque rectificar es de sabios y ellos están lejos de serlo, preferirán alabar la dictadura mísera y miserable de Maduro, antes de reconocer aquello tan sobado de Olof Palme cuando defendía que el socialismo debería acabar con los pobres, no con los ricos.

Bueno. Todo hay que decirlo. Además de socialista y antes de esa consideración, Palme era inteligente, así que lo mataron.

A personajes muy significativos y preponderantes de la izquierda española les encanta Maduro por afinidad ideológica y les da igual que tenga el país hecho unos zorros, el encefalograma plano y las características intelectuales de un tablón de boj. ¿Cómo reconocer un fracaso en quien ve a Chávez practicando la metempsicosis con pajaritos piadores?

Y no contentos con rendirse ante su clarividencia, proclaman sin ningún rubor que desearían para España y para Europa entera un contagio bolivariano de ciencia y esencia. ¿Será porque desean vernos formando largas colas para adquirir el papel higiénico? ¿O quizá, que un puño de hierro cierre todos los medios que no les bailen el agua en su carrera totalitaria?

Al oírlos, da pie para pensar que en su plan figuran ambos objetivos.

El veneno

Lunes, 10 de Marzo, 2014

Amer Azizi, el señalado por Reinares, muerto por aviones norteamericanos

Al menos en dos puntos hay plena coincidencia. Quién idea el 11M no desea nada bueno a España, y dos, en ese sentido el atentado fue un éxito total.

Han pasado diez años, pero el atentado no ha perdido el halo misterioso con el que se produce y con el que hemos vivido cada uno de los días desde aquella terrible fecha. Buena prueba es la salida de nuevos libros que abordan el 11M con perspectivas diferentes, en especial los de Fernando Reinares y Jaime Ignacio del Burgo.

El primero establece una teoría. El segundo, que debe investigarse en pos de ella. Reinares determina que el móvil es la venganza por el desmantelamiento de una célula de Al Qaeda en la Operación Dátil, que se acuerda en Pakistán tres años antes y que su principal instigador es el marroquí Amer Azizi, miembro de esa célula. Por lo tanto, la guerra de Irak y la foto de las Azores no estarían en el origen de la venganza, sino una actuación judicial de Garzón.

El libro de Del Burgo, además de dejarlo abierto, se fija más en lo que para él son las consecuencias; es decir, en Zapatero, que arrastrará de por vida haber ganado las elecciones tres días después de los asesinatos, sin que de ello se derive mayor culpa que ésa.

Otro capítulo es la investigación realizada y cómo es posible que Reinares hable hoy de Azizi y de Pakistán con honores de exclusiva en primera plana, distinción que le honra a él, pero que ensombrece todo lo realizado por las instituciones españolas.

El 11M nos ha castigado y mucho. Lejos de unirnos ante el enemigo, consigue ahondar en fracturas políticas, estuviese o no en el ánimo de los autores intelectuales. Su veneno se expandió por las venas y hoy, diez años después, todavía agarrota el músculo para enfrentarse a lo que sea.

In the rain

Domingo, 9 de Marzo, 2014

Ruth mojada

La RAE anuncia la inquietud de alguno de sus miembros ante la posibilidad de que la canción elegida para competir en Eurovisión sea en inglés, como Puppet on a string, de Sandie Shaw, y tantas otras que al oírlas decimos: “Está en inglés”. Pues la de España, también.

La canción se llama Dancing in the rain y probablemente a los votantes europeos les evoque la figura de Gene Kelly chapoteando con un paraguas en la mano y diciendo que está Singin´ in the rain. De modo que será difícil llevarse el premio por originalidad.

Pero qué quieren, con tanta ciclogénesis seguida una tras otra, o bailas in the rain, o no bailas. O sea, que el título está bien traído para un año tan metido en aguas como éste. La encargada de defenderla, Ruth Lorenzo, dice que su intención es que Europa nos entienda, porque con Quien maneja mi barca, Europa no sabía si nos estábamos refiriendo al Juan Sebastián Elcano, o al capitán Schettino, el del Costa Concordia.

Ahora el mensaje va a ser más claro que las camisas de los anuncios de detergentes: “Aunque llueva y nos mojemos / no pararemos de bailar”, dice la moza en plan Noé. Un mensaje que Europa entenderá a la perfección porque se lo venimos demostrando desde que nos dieron aquella porrada de millones para europeizarnos y nos los gastamos en chuches.

Por ese lado no va a haber grandes problemas. Gracias a la canción, Europa sabrá que nos ha llovido lo que no está en los diluvios, pero que pese a las mantas de agua caídas, aquí seguiremos bailando el sóngoro cosongo, no tan bien como en Cuba, pero con toda la salsa y el son que seamos capaces.

Para que no tengan dudas, y sin que sirva de precedente, la RAE debe hacer la vista gorda, dejar a Ruth que lo cante y que se enteren.

¿En qué puedo servirle?

Sábado, 8 de Marzo, 2014

¿Grqwt?

Convendría a los responsables de los ayuntamientos y oficinas públicas en general que extremasen las pruebas de selección a la hora de determinar aquellas personas que han de descolgar los teléfonos de dichas instituciones con el fin de evitar que el ciudadano que se dirija a ellas por ese medio se encuentre a veces al otro lado de la línea con un sonido gutural, muy parecido a los que emiten los humanos, pero cuya plasmación ortográfica sería algo cercano a “¿Grwqgt?”, y cuya traducción exacta estamos lejos de conocer, aunque arriesgamos a interpretar que podría desdoblase en sendas preguntas concatenadas al estilo de las que siguen: “¿Qué tripa se le ha roto y por qué demonios se le ocurre importunarme en mi sacrosanto horario laboral?”

Bien mirado, no resulta tan difícil transmitir a los descolgadores de teléfonos públicos la idea de que quien llama, sea quien sea, es uno de los dueños de la oficina, y que acude a ella en busca de información, respuesta, ayuda o asesoramiento sobre un tema que le preocupa. En cualquiera de nuestros dos maravillosos idiomas oficiales existen multitud de fórmulas apropiadas para sustituir el gruñido por un saludo y un ofrecimiento: “Buenos días, ¿en qué puedo ayudarle?”

Dentro de esta línea del lenguaje entre la admon. y los admonestados no es del todo infrecuente recibir por respuesta otro sonido más concreto que el anterior y parecido a “¡Uff!”, que se traduce por: “¿Qué me está diciendo usted?”, “¡Eso es muy difícil!”, “Aquí no es” o similares, dichas todas esas frases con el tono suficiente para que el llamador interprete que ha perdido la chaveta y que es un indocumentado.

La alternativa en este último caso, como en el anterior, es también muy sencilla: “Por favor, diríjase a…”

La huella neuronal

Viernes, 7 de Marzo, 2014

Viaje al centro de Carcaño

Miguel Carcaño es el hombre que más ha mentido a la Policía española y posiblemente el que más gastos ha ocasionado a la caja común con sus falsedades sobre la localización del cadáver de su víctima, Marta del Castillo. Su nombre figurará para siempre en la lista de los enemigos públicos número uno gracias a una escalada de delitos que es capaz de realizar incluso desde su detención.

Él parece haber asumido de buen grado esa condición de miserable fomentándola en cada nueva oportunidad. Sin embargo ayer ha permitido que se le coloque el gorro encefalográfico para ser sometido al test de la verdad, cuyos resultados se esperan con esperanza y escepticismo a partes iguales.

Esperanza, porque si el test está bien realizado, nadie escapa a su dictamen; escepticismo porque Carcaño ha demostrado ser un avezado mentiroso, pues aunque mantenga que no lo recuerda, sí señaló seis o siete veces falsas localizaciones.

Como en los cinco años largos que dura el caso se han podido escuchar especulaciones de todo tipo, algunas de las cuales conllevan implicaciones institucionales, el test de ayer adquiere doble o triple significación: para el asesinato en sí, para los rumores y para la propia ciencia jurídica que incorpora a sus métodos lo que ha venido en llamarse la huella neuronal, es decir, el área de conocimiento que testigos o acusados pueden guardar dentro de su cerebro de forma inconsciente, sin que su consciente lo sepa.

Freud asistiría encantado a la prueba de Zaragoza y con él todos los interesados en que los delitos tengan cada vez menos rincones donde guarecerse.

Además de un lugar en la historia del crimen, el nombre de Carcaño puede figurar también en otra mucho más interesante y positiva.

Madrid – Barça

Jueves, 6 de Marzo, 2014

Haciendo la pelota al Barça

Está siendo muy comentado en ambientes extradeportivos el rendido y encomiástico homenaje que el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, ha ofrecido al Barça en forma de artículo periodístico, precisamente cuando la sociedad catalana lucha contra el estigma del fraude en la contratación del jugador Neymar y en sus relaciones con la Hacienda.

Entre otras cuestiones menores, sorprende ante todo que un miembro del ejecutivo salte al ruedo para posicionarse en la defensa de un caso cuya última solución está por ver, y que lo haga con tanta vehemencia al lado de la inanición mostrada en otros casos de grandes aportadores al deporte español, como por ejemplo Rafael Nadal, en sus problemas con el fisco.

Como Miguel Cardenal no es ningún piernas, ni Rajoy un forofo descabezado que bebe por donde soplan los vientos blaugranas, sino más bien los merengues, solo nos queda pensar que el polémico artículo laudatorio ha sido escrito con total premeditación y sin ánimo de alevosía, a fin de que todos sepamos, y en especial los barcelonistas sepan, que no existe ni el más mínimo ánimo político contra el Barça. Que un secretario de Estado es capaz de renunciar a posiciones equidistantes y mojarse en reconocimiento a la entidad culé porque es “més que un club”, porque no está el horno para más bollos, porque es tan España como el que más, porque todos nos queremos mucho y porque lo cortés no quita lo tributario.

Se quiere que se sepa y que en Can Barça comenten lo majos que son estos mesetarios _ aunque Cardenal sea de Bilbao _, pues el hecho de que el club sufra la vigilancia del fisco no es sinónimo de que existan inquinas contra él. Todo lo contrario, hay una sonora discriminación positiva. Y Del Nido, al trullo.

La medida del conflicto

Miércoles, 5 de Marzo, 2014


Crimea, tan pequeña y tan ansiada

Los chistes, como las opiniones, son libres, pero la gracia que desencadena el proceso del humorismo no siempre está relacionada directamente con la voluntad de provocarla.

Hay comentaristas con una clara tendencia a la comicidad. Por ejemplo, Sostres casi siempre la consigue, pero lo suyo es intencionado. Va en el estilo. Provoca y busca que de la provocación surja la sonrisa. O incluso el odio que muchos le profesan. Le da igual. Él va en recto a conseguirlo.

También está en esa línea Alfonso Rojo, que tiene una tendencia innata al gag en cada párrafo. O Graciano Palomo, que mezcla a la perfección sus fuentes bien informadas con el humor de Buster Keaton pasado por Burgos. O Ricardo Martín, que es capaz de abrir la boca con un chiste para defender al PSOE aunque él se esté ahogando.

El caso de Pilar Rahola es distinto. Ella se cree graciosa, pero no. Dios no le ha otorgado el don hilario. El único que se lo veía era Jordi González, quizá por paisanaje.

Sin embargo, cuando no lo intenta puedes tropezar en su obra con auténticas masterpieces del humor periodístico; ya saben, obras maestras dicho en cursi. Sin ir más lejos hoy, martes de Entroido, ha sido uno de esos días.

Influenciada sin duda por el sarcasmo de Momo que preside la jornada, escribe a sus lectores sobre Crimea y les ilustra de su tamaño diciéndoles que es una península “más pequeña que Cataluña”, lo cual no impide que se esté armando allí un follón de categoría.

No hace falta añadir nada más para la gracieta. Si nos atenemos a tamaños, lo de Crimea es una broma comparado con la ciclogénesis insurrecta de Cataluña.

Lo dicho, la gracia a Rahola hay que saber buscársela.

Dejaciones

Martes, 4 de Marzo, 2014

La Junca y la prueba

A María Díaz, La Junca en la tele y La Vikinga en los escenarios, un hatajo de hitlerianos estuvieron a punto de partirle la cara cuando salía de ver un encuentro de fútbol entre equipos asturianos. De hecho un puñetazo le alcanzó la mejilla y no hubo más contratiempos porque la mujer también les enseñó los dientes.

En el relato de los hechos que ella misma realiza, la agresión se produce porque la confunden con un travesti. Es igual, la agresión se produce porque esta sociedad descuida la formación de ciudadanos y propicia que por doquier florezcan grupos convencidos de que su ignorancia es una opción como otra cualquiera, que por algo vivimos en una democracia.

De cómo llegamos a este genial descubrimiento no es ningún arcano difícil de desentrañar. Todo lo contrario, es la consecuencia lógica de un largo proceso de dejaciones, confusiones, egoísmos y relativismos que el día de mañana estudiarán los sociólogos en medio de graves lamentaciones, como de hecho lo están haciendo ya.

Hace unos cinco años regresaba a Lugo uno de los muchos vecinos que en su día marcharon a trabajar fuera, concretamente a Suiza. En El Progreso se le hizo una entrevista y en ella, con toda la ingenuidad del mundo, pero también con todo el valor que tenía su testimonio, el hombre dijo algo así como que “en Suiza las leyes están para cumplirse”. A aquel lucense le pareció que estaba haciendo una revelación espectacular, porque después de comparar lo que ocurría en su país de adopción y en el de su origen, no podía por menos que resaltarlo, de la misma forma que los turistas vuelven de París diciendo que los franceses se besan tres veces para saludarse.

Era un rasgo chocante y él lo contaría también a su regreso. ¿Sabéis una cosa? En España las leyes están para no cumplirse.

Audímetros

Lunes, 3 de Marzo, 2014


David Fernández en Polònia

Los últimos datos sobre audiencias televisivas en Cataluña se analizan con el mismo interés que una encuesta preelectoral. La Voz kids ha derrotado a Polònia, o lo que es lo mismo, un programa español en castellano derrota a un programa catalán en catalán.

La noche del jueves se presentaba muy musical. En Polònia cantaría David Fernández, el diputado de Rato y la zapatilla _ bueno, su sosias _. También salía el Rey, la infanta Cristina y su abogado. Luchaban contra las españolistas La Voz y Tu cara me suena. Uff. Qué tensión. Y perdió Polònia.

Tal como se miden las audiencias y dado el proceloso sistema para establecer esas décimas de diferencia que retumban en los despachos perjudicados como barrenos de mina si son contrarios, o encumbran a sus ocupantes si son favorables, quienes no están en la lucha de las televisiones tendrían que recibirlas con relativismo kantiano, de Kant, no de Kantar Media, que es la empresa que las mide.

Pero como veníamos de reconocer que las audiencias en Cataluña estaban infladas desde el 2001, con muchos más audímetros a favor de los catalanohablantes; y como Kantar Media prometió corregir el desajuste, el resultado se ve ahora como un reflejo más fiel de lo que es la sociedad catalana y no la que nos quieren vender con la mentira por bandera.

La noticia no habrá gustado entre los muñidores del soberanismo, como no gusta ninguna que no avale sus tesis de la mayoría ávida de independencia, claro.

Si a eso añadimos los problemas de financiación y los líos del convenio de la propia Tv3, se comprenderá mejor que los datos hayan caído tan mal y tan inoportunos.

“Antes se nos ocultaban”, dice un lector. No. Antes se maquillaban, que es más sutil.

Cerca de las estrellas

Domingo, 2 de Marzo, 2014

¡Cuánto sitio para corromper!

Se han encontrado 700 nuevos planetas de 300 sistemas solares, planeta arriba o abajo. Quizá la cifra sorprenda a los que viven en el ajo astronómico porque llevan la cuenta a rajatabla, pero a los que no estamos en el detalle, la noticia nos deja un poco fríos porque quien más quien menos ha imaginado un universo plagado de miles de billones de planetas, no solo de cientos.

Incluso, en esas fantasías particulares, lo hemos llenado de materias desconocidas hasta ahora, de magnitudes incalculables y de cuerpos inclasificables, distintos a los satélites, los planetas y las estrellas.

Todo cabe porque nada es definitivo, ni en las latitudes más alejadas, ni en la propia Tierra, que guarda tantos secretos por descubrir.

Se han clasificado 700 nuevos planetas y lo celebramos, por si éste se pone especialmente insoportable. Dicen que África se está cuarteando y que pronto, en unos cuantos millones de años, la formarán otra vez dos continentes o tres. Es decir, que allí el separatismo va en serio, con movimiento de placas tectónicas y todo.

Las preguntas que sugieren estos avances del conocimiento abordan sobrecogedoras incógnitas. Por ejemplo, una vez que lleguemos a los nuevos planetas, ¿estarán allí Pilar Rahola y el resto de mariachis asesores para hacerse con el suelo? ¿Estará Urdangarín para organizar los juegos interplanetarios? ¿Guardará Bárcenas el dinero en un banco de Ganímedes? ¿Nos espera otra UGT galáctica para llevárselo crudo en EREs y cursillos? ¿Nos hará creer Jordi Évole que en realidad jamás aterrizamos en la Luna?

Los científicos no son capaces de despejar tan arduas cuestiones. Solo nos dicen que hay 700 planetas hasta ahora desconocidos y a algunos ya se les han puesto los dientes largos para organizar un atraco sideral.