Archivo de Noviembre, 2013

Rendición

Domingo, 10 de Noviembre, 2013

Cautivo y desarmado

Se tumbó el juicio contra Morín el Abortador. Se anuló el indulto de Ríos el Kamikaze. Se frenó la tijera de Wert contra las Erasmus. Y se rectificó la doctrina Parot contra los liberticidas. Todo en el espacio otoñal de un puñado de hojas caídas. Gobierno contra Gobierno y jueces contra jueces. Nunca estuvieron tan flojos y desencuadernados los criterios.

No se trata de criticarlo, por supuesto. Si hay posibilidad de enmendalla, mucho mejor que sostenella; pero ocurre que de todas ellas, la última rectificación está causando tal cantidad de desgarros éticos y estéticos, está propiciando unas fotos tan desagradables y unos dolores tan íntimos e intensos que se reafirma y apuntala la misma impresión que se tenía cuando nos anunciaron que Estrasburgo iba a votar en esa dirección.

Es tanto el sufrimiento que causa, y tanta la desproporción entre las penas y los crimenes, que deja a la sociedad sin capacidad de respuesta ante la barbarie, sin medidas para hacer distingos entre el homicidio casual y la masacre; entre la imprudencia con resultado de muerte y la vesania criminal y dolosa. Hay algo en todo ese proceso que no se nos ha explicado bien, algo de la ciencia jurídica que escapa al entendimiento y se aleja a pasos agigantados de la noción de justicia que tiene el común de los mortales, cada vez más mortales ante la impunidad con la que se trata a los asesinos.

Para explicarlo entra en juego el factor político y ahí es cuando la afrenta se hace mucho más intensa, por el engaño mantenido durante años, por las cínicas palabras de consuelo pronunciadas en falso y por la monstruosidad que se pretende colar como majestuoso éxito de una gran capacidad negociadora, cuando se trata de la capitulación más ignominiosa que han conocido los siglos.

Liderazgo

Sábado, 9 de Noviembre, 2013

Victoria Prego, premio Puro Cora 2012

Los artículos de Victoria Prego parten siempre del sentido común, aunque a veces esa cordura tenga en contra otras circunstancias que los convierten en utópicos. De la misma forma, ese constante proceder garantiza el interés y la vigencia que despiertan sus opiniones desde que se incia en el periodismo, allá por el arranque del último cuarto de siglo del XX.

Ayer por ejemplo, antes de recibir el Puro Cora, había dejado escrito su criterio sobre la importancia capital que para el PSOE tiene resolver sus dudas de liderazgo, pues todo lo demás se supedita a este indispensable paso, póngase como se ponga quien le inoportune el trámite. Cae de cajón.

De hecho se habla más de liderazgo que de cualquier otro asunto, incluso aquéllos que parecen ser los menos interesados. Y lo hacen con esa fórmula demoledora que consiste en iniciar la frase con un elogio para acabar apuntillando al personaje: “Que conste que es un rapaz excelente, pero le huele la mirada”.

Felipe González hiló fino para descalificar al candidato Rubalcaba, ponderando primero su superior cabeza, para machacarle luego el punto fuerte que hoy se busca: sufre una crisis de liderazgo. Pues ya me dirás qué hacemos con él.

El propio Rubalcaba tomó el relevó para tiznar a otro de los nombres en liza con las mismas armas. ¿Chacón? Es inteligente. Bueno, dejémoslo en tenaz. Piropos así rompen noviazgos.

Se está hablando de liderazgo, aunque se procure disimularlo y destacar que lo importante son las líneas programáticas. De hecho, como sigan las puyas cruzadas entre unos y otros, pueden llegar tan heridos al momento decisivo que el menos tocado sea el propio Rubalcaba y todo se resuelva por donde él desea; es decir, que la vida siga igual.

Sara copia

Viernes, 8 de Noviembre, 2013

Don Erasmo, a vueltas con la estulticia

Con una buena Erasmus en su juventud Sara Carbonero no se vería obligada a copiar y pegar frases textuales de la Wikipedia para completar sus artículos. Al contrario, tendría más neuronas y escribiría sobre temas más elevados, como por ejemplo, indagaría por qué la obra de Erasmo de Rotterdam se ha traducido siempre como Elogio de la locura, cuando en realidad don Erasmo la tituló Elogio de la estulticia.

Sí, señores, Sara Carbonero corta, copia y pega de la Wiki para ahorrarse esfuerzos discursivos y para suplir con tinas de conocimiento envasado las lagunas que una educación deficiente forjó a base de matrículas inmerecidas, de sobresalientes raspados y de aprobados al borde de un ataque de calabazas.

Por fortuna para ella, Sara ha hecho carrera en el periodismo deportivo a pie de campo y en ese terreno la perífrasis más complicada con la que se encontrará evoluciona desde una matriz invariable que se enuncia así: “Bueno, la verdad es que…”

Por cierto, ¿saben por qué todos los futbolistas comienzan sus respuestas ante micrófono con esa muletilla? Muy sencillo. Todo se debe a que el periodista, en nuestro afán por demostrar que hemos hecho un Erasmus, ya decimos en la pregunta el contenido de la respuesta: “Habéis jugado bien, os habéis replegado bien, ¿cómo habéis jugado?” Respuesta: La verdad es que sí.

En este día que será conocido en la historia como El envainamiento de Wert, nada podría ser tan ilustrativo del fracaso en el que chapoteamos como descubrir que Sara copia. Pero que nadie se atreva a culparla, ni a afearle su manera de avanzar en líneas. Ella es una víctima más del sistema.

Fíjense en Leonardo da Vinci. Nunca pudo disfrutar de una Erasmus, ¿y en qué se quedó? En un pintamonas.

En la fracción de un segundo

Jueves, 7 de Noviembre, 2013

Costa en la nómina de Can Can

Fernando Costa, el que después dio vida a El Cosaco Verde y El Jabato, dibujó una sección en Can Can que se llamaba “En la fracción de un segundo… cambia la opinión del mundo”. Seguro que los cincuentañeros, y de ahí en adelante, se acuerdan de ella. Eran dos viñetas. En la primera se veía una escena de calma aparente y en la segunda sobrevenía la tragedia presentida.

Al conocer lo ocurrido con las becas Erasmus me acordé de Costa, del querido Jesús Cuadrado, que lo estudió a fondo, y de las viñetas que habría podido dibujar para la ocasión.

En la primera se ve a Wert diciendo: “Ya no habrá más Erasmus…” Y en la siguiente añade: “…el año que viene”. Entre una y otra no median más allá de ocho horas, aproximadamente las mismas que tardó el Gobierno Zapatero en convertir el fin del IVA cultural europeo en un simple deseo.

Estoy a la espera del comentario condenatorio que a buen seguro Anasagasti le dedicará desde su blog a Wert. Será el momento de desempolvar aquel otro que acaba de escribir para justificar tres rectificaciones seguidas del PNV. Lo titula “Rectificar es de sabios”, aunque no es probable que ahora aplique la misma vara de medir con el ministro.

Cómo será de grande el cinismo que se gastan en la actividad política partidaria que Anasagasti termina su comentario diciendo: Rectificar en política engrandece a quien lo hace, humaniza la política y pone las cosas en su sitio.

Ya lo sabe Wert. Acaba de engrandecerse y de humanizar la política, además de poner las Erasmus en su sitio. Anasagasti dixit.

¿Dimitir? Por Dios, hombre, por Dios. ¿No ve que acabo de realizar la magna obra anhelada por los alquimistas?

Carta a Beatriz Cortázar

Miércoles, 6 de Noviembre, 2013

Michael Small Cabin

Querida: Se te ha visto muy indignada al saber que nuevamente será el doctor Miguel Cabanela quien dirija la intervención de cadera a la que se someterá el Rey el próximo día 21. Según tu criterio médico, han tenido que ir a buscar por ahí fuera a un cirujano, “aunque sea del pueblo ése” para implantar la prótesis definitiva al jefe del Estado, “cuando en España hay muy buenos especialistas”.

Como yo también soy del pueblo ése que no te has dignado retener en tu memoria de pez, te escribo para recordarte que a lo mejor te refieres a Mondoñedo, una de las capitales del antiguo Reino de Galicia y de la provincia bretoña, sede episcopal, patria de Cunqueiro y referencia obligada de mil maravillas que quizás no alcances a conocer en la vida, si eres incapaz de mencionar ni siquiera su nombre.

A lo mejor lo que no te salía era Lugo, que es hoy la provincia donde se encuentra. O Galicia, que es una cosa al norte con muchas rías. Sí mujer, tuviste que haberla visto alguna vez. Mirando el mapa, arriba a la izquierda.

Bien sabemos los que por estas tierras nos dan nacencia que no son Madrid, donde has nacido tú, donde amplias avenidas la circundan y donde os pasáis la vida dentro de un coche tan ricamente; pero fíjate bien, lo voy a decir despacio: Ca ba ne la. ¿Te suena a extraterrestre? Pues no, es gallego.

No sabes la de oficios que han llegado a ser los nacidos en el pueblo ése y sus alrededores. Tenemos hasta registradores de la Propiedad, físicos teóricos, protésicos dentales y unas líneas negras que unen nuestras ciudades, a las que llamamos carreteras.

Lo siento, querida, pero perdiste la oportunidad de alegrarte de que en EE.UU. nos llamen a los de aquí para ir a operar a los de allí. Escribe, que ya sabes dónde estoy.

Nuevo caso correcto

Martes, 5 de Noviembre, 2013

Lo correcto llevado al ridículo

Las prevenciones lingüísticas por ceñirse a lo políticamente correcto, ayudadas por una lectura demasiado apresurada por mi parte, se aliaron el pasado sábado para convencerme de que en Gerona había pasado algo distinto de lo que realmente pasó.

Leí que cuando en el cementerio de Figueras se celebraba un homenaje a las víctimas de la guerra con motivo del Día de Difuntos, dos familias rivales se habían enzarzado en un tiroteo, con resultado de muerte para uno de los intervinientes.

Quizás le pasó a más gente, pues comprenderán que la mención a la guerra civil y al tiroteo entre familias rivales, te lleva a pensar de inmediato en venganzas arrastradas desde el 36, o como poco, en disputas políticas irreconciliables.

A la noticia leída en aquel momento le faltaban dos precisiones. Una, que el ataque se había producido en otra zona del cementerio, sin relación alguna con el acto que se celebraba, y dos, que las familias eran gitanas, una palabra que nos ha dado por hacerla impronunciable, cuando es de uso normal entre quienes lo son y así se consideran. Palabra de gitano es el título de una serie de televisión que refleja su forma de ser y nadie se ha escandalizado por ello.

Como quiera que el Puerto Hurraco de Figueras ha dado pie a nuevos episodios de violencia, las siguientes informaciones ya no guardaron la preocupación de ocultar el origen étnico de los implicados en la pelea, lo cual deja en muy mal lugar las convicciones de quienes defienden el lenguaje eufemístico o correcto.

Creo que alguna vez comentamos aquí que el término subsahariano solo tenía auténtico sentido si los europeos comenzamos a llamarnos norsaharianos. Por mi parte no encuentro ningún inconveniente, salvo que son más letras.

Carta a Rosario Porto

Lunes, 4 de Noviembre, 2013

Remitente y destinataria

Querida Rosario: Le contesto a la carta que me ha hecho llegar a través de un medio de comunicación. Comparto con usted la perplejidad sobre la muerte de su hija y no arriesgo nada en decirle que también lo hace así la sociedad española por entero, sacudida desde entonces por hechos que no se explica.

Reclama su privacidad y rechaza el circo mediático en el que dice haberse convertido su caso, sin embargo participa directamente en él con el envío de esa carta “a un programa muy serio, pero completamente desconocido”, dos ideas un tanto antagónicas.

También afirma que las circunstancias de la muerte de su hija no interesan a nadie, lo cual es falso, no solo porque a la vista está, sino porque sería muy extraña y novedosa la ciencia jurídica que impusiese el desinterés social sobre la criminalidad que amenace a uno solo de sus miembros.

Despreocúpese de la presunción de inocencia que tanto le atormenta, y ocúpese de su defensa; porque si eso ocurre, si alguna persona piensa que usted es culpable de algo, no será porque le domine la mala intención, sino porque desde el primer momento da la impresión de que tanto usted como su marido colaboraban muy poco en el esclarecimiento de los hechos, máxima prioridad de unos padres cuando han perdido a una hija en circunstancias violentas, si damos por hecho que la primera reacción _ llorar amargamente su pérdida _, ya ha sido cumplimentada en la intimidad.

Por otra parte, su carta es un compendio de reproches, a la investigación, a la instrucción, a la prensa y a la opinión pública, que no lograrán disipar el convencimiento de que usted conoce lo ocurrido y no ayuda a disipar el misterio. Sabemos que es su defensa mientras siga siendo una sospechosa. Atentamente.

El Valle

Domingo, 3 de Noviembre, 2013

José Antonio, cerca del Valle

No solo son los EE.UU. quienes espían en piloto automático. Aquí también estamos cada día más avanzados y somos capaces de hacer nuestros pinitos en automatismos memorables.

Sin duda recuerdan que la semana pasada se informó sobre una propuesta del PSOE para exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos y dárselos a la familia.

Bueno, pues la propuesta no era exactamente del PSOE, donde fue recibida con división de opiniones, sino de Odón Elorza, que la presenta como Proposición No de Ley, lo que evita la supervisión del grupo parlamentario y exige solo una de carácter técnico. Y ahí radica el modernismo. Como hay tantas PNLs, el filtro se automatiza y pasan todas. Al menos ésa ha sido la explicación.

Al enterarse de la preocupación de Elorza, otro diputado socialista exclama: “¡Que vaya él a excavar!”, o frase similar que es corroborada por nuevos parlamentarios a los que la iniciativa les huele a cuerno quemado.

El exalcalde también propone reubicar los restos de José Antonio para que ocupen un lugar por igual al resto de los 35.000 españoles caídos durante la guerra que allí reposan, lo cual nos ilustra sobre las múltiples vueltas que el Valle da y seguirá dando, pues quizás no recuerde Elorza que el traslado allí de los restos de José Antonio fue uno de los momentos de mayor tensión política contra Franco, tal como expresa este panfleto de Falange: “Si José Antonio va al Valle de los Caídos, tiene que ser porque el Valle de los Caídos acoja a los muertos de España, sean del lado que sean y sin discriminaciones de ningún género. La Cruz no puede amparar al fariseismo de los muertos buenos y de los muertos malos. Y mucho menos la perpetuación de la guerra civil”.

En piloto automático

Sábado, 2 de Noviembre, 2013

Espía automático

Me sentaría fatal no haber sido espiado jamás, aunque tengo mis sospechas de que sí. ¿Qué se creerán ellos?, como se pregunta Roca en interrogativo mayestático y acusativo plural. Estados Unidos es una democracia y como tal debe espiarnos a todos por un igual.

Vale, de acuerdo. No somos papas, ni presidentes, pero ahí radica la igualdad; en la certeza de saber que seas quien seas, serás espiado como si los rollos de tu papel higiénico fuesen los papeles de WikiLeaks y Julian Assange viniese a tomar el te contigo todos los días a las cinco. Igualdad a punta pala. Como en la LOGSE.

¿Qué se habrán creído? Solo espían a los señoritos, cuando todos nos merecemos un respeto y disfrutar en la vida de al menos cinco minutos de gloria siendo espiados, bien en en directo, bien en piloto automático, que es la ocurrencia que le han soplado a Kerry para que justifique el espionaje: “Es que se nos quedó encendido el piloto automático. No volverá a pasar. Palabrita de Obama”.

No, no. Que pase y que se nos incluya a los que hasta ahora hemos sido marginados, despreciados y minusvalorados, como si no pintásemos nada en este mundo. Todos tenemos mucho que piar. No tanto como los Basterra, pero bastante. Y se van a quedar sin enterarse como no espabilen.

Algunos días, cuando levanto el auricular del teléfono fijo, oigo ruidos extraños, carraspeos, timbres, rebobinado de cintas, accionados de Play, de Fast Forward e incluso de Backward. Qué maravilla, pienso. Ya están ahí. Y entonces, sea quien sea el interlocutor, le confieso mis planes para invadir Londres y hacerme con todas las joyas de la corona, a ver si les llamo la atención. Pero nada. Tienen que estar espiando en piloto automático, porque no se coscan de la misa la media.

¿Qué se habrán creído?

Truco y muerte

Viernes, 1 de Noviembre, 2013

Roca pariendo la Constitución

Halloween ha perdido por completo el interés, si es que alguna vez tuvo alguno más allá de lo que los romanos llamaron Mundus patet, abriendo la comunicación con los muertos tres días al año. Uno de ellos ahora; otro, el 24 de agosto ¡san Bartolomé de Ucero! y el día de san Froilán, haciéndolo coincidir con el inicio de las fiestas de las Augustalia, como no podía ser de otra forma, al menos en Lugo y Zaragoza.

Pero la intención no es perderse en laberintos de calendario, sino constatar que realmente el Halloween tiene pocas posibilidades de asustar a nadie después de que nos sometan durante todo el año a un desfile de asesinos de carne y hueso, mucho más peligrosos que cualquier calabaza, algunos de los cuales pretenden incluso que se les indemnice porque la sociedad se portó muy mal con ellos. Ellos, al fin y al cabo, solo son unos profesionales de la muerte.

Eso sí que es un horror, sin necesidad de encontrarte de bruces con ningún espantajo con cara de bebedor convulso de gintonics. ¿Susto o muerte? Lo que usted diga, ¿o es que se ha respetado alguna vez la voluntad del ciudadano? Miguel Roca quiere consultarle a los catalanes si están de acuerdo con lo que ya le consultaron a los catalanes cuando él mismo escribió un librito del que se ha olvidado. ¿Qué pasa? ¿Que hasta que se responde que sí se sigue preguntando in aeternum?

Hay muertos vivientes que salen de sus escondrijos todos los días de año y botellones que mudan cerebros por pulpa de calabaza. Las noches de todos los jueves resuenan por las calles los aullidos de pandillas que deambulan tropezando de izquierda a derecha para mantener la verticalidad. ¿Qué me va usted a contar de fantasmas y zombis que no sepa al dedillo? Si la fiesta fuese de vivos y listos, ahí sí que sería causa de asombro.