Archivo de Enero, 2014

Centímetros

Martes, 21 de Enero, 2014

La encuesta

Desde el pasado siglo, en los países occidentales rigen dos criterios para establecer los centímetros cuadrados de piel que una mujer puede mostrar en público, los dictados de la moda y la voluntad de individuo, dentro de otras limitaciones impuestas por ley de acuerdo con el tipo de espacio que se considere público.

Esto es así en líneas generales, aunque siempre queda un margen para ir un poco más allá y conseguir que el desnudo se convierta en arma de activistas, como en el caso de Femen, o de provocadoras comerciales, como el caso de Miley Cirus.

Consciente de que esta situación no existe en los países islámicos, la Universidad de Michigan quiso transformar en cifras porcentuales la superficie de piel _ ojo, solo del rostro _, que estaban dispuestos a permitir las sociedades de siete países islámicos (Túnez, Pakistán, Egipto, Turquía, Irak, Líbano y Arabia Saudí), donde el mandato religioso se funde con la propia idiosincrasia y ambos forman un magma difícil de diseccionar.

La encuesta propuso una escala de siete cabezas de mujer, desde el burka absoluto con rejilla impenetrable a la vista, hasta el pelo al modo occidental, pasando por el burka de mínima ventana sin reja o niqab, el chador, al-Amira, y hijab.

El resultado permite varias lecturas. Como por ejemplo, establecer sin lugar a dudas que el país del burka por excelencia es Arabia Saudí, donde el 74 por ciento de los consultados consideran que la mujer solo debe presentarse en público completamente tapada o con una mirilla de apertura para facilitarle la visión directa de lo que tiene alrededor.

En el extremo opuesto, el Líbano, donde existe el mayor porcentaje de católicos y donde el rostro liberado roza el 50 por ciento de aceptación.

Mas íntimo

Lunes, 20 de Enero, 2014

Gamonal en versión Mas

El president al descubierto. Todo indica que Mas habla castellano en la intimidad y que ha colgado un poster de Cristiano Ronaldo con el Balón de Oro, visible al abrirse el armario de las camisas. También le prometió a su mujer que cuando vayan a Madrid para hablar con Rajoy, la va a hacer emperatriz de Lavapiés y en Chicote le dará un agasajo postinero.

Ah! Al mismo tiempo se ha descubierto que en la intimidad recela de que se vaya a celebrar la consulta, e incluso la Diada del año que viene.

Tras la votación de esta semana en el Parlamento catalán, a Mas solo le quedan por vivir este año jornadas amargas, jornadas en las que se deshilachen sus fantasías y se amolden al mundo real, el del paro, los recortes y la lucha diaria por los garbanzos.

Como se ha alejado tanto y tanto de él, lo previsible es que se pegue un importante tortazo político, al margen de que las ansias de secesión creadas por él y los suyos tengan otro recorrido.

La red lanzada en busca de apoyos internacionales regresa cargada de agua, salvo por un alevín de tapaculo llamado Picardo, que devuelve así el apoyo de Albinyana a la causa gibraltareña contra España. No se puede decir que la pesca haya sido abundante ni significativa.

Para lamer sus heridas Mas ha preparado un bluff mediático bautizado como el Tricentenario de 1714, en el que piensa enterrar todos los dineros que bien vendrían para otras muchas necesidades. Algo así como Gamonal, pero en su caso, con el beneplácito de sus seguidores, abducidos por el espejismo de creer que realmente en 1714 unos catalanes se enfrentaron a los españoles, cuando todos los demás sabemos que aquello fue la guerra de sucesión entre austrias y borbones.

Es decir, Mas de lo mismo.

Violencias

Domingo, 19 de Enero, 2014

La violencia del no hacer

Maduro ha descubierto las telenovelas como el origen de la violencia que azota Venezuela y ya está pensando cómo hacer para que en los guiones se quieran todos a rabiar, para que el chico solo encuentre facilidades en su noviazgo y para que a la chica la amen todos. Por orden, claro. No como Hollande.

Mientras redacta la nueva normativa, los guionistas la aplican a sus obras, se rueda el culebrón, se emite en horario vespertino y el mensaje cala en la sociedad bolivariana, pueden pasar unos 115 años, tiempo suficiente para que Maduro ya esté dedicado al cultivo de la malva.

Este presidente parecía inmaduro, pero es un águila.

En España estas cosas no pasan. Las telenovelas tienen poca influencia en los comportamientos violentos, porque en ellas no salen casi nunca contenedores ardiendo, ni escaparates destrozados. Aquí esos comportamientos están escritos en otras obras sobre violencia estructural y descienden considerablemente cuando la derecha se aleja del poder, haya o no haya muchos culebrones en antena.

La violencia se ejerce de muchas maneras. Desde la tribal y primitiva de las maras que tiene Maduro incrustadas en la sociedad _ y a las que las telenovelas les importan un pimiento _, a la planificada fríamente con fines políticos, que es la nuestra, pasando por todo el abanico de formas violentas individuales, comunes a la humanidad.

Queda por señalar la violencia que no se ejerce, pero que ocasiona las terribles diferencias entre los países, como por ejemplo, que la esperanza de vida en unos sea de 40 años menos que en otros, como denunciaron hace poco dos sociólogos ingleses, Marmot y Wilkinson.

Y contra ésa apenas se lucha, salvo mediante heroicidades personales de un puñado de altruistas. Ésas sí que son telenovelas.

Perséfone

Sábado, 18 de Enero, 2014

Hermoso asfódelo

La cosa está entre pedir un gobierno provisional formado por quienes no ganarían unas elecciones ni con la tele a favor, solicitar un Estado provisional con fronteras móviles para trasladarlas con facilidad los fines de semana, o volver a plantar asfódelos en Gamonal.

Todo es un disparate, pero de las tres opciones, la última es la que menos. Gamonal fue un campo donde crecían a la luz del sol y poco más los gamones, hermosa planta forrajera que los griegos tenían en mucho aprecio por la belleza de su flor y porque era lo primero que crecía en primavera.

De ahí a hacerla símbolo de Perséfone en su renacer tras el invierno pasado con Hades, media un chisco. Ellos, que no las llamaban gamones, sino asfódelos, también las asimilaron a los muertos, por aquello de salir tan rápido de la tierra. Por eso hicieron que creciesen en los cementerios.

Ahora se quiere hacer de Gamonal, el barrio que se construye sobre asfódelos, símbolo de la república bulevariana de España. Así, con dos gamones.

Quizás por eso los esforzados gamberros madrileños que estaban en sus casas a la espera de un símbolo, cuando oyen la trompeta de Perséfone cual banderín de enganche, se lanzan a las calles al grito de: “Yo también soy Gamonal”, que parece el defensa central del Burgos, pero ya vemos que no.

Y entre que nacen los asfódelos y que se va pasando el invierno, crees que ya es primavera en El Corte Inglés y de paso que coreas la consigna, te das un garbeo por la planta baja, por si hubiese un pasamontañas mono que haga juego con el uniforme de correrías, que esta temporada viene de negro total, negro asfódelo que le llaman.

En Galicia la planta cambia hache por acento y hay gente que dice: has fodelo.

Esto se avisa

Viernes, 17 de Enero, 2014

Vean a la Reina votando de manga corta

El Parlamento catalán, al menos los diputados que ayer votaron afirmativamente, interpreta que la Constitución fue inspirada por el espíritu de la contradicción y que en sus artículos anidan todas las dicotomías habidas y por haber; esto es, la afirmación de un principio y su contrario, resultando entonces que fue igual haberla escrito, como no.

La petición que se dirige al Congreso pretende dinamitar la Constitución mediante uno de sus artículos, el 150.2, que dice: El Estado podrá transferir o delegar en las Comunidades Autónomas, mediante ley orgánica, facultades correspondientes a materia de titularidad estatal que por su propia naturaleza sean susceptibles de transferencia o delegación. La ley preverá en cada caso la correspondiente transferencia de medios financieros, así como las formas de control que se reserve el Estado.

Si el 150.2 legaliza la secesión, se habrá cargado otro artículo muy anterior, el 2, que dice: La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.

Resultando por todo ello que en 1978 habríamos votado agua de borrajas, el Sí y su contrario al mismo tiempo; el prietas las filas y el ancha es Castilla, el no nos moverán y el pasen señores pasen, el tengo unos principios y el pero si no les gustan tengo otros.

Esto se avisa, porque sabiéndolo, aquel 6 de diciembre de 1978, como habían subido las temperaturas de forma extraordinaria gracias a un aire sahariano ascendente, se podría haber aprovechado para salir al campo con la familia, una tortilla de patatas y una ensalada.

Jamás fueron necesarias alforjas para semejante viaje.

La rampa

Jueves, 16 de Enero, 2014

Horrach y Castro, sobre la rampa

La implicación de la infanta Cristina se sustancia en la rampa, La conga es de Jalisco; la raspa, de Veracruz y la rampa, de Palma de Mallorca.

¿Debe bajar la rampa la infanta? ¡Como todos!, grita la lira con indómito cantar. Pero resulta que no es como todos, porque ni todos la bajan, ni la rampa está incluida en ningún procedimiento legal de un Manual de paseillos para implicados con rampa, banda y música.

La rampa la inventó el juez Castro con su birrete. La señalaba para el 8 de marzo, que era sábado, y la adelanta al 8 de febrero. Mismo día de mes, mismo día de la semana.

Tras investigaciones realizadas en instancias cercanas a la Audiencia de Palma, los sábados son los días de la rampa, porque la gente libra y el coche no se acerca hasta las puertas, si no es a patas.

En algún lugar se explica que la elección del sabbat para el señalamiento se debe al objetivo de no hacerlo coincidir con otros que tendrían los numerosos abogados el resto de la semana, como diciendo que no es por la rampa, sino por el fuero. Trato de favor, no a la infanta, sino a los abogados. La trampa rampa, que le llaman.

¿Qué pasaría si es el viernes 7? Con los pocos datos recabados después de recibir un curso acelerado de rampística palmera, se puede afirmar que no pasaría nada porque no habría rampa. Dicho todo con suma prudencia, porque parece ser que en Palma ocurren cosas distintas a las propias de otras audiencias desrampadas.

Lo mismo se puede decir sobre el peligro de estigmatizar al personaje, pues los hay que gastaron sus argumentos jurídicos en evitar que Felipe González sufriese sus efectos en el caso GAL, por ser presidente del Gobierno, pero se los niegan con inverso ímpetu furibundo a la infanta, vaya usted a saber por qué.

Los otros

Miércoles, 15 de Enero, 2014

Un mapa de hace ocho años premonitorio

Los incendiarios toman el burgalés barrio de Gamonal y toman lo que haga falta porque se le ha dado pábulo al principio: “Usted no sabe, yo sí”. Una mecha que es capaz de engancharse a cualquier bomba, y la bomba, a cualquier objetivo.

Da lo mismo que sea un bulevar, que una bandera, que el Sistema Métrico Decimal. Todo lo han hecho los otros, los que no saben; y todo lo han hecho mal. Yo, que sí sé hacerlo, no.

O también en formulación abreviada, los malos son los otros, yo nunca.

No es un principio democrático, aunque lo parezca. Es un principio egoísta, hedonista, buenista y cómodo, porque sitúa a quien lo practica en un limbo tan alejado de la realidad que le permite no sentirse responsable de nada de lo que ocurre, no sentir la obligación de arrimar el hombro, creerse en posesión de la verdad y tener derecho a la destrucción.

En 1975 y posteriores a alguien se le olvidó decir que democracia, al contrario que dictadura, es compromiso, colaboración, solidaridad y corresponsabilidad para que ésta se acreciente, asiente, mejore y se sostenga.

Digamos ahora que las aportaciones de las fuerzas vivas para crear este espécimen de ciudadano asilvestrado han sido muchas y continuadas, con sus abusos y con su desprecio a no ser controlados, ni por la sociedad civil, ni siquiera por ninguno de los tres poderes hacia los otros dos.

Que el resultado era flojo no se percibió en las épocas de las vacas gordas, pero ahora que la cabaña vacuna ha adelgazado hasta extremos peligrosos, que es cuando es necesario demostrar la fortaleza y la cohesión social lograda, el barco hace aguas hasta por la cola del vigía, que no es su órgano mingitorio, sino el lugar más alto de la embarcación.

Callejón inmundo

Martes, 14 de Enero, 2014

La placa que fue

A partir de ahora el honor se puede medir por portales. Se trata de un nuevo baremo moral que viene del País Vasco, donde la confusión alcanza para no distinguir entre víctimas y delincuentes.

Al exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza, le reprocharon el pasado sábado que durante su mandato en su ciudad hubo una calle dedicada a un etarra y el hombre comenzó a echar balones fuera negando a ese espacio urbano la categoría de calle. No era tal, sino callejón.

Bien. Ya sabemos algo. A un asesino le queda ancha la categoría de calle, pero si se estrecha a callejón, callejuela o pasadizo, sus méritos son más que suficientes.

Para reafirmar la ínfima categoría urbana del lugar bautizado con el nombre del etarra, el señor Elorza añadió un dato que todavía no había sido bien ponderado. No solo es callejón, y no calle, sino que además ¡no tiene portales! Un detalle de suma importancia, pues nadie podrá escribir en un sobre esa dirección, pues nadie vive en ella.

Quizás tampoco tenga iluminación, quizás sea un paso sin salida y meen allí todos los gatos de la zona. Si sus paredes están desconchadas y el firme plagado de socavones, acabaremos admitiendo que al etarra no se le hizo un homenaje, sino un feo.

Siendo así el nuevo baremo, no van a faltar rincones en nuestras ciudades dignos de dedicarse a los enemigos públicos, a los amigos de lo ajeno, a los corruptos y a los estafadores. Calles sin portales ni farolas, estercoleros y escombreras que a partir de ahora aporten a la toponimia urbana el nombre de sus más eximios detractores.

Basurero Fulanito de Tal. Hizo todo lo que pudo contra el prójimo. Y si no hizo más fue porque no le dio tiempo. La Ciudad agradecida.

Y decían que estaba todo inventado.

Carta a Zulueta

Lunes, 13 de Enero, 2014

¿Fue aquí?

Indistinguible letrada Arantza Zulueta:

He leído que estaría dispuesta a matar si ETA se lo pide y me apresuro a escribirle para preguntarle en qué facultad estudió Derecho. Tengo varias asignaturas pendientes para acabar la carrera y tras conocer su caso estoy convencido de que en esa universidad donde me indique me resultará sumamente fácil superar los exámenes, sobre todo Penal, Civil y Procesal.

También la he visto muy sonriente cuando era introducida en el coche de la Policía, por lo que imagino que pronto la veremos en libertad gracias a sus habilidades leguleyas. Es magnífico ser una asesina con todo Derecho aprobado. Ahora caigo. ¡Por eso Josef Mengele hizo Medicina!

Su afición por los gatillos no es nueva y así se recuerda, entre otros hitos de su carrera en el foro, las amenazas dirigidas a los familiares del asesinado Luis Portero, a quienes sugiere “darles matarile” por haber tenido la osadía de llorar a su padre y solicitar justicia contra su ejecutor, al que usted, por supuesto, defendía.

Su ilusión declarada de echar a los españoles de España _ aunque usted la llame de otra manera _, tampoco se queda corta en desafueros, lo cual refuerza la idea inicial de que ese centro al que acude tiene que ser un auténtico coladero.

Imagino que estará encantada del apodo con el que se la conoce. Para una persona así tiene que ser un timbre de gloria que los bromistas le truequen su apellido por el de Zuloeta, y lo que lamentará es no llevarlo de pila. Seguro que usted consigue cambiárselo.

Una última recomendación. Si ETA finalmente le pide poner sobre la mesa más muertes y les obedece, búsquese un buen abogado barra abogada, porque lo que tiene en casa ni se le parece.

Gota a gota

Domingo, 12 de Enero, 2014

Los Ferrer, no dejar de hacer

El lema es Gota a gota (Tantaz tanta) y el objetivo, destruir España. Ellos, como los catalanes y el resto de nacionalistas que basan su acción política en el separatismo, no hablan de destruir, sino de construcción de un nuevo marco, nuevas fronteras y nuevas poltronas, que son el meollo de la cuestión. Pero el paso previo ha de ser destruir España.

Algunas de estas entelequias actuales existieron antes y otras no. Da lo mismo, porque si nos ponemos a buscar el antes del antes, nos topamos con Pangea, que era un único continente, una única tierra y un único Big Bang.

Después se ejerció la fuerza y como las hay de dos clases, centrípetas y centrífugas, el resultado político fue dispar. En América del Norte prevaleció la centrípeta y en la del Sur, la centrífuga. El mérito de España, después de pertenecer toda ella al imperio romano, después de reinos y de taifas, fue unirse en busca de la fuerza y ejercer de imperio. Cuando éste pasó, el mérito se redujo a permanecer unidos.

Hoy los políticos han conseguido que masas de ciudadanos salgan a las calles pidiendo ser más pequeños a cambio de una pretendida independencia que en su sentido estricto solo está más cerca de la realidad en Cuba y en Corea del Norte. Y a qué precio.

El disolvente para conseguirlo se llama derecho a decidir, que ni nos reconocen a todos, ni reconocerían al día siguiente de ejercerlo. Si lo ganan, porque lo ganan, y si lo pierden, porque no olvidarán su meta de la noche a la mañana.

Así, Gota a Gota, mantienen la coartada de la impotencia creadora y el chantaje a una instancia supuestamente ajena a ellos.

Todo lo contrario del lema que mantuvo en vida ese personaje de moda, Vicente Ferrer: “Nada de perder el tiempo y manos a la obra”.