Archivo de Febrero, 2014

En La Haya

Martes, 18 de Febrero, 2014

Los compañeros de viaje acaban molestando

Al margen de las cifras que la Coordinadora de Víctimas presenta ante la Corte Internacional de La Haya para razonar el genocidio de ETA _ número de atentados, de asesinatos cometidos, de los frustrados, de los niños inmolados y de toda la sangre susceptible de ser cuantificada _, el informe debería contener también, y quizá lo haga, la contaminación que ETA produjo en el debate político de todo el Estado sobre el uso y validez de la violencia.

Las consecuencias de esta última y nefasta influencia son visibles en la sociedad de hoy, precisamente cuando más se alardea de que ETA ha dado por finalizado su dictadura del terror, porque sus brazos se extienden a donde, sin parecerlo, pueda seguir haciendo el mayor daño posible a la convivencia de los españoles.

Se descubre ahora con inocencia pueril, que ETA y su engrasado equipo de fabricar conflictos, están dando cobertura y apoyo a grupos ansiosos de imitar sus métodos en otros lugares, a la vista de los excelentes resultados que se consiguen y del aplauso bobalicón de una sociedad que camina alegre a ser sometida por el nacionalsocialismo, que como ya sabemos, no admite más que un pensamiento y un poder.

En ese camino encontró, antes y ahora, tontos útiles y compañeros de viaje que creen obtener ganancia en la ganancia del enemigo, aunque éste solo espere el momento oportuno para dar rienda suelta a su particular noche de los cristales rotos, de los cuchillos largos o de la matanza de san Valentín.

El genocidio que se reclama en La Haya es mucho más profundo del que se puede expresar con el número de las víctimas, porque a diferencia de los que forman parte de la historia, el de aquí no ha hecho más que empezar, y a lo peor, en La Haya no son tan listos como para verlo.

Carta al troll

Lunes, 17 de Febrero, 2014

Al final son menos brutos y más perversos

Querido troll:

Siento comunicarte que te han pillado. Hasta ahora vivías en la sombra haciéndote pasar por una especie de justiciero enmascarado, un Zorro cobarde y ridículo, pero revestido del nimbo que siempre acompañó a los Luis Candelas y a los Batman en calzoncillos. Se te acabó el chollo. Cúidate de hacer más el troll, porque van a por tí. Te localizarán y te meterán… ¿en una cárcel? No, en un hospital.

Los llegaste a preocupar, claro. Un comportamiento tan zafio y miserable como el tuyo no podía ser el de un ciudadano con todas las tuercas bien apretadas. Por eso se unieron los especialistas de tres universidades canadienses, las de Winnipeg, Manitoba y Columbia Británica, para averiguar quién demonios eras y qué mecanismos funcionaban en tu cerebro para actuar con tanto desequilibrio.

Los resultados estaban cantados, pero no por ello son menos valiosos. Ahora ya sabemos a la luz de la ciencia que eres un sádico, psicópata y maquiavélico, digno de lástima y de cuidados. Quizá tengas suerte y cuando te localicen, en vez de una multa, te pongan una bata y te lleven con ellos a tranquilizarte. Algo comiste que no te sentó bien.

Todos lo hemos dicho más de una vez cuando se hablaba de ti. Solo una persona con desarreglos cerebrales puede erigirse en troll profesional, de ésos que miden sus días sobre la Tierra por el número de maldades que son capaces de llevar a cabo. Lo habíamos dicho, pero ahora lo diagnostican. A ver si quedan plazas en los hospitales.

Nota para despistados.- Se conoce como troll a quien publica mensajes provocadores, sin sentido o insultantes, en un foro, chat o blog de internet, con intención de molestar e indignar a quienes participan de buena fe en ellos.

Catalana y con bombo

Domingo, 16 de Febrero, 2014

La prensa internacional se rindió a la madre ministra

No dudo que Joaquín Leguina haya mojado su cálamo en tintas gruesas con objetivos más elevados que hacer astillas de los años que Zapatero pasa en la Moncloa, un trabajo demasiado fácil para un socialdemócrata outsider como él, teniendo en cuenta además que las astillas ya reposan, casi todas, bien colocaditas en las banastas de la historia.

Si su libro se titula Zapatero, el gran organizador de derrotas. Historia de un despropósito, se debe a razones comerciales, porque el expresidente vende bien entre aquéllos que todavía no se explican cómo pudo ser lo que fue.

Zapatero y su presidencia son la percha donde Leguina quiere colgar sus reflexiones sobre las reformas que el sistema de partidos necesita para salir del marasmo, aunque lo primero que ha saltado de sus páginas ha sido la percha, como era previsible. Y es que la anécdota, sucedido o churro tiene miga.

Como no se trata de reproducir lo que Leguina cuenta, bástenos saber aquí que cuando Zapatero busca un sustituto de Alonso en Defensa, quiere una mujer a toda costa para dar el bombazo. Piensa en Elena Salgado, pero se cruza Barroso en medio y dictamina, más o menos: “Para bombazo, mi mujer; que además de pertenecer al género, es catalana y está embarazada”.

Aquel desinteresado consejo suena a gloria en las orejas del mediático presidente y Chacón se eleva a ministra de Defensa. Mujer, catalana y con bombo. Más requisitos no se pueden reunir en una sola persona para ocupar ese cargo. En el mundo de Pin y Pon que fabrica Zapatero la felicidad es completa. Su carrera por convertirse en el presidente más original desde que Calígula nombra a su caballo Incitatus cónsul de Bitinia, había dado un salto espectacular.

Eutanasia para todos

Sábado, 15 de Febrero, 2014

Con el Atomium se veía venir

Ya escucho el íntimo orgullo con el que padres belgas y holandeses se dirigirán a sus hijos dolientes con el fin de informarles que nada se puede hacer para evitarles su sufrimiento, pero que sus parlamentos respectivos, en su divina magnificencia, han previsto para ellos lo que otros países retrógrados no tienen, la eutanasia infantil, gracias a la cual pueden morirse mucho antes de lo que le correspondería por la enfermedad, ahorrándose así el dolor, engorrosos trámites hospitalarios, noches en vela, turnos de guardia, molestias sin cuento y gastos cuantiosos al erario.

Pensemos también en los niños que aún no han cumplido los doce años y que por lo tanto no podrán acogerse a la norma. Cómo suspirarán sus padres para que vuele el tiempo y cumplan pronto la docena y con ella el derecho a decidir. ¿Qué les regalarán de cumpleaños? ¿Una eutanasia a estrenar?

Cuanto antes se acabe su padecimiento, antes podrán ellos reintegrarse en el tejido productivo del país, ir al cine por las noches y tomar cerveza en amable compañía.

Tienes suerte, hijo mío, de vivir en un país tan sensible a tus padecimientos; pues permite que te mates sin que caiga sobre nosotros, tus amados padres, responsabilidad penal alguna.

Piensa en los miles de niños que ahora mismo vivirán tu misma situación sin futuro, sin esperanza. En cambio a ti te vamos a poner una lápida como la del abuelo, que como sabes, también murió de eutasiana senil. Nosotros mismos, en cuanto tengamos el mínimo enfisema, nos haremos la eutanasia para que el Estado no tenga problemas con las camas hospitalarias, que las están ocupando los mahometanos, porque ellos sí que no se matan tan pronto. ¡Qué Estado tan moderno tenemos que ni belgas quedan! Compréndelo, es por tu bien.

Se ve el órdago

Viernes, 14 de Febrero, 2014

A veces, ni con éstas se echa órdago

Los más benevolentes dicen ahora que a los Raholas, a los Tardás y demás comparsa se les ha ido el discurso de las manos, cuando la realidad es que nunca lo tuvieron. Al menos, nunca un discurso coherente, lógico, atractivo y bien asentado, sino otro que se distinguía por ser zafio, burdo, mentiroso y enloquecido.

Ellos son los primeros en saberlo porque a su lado no han conseguido sentar ni a un dirigente internacional de postín, ni a un representante de la élite intelectual catalana, que es muy potente y muy reconocida por todos los españoles como primeros espadas tanto en el ámbito médico y científico, como en el empresarial, literario, artístico o deportivo.

Eso sí, de alguno de ellos se puede decir que se mantuvieron callados demasiado tiempo, que dejaron hacer sin expresar su disconformidad con la deriva y que los golfos apandadores interpretaron ese silencio bajo la premisa de que quien calla, otorga.

Creer que el lema, una lengua, una nación, es un síntoma de modernidad y no un absurdo de rescoldos franquistas; o calificar de nazis a los empresarios alemanes asentados en Cataluña, son algo más que discursos descarrilados. Son pruebas de que nunca hubo mucho seso en el envite y de que el órdago se echaba sin cartas que lo respaldasen, salvo la manipulación histórica y la pasión histérica.

A medida que se acercan los plazos marcados por ellos mismos se advierte el aumento gradual del nerviosismo y de la descomposición, quizá porque a la par crece el convencimiento de que la jugada no se puede saldar sin que alguien pague el desaguisado.

Y ya se sabe que cuando te ven un órdago sin cartas, pierdes lo que hayas apostado y te retiras.

Odisea en el espacio

Jueves, 13 de Febrero, 2014

Ya estamos cerca

Un espectador tira un mechero y le da a Ronaldo. Otro de Almería tira un perro y no le da al árbitro por poco. Las proabortistas le tiran sostenes a Rouco y en Gamonal arrojan piedras contra casi todo. A Garzón le boicotean la conferencia con pancartas de torturador y Amaiur se las lleva al Congreso para que no los confundan con diputados españolistas de ésos que usan corbatas y nunca se ponen camisetas reivindicativas.

El ejemplo cunde y cualquiera se siente legitimado para tener en esta vida sus cinco minutos de gamberrete. Solo es necesaria una premisa, que no nos guste lo que hay delante. Podemos ser uno, siete o mil. Podemos estar llenos de razón o tener la cabeza a pájaros; ser presidentes de la Generalitat o colchoneros; víctimas de un expolio o de trastornos transitorios. El objeto de nuestra inquina puede estar protegido por la Constitución, por el Código Civil, por el de Hammurabi o por la Biblia.

Da igual, ya decimos que el único requisito es que no nos guste, porque nosotros somos muy chulos, tenemos una información del copón bendito, sabemos más que nadie y además, esto es una democracia, palabra de origen griego que significa ancha es Castilla, como todo el mundo conoce desde párvulos.

Usted no sabe con quién está hablado, decían antes los prebostes engreídos y soplapollas. Hemos avanzado mucho y ahora ya lo decimos todos. Así da gusto, nos hemos igualado al ras del pithecanthropus officinalis, y a poco que sigamos la ruta emprendida llegamos a mono antes de que salga la octava generación del iPad Mini con pantalla Retina.

Ya lo decía Kubrick en su famosa escena de la Odisea, pero no la entendíamos hasta ahora. Los monos tocando la tableta negra no era el amanecer del hombre, sino su destino.

La crecida del Nilo

Miércoles, 12 de Febrero, 2014


_Pues sí, Mariló; desde Mosteiro se ven las pirámides

Las próximas generaciones de escolares estudiarán que tres lugares se disputan ser las fuentes del Miño; a saber, el Pedregal de Irimia en Meira, Fonmiñá en A Pastoriza y Nyungwe en Ruanda.

Al menos eso debieron pensar los espectadores que seguían el programa de Mariló Montero cuando ella decide conectar con su enviada especial en Velle, Ourense, para conocer qué tal anda la crecida del Nilo para que la audiencia se entere.

Los dos nombres constan de cuatro letras, las dos vocales coinciden, las crecidas del Nilo son proverbiales y las del Miño amenazan con serlo. Ya lo dijo Carmiña Burana, no soy persona hasta que pasa la mañana.

Lo que ocurre es que Mariló no tiene perdón de Dios. Trabajó con Pío Núñez, que nació en Azúmara de Castro de Rei, cerca de donde el río de ese nombre vierte sus aguas al Miño; y también con Fernando Ónega, natural de Mosteiro, como saben todos los españoles porque él lo dice con profusión. Mosteiro está más cerca del Azúmara que la cuna del propio Pío. Algo le habrán dicho ambos al respecto. No me imagino yo a Fernando contándole que de niño se iba a bañar al Nilo.

Aunque la verdad sea dicha, no solo los humanos nos equivocamos. Las máquinas también. Recuerden que el violonchelista chino-francés Yo-Yo Ma actúa en Galicia bajo el nombre de Eu-Eu Ma porque un programa automático de traducción al gallego no fue capaz de distinguir el nombre común del propio.

Lo sustancial es que llueve sin parar y que el Miño amenaza la prealerta. Bueno, en algunos lugares no la amenaza, la anega directamente.

¿No podríamos venderle algo de agua al Nilo, como sugiere Mariló entre líneas?

La herejía de Paco

Martes, 11 de Febrero, 2014

Paco en pantalla

Tiene buena memoria Paco Vázquez cuando recuerda que en la transición íbamos a escuchar los mítines de todos los partidos, al margen de que hubiese o no afinidades previas. Para eso estaban; para conocer a sus líderes, saber lo que decían y decidir en consecuencia.

Pero eso pasó a la historia. Ahora los mítines son actos de íntima afirmación propagandística con y para simpatizantes que saben de antemano lo que les van a decir. Ya nos conocemos y no anda uno perdiendo el tiempo por las plazas de toros aunque repartan bocadillos. Van los que tienen que ir y gracias.

El caso de Paco Vázquez no es el de un militante cualquiera, ni las circunstancias de su posible falta son de menudeo. En primer lugar, no era un mitin, sino la presentación del Movimiento Ciudadano que aspira a convertirse en partido; lo cual, desde el punto de vista del PSOE, casi es peor, porque le da alas a un pájaro que aún no las tiene.

Vázquez no fue a escuchar a Rivera mezclado entre el público expectante. Se sentó a su izquierda, que estando el Papa presente, es sitial indicado para el camarlengo de los cardenales o dignidad pareja, como bien sabe el embajador.

Por otra parte, nos informan que su presencia a la ribera de Rivera fue anunciada en tiempo y hora a sus superiores jerárquicos del partido, para que a nadie pillase de sorpasso. Les dijo que iba a ir, ¿pero también les dijo que estaría tan cerca de las fotos?

Más preguntas. ¿Le quedan horas a Vázquez dentro del PSOE? Eso es lo que le reclaman a Moncho los más furibundos enemigos de Paco, que reunidos frente a los ventanales de la Secretaría General, gritan a coro:

_¡Expediente, expediente! _, versión civil del grito adversus herejes: ¡Anatema, anatema!

Gabinete Cagari

Lunes, 10 de Febrero, 2014

Meditando si van o no a la moda

En alguna parte tienen que haber instalado un laboratorio secreto _ uno de ésos en los que a la puerta te escanean el ojo antes de entrar _, donde se inventan tontadas para que la gente pierda el raciocinio, o directamente, para que se mate sin darse cuenta.

Así se explicaría la furia de saltar desde un balcón a otro en los hoteles, o de tirarse a las piscinas cuando están vacías; con lo fácil que resulta tirarse al asfalto sin buscar otra disculpa.

A los muertos que producen ambas prácticas se suman ahora los que ocasiona el NekNomination, que consiste en retar a un amiguito de Facebook a que se beba cualquier veneno que se nos ocurra. Lo bebes, lo demuestras, y si no la palmas, puedes retar tú a otro. Así hasta que solo quede uno, al que llamaremos el listo.

Sin llegar a resultados de muerte, también tuvo que salir de ese laboratorio la moda de perder el culo por hacerse selfies, o sea, fotografiarse a uno mismo, solo o en compañía de otros. Hasta Obama en el funeral de Mandela nos demostró el irresistible poder de la soplapollez. Pero como todo en esta vida es mejorable, de los selfies hemos pasado a los belfies, que es lo mismo, pero en vez de dirigir el objetivo a la cara, nos lo dirigimos al culo. ¡Haber empezado por ahí!

Para que no digan que los medios no colaboran, hay periodistas que se preguntan si esto es una moda o una solemne estupidez. ¡Ah! ¿Pero es que hay alguna diferencia?

También está el movimiento Sobaquember, que preconiza no depilarse las axilas, como si para hacerlo necesitásemos crear una escuela filosófica; o el Movember, para que los hombres nos dejemos bigote en noviembre; o el bikini bridge, para que la mujer deje aire entre la braga y la cadera.

Vamos, que el laboratorio no para.

Tirso revisado

Domingo, 9 de Febrero, 2014

La obra de ayer

Llamar a la infanta para que declare es una contradictio in terminis. Y nos explicamos. Si buscamos la etimología de infanta, encontraremos que significa “la que no habla”, tal cual suena. “La muda”, para que no quepan dudas.

También es “la que va a pie”, porque muchos años después, a las tropas que sirven de escolta a infantes se les dice, por simpatía lingüística, la infantería. Siempre fiel, claro.

Coincidamos por tanto que infanta es “aquella que no habla y va a pie”. Pues ayer tuvo su día. Declaró y fue en coche. Lo que ha de hacerse, que se haga, aunque contradiga las raíces.

De lo que dijo trasciende: no saber de Aizoon más que de oídas, amar a su marido con fe supina, confiar en él a ojos cegarritas y saber que a su padre no le gustaba el entramado. Se deduce por tanto que es buena esposa, mala financiera, hija rebelde y antítesis del protagonista del drama de Tirso de Molina, “El condenado por desconfiado”. Ella sería, en todo caso, condenada por confiada. Al juez le queda dictaminar, como a Tirso, entre la verdad y la apariencia.

En los alrededores, nada de particular. El típico grupo de pancartistas que siempre se cita en estos actos jurídicos, como los ujieres, los procuradores y la señora de los ojos tapados con la balanza en las manos. Al verlos tan puntuales, con sus banderas y sus pareados, llegas a pensar si tendrán sueldo oficial, como el de las plañideras en los entierros, o la claque en los teatros.

Si dentro están el juez, la imputada, el ministerio fiscal y la defensa, éstos de afuera ¿quiénes son? ¿Los que se paran en las obras para ver cómo trabajan otros? No. Son pescadores de imágenes sueltas, entretenimiento de fotógrafos, que de tantas horas a la espera, apuntan a todo lo que se mueve.